C

SANGRE


Este LISTADO pertenece al Grupo de Ciencias ARTÍSTICAS


 
La SANGRE es un líquido sin el que no podemos vivir las personas. También la necesitan los animales; las plantas tienen una cosa parecida que se llama "la SAVIA".

Gracias a la sangre podemos respirar y defendernos de las infecciones y si nos cortamos con algo no nos desangramos por la herida.

En la sangre hay una parte que los médicos han llamado "el PLASMA" y es como agua de color amarillo. En el plasma flotan unas cositas muy pequeñas, que no se pueden ver a simple vista: "las CÉLULAS".

Las células de la sangre son de varias clases. A unas se las llama "GLÓBULOS ROJOS" porque se parecen a globos de ese color y como son muchos le dan el color rojo a la sangre;

a otras las han llamado "PLAQUETAS" y son las más pequeñas. Las que menos abundan son unas de color blanco, los
"GLÓBULOS BLANCOS".

El plasma también lleva los alimentos que hemos comido y el agua que bebemos cuando tenemos sed y las medicinas que nos dan cuando estamos enfermos y otras muchas cosas más.
La sangre llega a todas partes a través de unas tuberías muy especiales, las arterias y las venas.
Todas las células se producen continuamente, de día y de noche sin parar, dentro de los huesos, en lo que los científicos llaman la " MÉDULA ÓSEA". Para que te hagas una idea del trabajo que tiene la médula, en un niño o niña de 10 a 12 años, cada día debe fabricar 90.000 MILLONES DE GLÓBULOS ROJOS y casi tantas plaquetas!!!
Glóbulos blancos:

Se producen unos pocos menos: SÓLO 3.500 MILLONES CADA DÍA!!!


Desde la médula, las células pasan a la sangre, donde ya están los alimentos (después de que se ha hecho la digestión) y otras muchas cosas que se han fabricado en el hígado; juntas van a todos los sitios del cuerpo.

La sangre va por las arterias y las venas a todos los lugares donde se necesita, incluso hasta los sitios más pequeños y lejanos. Es como el agua para beber que va por las tuberías que son primero muy gordas y se van haciendo cada vez más pequeñas para que al final puedan salir por los grifos de nuestras casas.
Los GLÓBULOS ROJOS o hematíes ya dijimos que se parecen a globitos de color rojo pero muy pequeños (si los pusiéramos en fila india cabrían unos 150.000 en un metro) y que son los que dan color a la sangre, por ser los que más abundan: tenemos más de 4 BILLONES EN CADA LITRO DE SANGRE (1 BILLÓN ES 1 MILLÓN DE MILLONES)!!!
Cuando pasan por los pulmones se encargan de recoger el oxígeno del aire que respiramos y desde allí lo llevan a todos los lugares del cuerpo, desde la cabeza a los pies, pues aunque parezca mentira hasta el dedo gordo del pie necesita respirar (a su manera).
Los GLÓBULOS BLANCOS:

están para intentar impedir que nos pongamos malos cuando nos atacan los microbios y así defendernos de los catarros y cosas así (las infecciones); son como los ejércitos encargados de protegernos. A unos microbios los pueden destruir "comiéndoselos", mientras que intentan matar a otros, como los virus, produciendo unas substancias a las que se les ha dado un nombre muy complicado:
"INMUNOGLOBULINAS"

Cuando nos hacemos una herida, las PLAQUETAS se ponen muy juntas unas con otras, ayudando a que la sangre se coagule y así evitan que se nos escape toda la sangre por la herida.
Como unas células son más gordas y pesan más que otras, podemos separarlas entre sí cuando están en la bolsa con la ayuda de unos aparatos que hacen que las más pesadas se vayan al fondo y que el plasma se quede por encima. Las células más pesadas son los glóbulos rojos y las menos las plaquetas. Después de que las hemos separado, guardamos cada clase de células y el plasma en bolsas de plástico diferentes.
Los glóbulos rojos se conservan en grandes neveras a 4 grados y así pueden estar hasta 35 días, pues después se hacen un poco viejos y ya no se pueden usar.

Las plaquetas son muy frioleras y por eso para que se conserven bien hay que guardarlas entre 20-24 grados, pero incluso a esa temperatura se hacen viejas rápidamente y sólo las podemos usar 5 días como máximo.
Las substancias que contiene el plasma se conservan mejor con mucho frío, por eso estas bolsas las guardamos en congeladores, como los de casa pero mucho más grandes y fríos. Se suele guardar el plasma por lo menos a 30 grados bajo cero y así conserva sus propiedades hasta 1 año.
Hay personas que necesitan recibir sangre porque están muy enfermas o porque tienen que operarse o porque la han perdido en accidentes de coche o se han cortado con algo. Como la sangre no puede fabricarse, para que se encuentren mejor y puedan curarse, unas personas sanas y generosas les dan un poco de la suya: son los Donantes de Sangre y Plasma.
Cuando se dona, las células y el plasma salen desde la vena del brazo por una aguja (el pinchazo casi no duele) y van a parar a una bolsa de plástico donde se mezclan con unos líquidos para que la sangre no se estropee. Cada vez, se da algo menos de medio litro de sangre (un poco más si se dona plasma); como los hombres tienen casi 5 litros de sangre y las mujeres cerca de 4, el dar medio litro no es malo para nuestro organismo que la vuelve a fabricar rápidamente (un poco de trabajo extra para la médula ósea).
Las células y el plasma se guardan en unos bancos muy especiales son "los BANCOS de Sangre". En nuestra región el BANCO DE SANGRE DE CANTABRIA se encarga de sacar la sangre a los Donantes, analizarla y guardarla hasta que se la piden de los Hospitales o Clínicas, que son quienes se la van a poner a las personas enfermas: es lo que se llama
Quizás tu papá, tu mamá o alguno de tus hermanos la hayan donado alguna vez y saben ya estas cosas; sino, tú puedes enseñarles lo que es la sangre y lo importante que es donar. Cuando pasen unos años y seas mayor quizás tú también te hagas donante: harás feliz a muchas personas.

"¿Cuál es tu tipo de sangre?" Si hay algo que todo mundo sabe y se preocupa por ello, es conocer su propio tipo de sangre y el de los demás. Esta especie de preocupación sobre el tipo de sangre está ampliamente difundida en Japón, donde es un factor muy importante para obtener un empleo, recibir educación, establecer grupos de amistades y encontrar pareja. Es común que las figuras públicas como artistas y políticos anuncien como parte de su curriculum su tipo de sangre, incluso personajes ficticios de anime o manga se les asigna un tipo de sangre de acuerdo a la personalidad que debieran tener. Esta cultura popular fomentada por los medios de comunicacion, ha sido adoptada como un estilo de vida que nadie cuestiona siquiera. Por supuesto la ciencia mundial no reconoce la relación entre el tipo de sangre y la personalidad de una persona, cosa que avergüenza a muchos cientificos y médicos nipones ya que es un hecho más esotérico que real.
Orígen de la "cultura" de la sangre.

En 1909 el científico austríaco Karl Landsteiner clasificó la sangre en los cuatro grupos que conocemos, A, B, AB y O. A partir de entonces se realizaron estudios en todo el mundo para determinar los grupos sanguíneos de las diferentes poblaciones, lo que condujo a una falsa teoría de que la mayoría de la población asiática tenía el tipo de sangre B. Algunos articulos de corte racista, aludían que las razas asiáticas pertenecían a un nivel inferior en la escala evolutiva, ya que la sangre tipo B no es muy común en la población caucásica pero sí es común en animales. Con esto, surgieron una serie de prejuicios racistas contra la población asiática, a lo cual Japón no estuvo de acuerdo y surge entonces esta obsesión por los tipos de sangre.
Por supuesto, en pleno auge de supremacías de sangre y razas que representó la segunda guerra mundial, Japón trató de desmentir a toda costa esta serie de prejuicios, llegando incluso a realizar artificios extraños a fin de vincular a toda costa la raza japonesa con la raza Aria. En 1916, el médico Hara Kimata publicó un artículo donde proponía un posible vínculo entre el temperamento y el tipo de sangre, por lo que durante las décadas de 1930-1940s se dió un gran fomento a esta idea principalmente con los escritos publicados en 1927 por Takeji Furukawa llamados "El estudio del temperamento mediante el tipo de sangre". En 1925, las fuerzas militares clasificaron los tipos de sangre de sus soldados, a fin de identificar sus fortalezas y debilidades mediante su tipo de sangre, estudio mediante el cual no llegaron a ninguna conclusión.
El interés popular por este tema resurgió en 1971, cuando Nomi Masahiko escribió el libro "Lo que los tipos de sangre revelan sobre la compatibilidad". Este libro, que se ha convetido en la "Biblia" de los creyentes de esta cultura de la sangre, ha tenido un fuerte impacto en las relaciones interpersonales, laborales y familiares de la sociedad nipona, a tal punto de que en los ultimos tiempos, aún con el avance de la ciencia y de la tecnología, todavía se sigan este tipo de preceptos claramente incompatibles con el desarrollo de la ciencia moderna.


Tipo "A" Tipo "B" Tipo "AB" Tipo O


Tipos de sangre expuestos a un reactivo.
Cuando los glóbulos rojos se aglutinan (se juntan como manchas)
eso indica entonces el tipo de sangre.
Arriba, el reactivo A, abajo el B.

Qué ha hecho la ciencia japonesa moderna para clarificar este hecho.

El primer estudio serio fué realizado por Takuma y Matsui en 1985, para examinar las relaciones entre la personalidad y los tipos de sangre, empleando el método Edwards. Hasegawa usó el método Yatabe-Guilford para hacer lo mismo.Naturalmente, ninguno encontró evidencia significativa. De esta forma, empleando estudios estadísticos rigurosos, determinaron que de entre personas de un mismo tipo de sangre había un 48% con diferencias radicales entre sí en su personalidad. Así pues a los individuos estudiados, al preguntárseles si su carácter correspondía a su tipo de sangre, el 96% respondió que sí. Esto indica que hay una fuerte predisposición de las personas a asumir ciertas caracteristicas según su tipo de sangre, de la misma forma que lo hace el horóscopo o la lectura de la mano. Determina funciones de socialización y es una especie de herramienta para predecir el destino y el comportamiento de sí mismo y de los demás, además de proveer alivio y capacidad de decisión cuando se trata de resolver temas complejos en las relaciones interpersonales, dado que provee elementos de juicio cuando éstos carecen o escasean.

Caracteristicas de los tipos de sangre.

O:Es el atlético. Carácter tranquilo, paciente, en control de sus emociones, de gran fortaleza, saludables, buenos en los deportes, autoritarios, celosos, obsesivos.

A:Es el artístico. Meticuloso, reservado, de carácter agradable, lleno de preocupaciones, indeciso, cauto, incombativo,auto sacrificable, pesimista, discreto, inflexible, fastidioso.

B: Es el creativo. Optimista, independiente, de buen corazon, sensible, creativo, cuidadoso, impredecible, ostentoso e indiscreto.

AB:Es el adaptable. Racionales, diplomaticos, organizados, honestos, calculadores.Tipo B al exterior, tipo A a su interior. Muy conservadores, se ofenden con facilidad.

Compatibilidad -sentimental- entre tipos de sangre:

A es más compatible con A y AB
B es más compatible con B y AB
AB es más compatible con AB, B, A, O.
O es más compatible con O y AB





El tipo de sangre y las caracteristicas de la personalidad asociada, son ampliamente difundidos por los medios de comunicación.
Implicaciones sociales.

"Sólo aquellos cuyo tipo de sangre sea AB, serán quienes organicen el proyecto de ventas", fué la orden de una de las industrias de articulos electrónicos de Japón. Los candidatos para ocupar un puesto determinado en otra empresa tienen que pertenecer al tipo de sangre B. Varios colegios "kinder-garden" emplean métodos distintos para educar niños de acuerdo a su tipo de sangre. Estas y otras múltiples expresiones cotidianas sobre los prejuicios respecto al tipo de sangre, son ya de un uso a veces indiscriminado, que si bien puede parecer benigno en realidad ha tenido fuertes implicaciones en las relaciones interpersonales y laborales de la sociedad, lo que se traduce en una cierta expresión de racismo o discriminación al ponerse etiquetas que generan un prejuicio sobre las habilidades o caracteristicas de los individuos. Un ejemplo de ello es el hecho de que cierto porcentaje de la población tiene una impresión negativa de las personas del tipo AB. Eso repercute en los adolescentes por ejemplo al elegir a sus amistades, lo que ejerce un impacto negativo en las relaciones interpersonales en esta etapa de la vida, generando ciertos transtornos psicológicos en el desarrollo al sentir un cierto tipo de discriminación.
Afortunadamente no toda la población acepta esta teoría, o bien algunos no la toman muy en serio. Pero el fomento de esta práctica de parte de los medios de comunicación ha sido un factor decisivo para que en los ultimos tiempos esta tendencia se agudice a tal punto de ser prácticamente incuestionada.

Conclusión.

La ciencia médica de Japón descarta categóricamente esta idea. La personalidad de un individuo está formada por una mezcla de factores genéticos y ambientales, y mientras que el tipo de sangre está determinado genéticamente, cualquier influencia -si existe- sobre la personalidad debe ser muy pequeña.Una persona de tipo A podría compartir el mismo carácter que otra A, pero no necesariamente porque compartan el mismo tipo de sangre, lo mismo hacia otros tipos. Masao Ohmura, profesor de psicología de Nihon University, sugiere que debido a que los japoneses son genéticamente una raza homogénea, es decir sin una gran diversidad genética, el agrupar por el tipo de sangre fué una manera de generar cierta diversidad. Asimismo, asegura que esta idea persiste debido a cuestiones culturales arraigadas como por ejemplo la clasificación milenaria del sistema feudal antiguo:

* Tipo O : discretos y fuertes.- clasificación que concuerda con la denominación feudal de "guerreros".
* Tipo A: sumisos y de caracter ligero - clasificación feudal del "granjeros o campesinos".
* Tipo AB: Inteligentes y sensitivos - clasificacion feudal de "artesanos".
* Tipo B : optimistas y negociadores - clasificación feudal de "vendedores".
"Si eliges un grupo heterogéneo y le pones la etiqueta de grupo O o B, entonces todo el grupo parece realmente como gente del grupo O o B, compartiendo los individuos entre sí grandes similitudes. El hecho es entonces imprimir esa idea en la mente de los individuos y de esa forma ellos creerán en la conexión entre los tipos de sangre y su personalidad".



Proporción de los tipos de sangre en Japón.
Esta proporcion es igual en todo el mundo Los libros y autores sobre este tema abundan,
y las ventas de éstos son de las más altas
en el mercado.


Cuando un individuo lee o conoce sobre las características según su tipo de sangre, acepta ese estereotipo y lo asigna a sí mismo y a los demás. Si reciben un dato el cual es contrario a lo que creen, tratan de reinterpretarlo de tal manera que se ajuste al estereotipo que ya habian aceptado previamente o bien tienden a olvidarlo. (Snyder y Uranovwitz, 1978). Si un sujeto lee las caracteristicas de su tipo de sangre, sólo observará esas características de ese tipo de sangre en las personas que tengan ese tipo de sangre, mas no en las demás.(Sakamoto, 1989). Un estudio reciente indica que las personas que creen en ello, después de algun tiempo se "convierten" socialmente en lo que les fija el estereotipo.(Sakamoto y Yamazaki, 1991)

Así pues, la frase de "Pienso, luego Existo" se aplica a este fenómeno social, donde es importante recalcar que no es sino sólo un mito que debe ser terminado a fin de carecer de fundamento real y porque genera en quienes lo conocen un cierto sentido de predisposición que puede limitar o desviar las aspiraciones de los individuos, así como limitar sus potencialidades.

Factor Rh o Rhesus
Otra característica de la sangre es el factor Rhesus o factor Rh. Aproximadamente el 85% de la población expresa el factor Rh en la superficie de sus glóbulos rojos mientras que el 15% restante no; esta tenencia o no tenencia se indica como + o -, respectivamente.

El hecho de transfundir sangre con factor Rh+ a una persona Rh- provoca en el suero de esta última la formación de anticuerpos que en sucesivas transfusiones pueden destruir los glóbulos rojos del donante Rh +, invalidando así la transfusión y provocando efectos adversos.

El factor Rh es, a menudo, combinado con el tipo ABO siendo la combinación O+ la más común aunque en determinadas zonas prevalece el tipo A y en otras el tipo B puede llegar al 80% de la población.

El factor Rh recibe su nombre del macaco rhesus (Macaca mulatta), animal donde fue identificado este factor por primera vez.

Otros grupos sanguíneos
Existen otros grupos sanguíneos para describir la presencia o ausencia de diversos antígenos. El grupo sanguíneo Diego positivo se encuentra sólo entre los habitantes del Este Asiático y los indios americanos. El sistema MNS da grupos sanguíneos del tipo M, N y MN, siendo usado en pruebas de maternidad o paternidad. El tipo Duffy negativo confiere inmunidad parcial contra la malaria. El sistema Luterano describe un conjunto de 21 antígenos. Otros grupos incluyen Colton, Hh o Bombay, Kell, Kidd, Lewis, Landsteiner-Wiener, P, Yt o Cartwright, XG, Scianna, Dombrock, Chido/Rodgers, Kx, Gerbich, Cromer, Knops, Indian, Ok, Raph, y JMH.



 


 

Gracias por su visita. Hasta la próxima

DICCIONARIOS_DIGITALES@telefonica.net
Apartado de Correos 1129 - 28080 - Madrid (España)

http://www.diccionariosdigitales.com/
http://www.fundaciondoctordepando.com/