Ciencias del Lenguaje-33

CIENCIAS ETIMOLOGICAS

Este LISTADO pertenece al Grupo de Ciencias del Lenguaje

Motores de
BuSQUEDA



Búsqueda Avanzada


www.fundaciondoctordepando.com
Busqueda en la RED: WWW
www.diccionariosdigitales.com
www.google.com
www.diccionariosdigitales.net
TRADUCTOR - http://world.altavista.com/tr

MÉTODOS ETIMOLÓGICOS
etimología experimental
etimología popular
etimología icónica
etimología genética
etimología transformacional
etimología culta
etimología doble
etimología múltiple
etimología histórica
etimología pleremática
raíces
radicales
afijos


GALEATO

lengua
Hemos de considerar que la LENGUA es el logro más insigne de la Humanidad. En el principio de los tiempos, en un pasado remoto, los antepasados de nuestros antepasados existía el núcleo de un solo pueblo que hablaba una misma lengua pues compartía una misma concepción del mundo.

Dentro de las afinidades étnicas el Génesis [siglo IX aC.] nos dice que las islas se poblaron de gentes (...) todo el mundo era de un mismo lenguaje e idénticas palabras: ...el pueblo es uno solo y el lenguaje de todos, uno mismo...
Esto ocurría en tierras del Asia Menor y cuando la dispersión, la confusión alcanzó primero al espíritu pues el cambio de la forma externa del lenguaje pudo efectuarse poco a poco, puesto que la posibilidad de cambios y ramificaciones radicaba en la naturaleza misma del lenguaje.

El estudio comparado de las lenguas se ve obligado a admitir la pasibilidad de UNA LENGUA PRIMITIVA ÚNICA. Esto es consecuencia necesario de la unidad de la especie humana y se explica por la regularidad que se advierte en la formación de todas las lenguas, pues la formación del lenguaje y de las RAÍCES están íntimamente unidas con los conceptos.
Max Müller, en su obra Semitisch und Indogermanich [Kovenhavn, 1907], nos alerta:

— La lingüística ha demostrado con pruebas irrefutables que el pensamiento humano y el lenguaje proceden de lo abstracto a lo concreto, y no de lo concreto a lo abstracto; las RAÍCES o elementos de que se forma una lengua, son siempre abstractos, nunca concretos.

Hace ya tiempo quedó demostrado el parentesco de las lenguas indias y europeas: engloban la mayor parte de Europa, ciertas regiones del sudoeste asiático; se ha llegado a probar la íntima conexión de las familias semíticas e indogérmánicas.
Raíces semíticas, que se tenían por bisilábicas, proceden de raíces monosilábicas; con lo cual cae por tierra la diferencia fundamental de ambas phyla o troncos lingüísticos generales; el término phyla, cuyo singular es phylum, es un préstamo del campo de la biología. Cae por tierra la diferencia fundamental entre indoeuropeas e indogermánicas pues resultan numerosos los puntos de comparación: está ya comprobada la unidad de origen de las lenguas.

Panini fue un famoso gramático y filólogo indostánico, nacido en Chalatura, que vivió durante el siglo IV aC., y fue el autor de la primera obra gramatical conocida sobre la lengua aria; hizo una completa descripción teórica del sánscrito y la presentó en términos estructurales, sorprendentemente modernos (fonemas, morfemas, alófonos, alomorfos, reglas de transformación), lo que hace que a Panini se le considere precursor del estructuralismo contemporáneo que se convertirá con, los años, en lingüística estructural, de la mano de Ferdinand de Saussure, con adaptación del método fonológico desarrollado por N. S. Trubetzkoy y Roman Jakobson.

Panini había dispuesto cuatro mil reglas distribuidas en ocho libros y dos apéndices: Ganapatha y Dhatupatha, esto es, listas de palabras y de verbos raíces con indicaciones acerca de su flexión respectiva. Esta obra se publicó en Calcuta en 1809.
Böthling tradujo al alemán esta obra de Panini, y la publicó en Leipzig en 1887.

Panini describió y aisló los sonidos y las palabras del sánscrito. Más tarde los griegos y los romanos introdujeron el concepto de categoría gramatical y las definieron. Sin embargo, no establecieron métodos generales de comparación entre las dos lenguas.

Esta característica es sorprendentemente anticipadora para la Ciencia Etimológica: es la primacía del elemento fónico sobre el elemento significante; esto motiva el desarrollo de la fonética descriptiva y de la morfología.

Concibe la gramática como vyakarana, análisis, que es la “descripción de la formación gramatical perfecta”; es por este camino como podremos alcanzar el nivel de Ciencia Suprema, “purificadora de todas las Ciencias”.

Al haber aislado el concepto de raíz, aisló los de afijo, flexión y desinencia.
La indagación lingüística de griegos y romanos fueron divagaciones etimológicas que arraigaron y persisten en la tradición europea; ante este dislate científico el estudio del sánscrito, constituye el punto de partida de la etimología científica moderna, dentro del estadio de la gramática comparada.

No es de recibo el interés de los hebreos por la especulación etimológica que la inician en los textos bíblicos que tienen influencias arameas [Gén, Prv, Esd, Neh, Dan, Ier]; grandes influencias tanto en el léxico como en la morfología y la sintaxis; en los libros del Nuevo Testamento es aún mayor la influencia, puesto que Jesús y sus discípulos hablaban una forma del arameo palestino; el griego que presenta el evangelio de San Mateo es de tal género que casi puede darse como resultado de la traducción de un original arameo; el griego de San Juan muestra un estilo y conjunciones gramaticales que nacen del arameo, en especial por la tendencia de suprimir las conjunciones subordinativas por medio de la cópula y; los Hechos de los Apóstoles está lleno de giros arameos vocalizados; no hay que olvidar que el alfabeto arameo, junto al cananeo (parientes próximos del hebreo, ugarítico y fenicio) son idénticos al hebreo cuadrado.

Recojo en este trabajo los radicales arameos (siempre en número de tres) por usar como cópula el pronombre personal de 3ª persona, los pronombres sufijados a nombres representan el pronombre posesivo y los sufijados a verbos el complemento directo. Tampoco nos sirven las lenguas semíticas (breves representaciones etimológicas) por estar su vocabulario infecto de voces acádicas y persas; vemos, finalmente que el arameo no asigna un lugar fijo a los elementos de la oración, y además, el nombre precede al verbo (hay alguna excepción) lo que es propio del acádico, que lo tomó del sumerio (lengua no semita).
Del importantísimo descubrimiento de la filosofía del lenguaje puede prescindirse y sucede que, cuanto más adelantan los estudios históricos y comparativos de las lenguas, tanto más se van franqueando las barreras que parecían aislar las lenguas llamadas independientes.

De esta suerte se va reduciendo cada día más el círculo de las supuestas lenguas independientes; es de esperar que lenguas tenidas hoy por muy aisladas lleguen a reconocerse como ramas nacidas históricamente de una unidad lingüística superior, con lo que se inicia una verdadera revolución en la lingüística comparada.

Si se logra reducir a unidad todas las lenguas, podría explicarse por tres razones:

Primera. Porque mientras las lenguas no se fijan mediante la escritura es cuando mayores y más arbitrarios cambios experimentan: faltan los primeros y más importantes eslabones de la cadena de ramificaciones de la primera lengua del ser humano.

Segunda. Dice explícitamente la Sagrada Escritura que la diferencia de lenguas nació, no de natural y paulatina variación de sonidos y usos lingüísticos, sino de la confusión de ideas.

Tercera. No es posible pretender llegar hasta el tronco primitivo de donde las lenguas se ramificaron, pues, a mayor abundamiento, está el abismo de la separación del pensamiento, la distinta manera de ver las cosas, la diversidad de sentimientos, la separación espiritual y moral; pienso que el relato bíblico, de no ser apócrifo, no se refiere a la diversificación de las lenguas, sino a una empresa que fue causa de la separación de los pueblos semitas.

Con la apostasía quedo abierta una profunda división espiritual en la Humanidad, y sentadas las bases de la diversidad de lenguas. La coincidencia en el lenguaje es la base de un pueblo, y así, cuantas lenguas, nacieron otros tantos pueblos que fueron diferenciándose.

El relato bíblico debe considerarse como tradición histórica y no como respuesta ingenua y poética de la antigüedad.
etimología
La ETIMOLOGÍA ES UNA CIENCIA que investiga el origen de las palabras, razón de su existencia, de su significación, de su forma y de sus derivados, hasta el término actual.

Los antiguos creyeron que la etimología estribaba en la explicación de una lengua, mediante la explicación de los vocablos de la misma lengua; la explicación de una lengua por la lengua misma. Este empirismo rutinario era un método científico inductivo en que, partiendo de la observación, se construía una teoría que después se constataba experimentalmente.

Los vocablos se explicaban por la afinidad de ciertos sonidos, algo así como el curandero que pretende curar por la afinidad de ciertas hierbas medicinales, o el hechicero que opera sus artes por la afinidad de infalibles conjuros.

Era patente con este sistema el empobrecimiento de una importante rama de la erudición y la inutilidad que ha llevado a los editores de miles de diccionarios y enciclopedias a omitir la etimología de sus vocablos, y lo que es peor, recoger toda referencia como proveniente del latín y estirando y estirando, del griego, y poco más.

El empobrecimiento de la fe respecto de la utilidad y trascendencia del origen de los vocablos recibió el bautismo cristiano de un santo: San Agustín; así dijo:

— La explicación de los vocablos es tarea que pende del buen parecer de cada cual, como la interpretación de los sueños...
Y se origina un hecho increíble: durante una gran parte de la Edad Media la “gramática” fue considerada como una ciencia oculta, el “etimólogo” un nigromante zahorí de lo escrito, brujo de las letras que pretendía descubrir el origen de los vocablos como el alquimista la piedra filosofal; los incendios mermaban las bibliotecas, saber leer y escribir era como pactar secretamente con el maligno; para ser hidalgo, era menester no saber leer, ni escribir; para ser buen cristiano era menester no andar con gramáticas; el infanzón firmaba con un cuño, el señor con un sello.

Tendría que llegar otro santo, San Isidoro para decirnos:

— Adán puso nombre a todas las sustancias de la Creación y baste con lo hecho por Adán (y lo dicho por Eva); si algo falta a la obra del Paraíso, que otro Adán lo haga, porque nunca falta un Adán a los decretos de la Providencia...

Para el teólogo, arzobispo y enciclopedista sevillano, su obra más influyente fue la Etimologiae, una de las primeras enciclopedias que recoge el saber de la época de forma exhaustiva. Hay un pasaje [I,29] en que matiza:

— No todos los nombres fueron impuestos según la naturaleza de las cosas, igual que estamos habituados a asignar un nombre a nuestros esclavos y a nuestras propiedades según la inspiración. Esto explica po qué muchas etimologías no pueden ya ser identificadas, ya que algunas palabras han perdido los caracteres que tenían originariamente y, según el capricho de los hombres, se han transformado en otras palabras...

La gramática de los brujos sería portentosa revolución literaria en el siglo de Cervantes: la cruz ya existía antes de la crucifixión; la palabra se convirtió en himno de himnos, en atributo del Omnipotente, en trueno de Profetas como había vaticinado Isaías hablando de Jehovah:

— Tronará maravillosamente con su voz...

El verbo (que es la palabra) existía en el principio de la creación:
— Todo el mundo era de un mismo lenguaje e idénticas palabras...
El verbo (que es la palabra) estaba en Dios: Dios era el verbo, y por el verbo fueron hechas todas las cosas; y en ese verbo (que es la sabiduría) quedó patente:

... ET IN IPSO VITA ERAT...
Pero ni siquiera las palabras ociosas pasarán como cosa indiferente...
La etimología no es un acaso, es una CIENCIA fundamental, y es fundamental porque está fundada sobre la unidad de las raíces, que es la unidad de los sonidos, que es la unidad de la voz del ser humano, que es la unidad de su aparato orgánico, que es la unidad de la especie humana, que es la unidad del universo: unidad de unidades.

Los sonidos (elementales) que la voz del ser humano puede emitir, no pasan positivamente de cincuenta y cincuenta deben de ser los signos que nos lleven desde la más profunda abstracción filosófica, hasta el acento más sutil, el sonido más delicado: 50 sonidos, 50 signos; en esto se basa la historia del lenguaje humano que comienza con la primera lengua de la humanidad ¿qué lengua responde exactamente a estos parámetros? el sánscrito ¿es la lengua madre? Ella sola tiene 1.600 raíces; arameo, griego latín, céltico y el inmenso cuadro de las lenguas germánicas tienen 1.110, de los cuales 18 son radicales sánscritos, no raíces.

CIENCIA DE LOS ÉTIMOS
Dentro de la gramática tradicional, el término etimología servía para designar una de las partes de la misma, con campo muy similar al de la actual morfología. Examinadas las variantes de flexión del nombre y del verbo, se remontaba al nominativo y al infinitivo.

Este sentido desembocaba en la búsqueda del significado propio de la palabra. La misma historia científica de la etimología quedó modificada y afectada por las diferentes corrientes lingüísticas dominantes en cada época: así el positivismo llevó el respeto absoluto por la ley fonética, mientras que el estructuralismo, dio un aire nuevo a toda la ciencia etimológica.
Así pues, la etimología llega hasta la etapa histórica de la lengua, pero sus medios de investigación no le permiten ir más allá de la documentación escrita.

Esta limitación exegética ha inducido a varios lingüistas a suponer la existencia prehistórica de una lengua madre común a todos los idiomas.

Pero hay una frontera: la demarcación natural entre lo documentado y lo ignorado, lo que impone, al estudio diacrónico de la etimología un hito concreto y una barrera infranqueable que sitúan en tela de juicio la categoricidad de su definición.
Para mi trabajo te tenido siempre presente la lexicogenética, la cual incide siempre sobre los elementos generadores, sobre la raíz o elemento radical (sustancia fundamental de la palabra, según Edward Sapir); y la matriz o palabra radical (imprime a la investigación un papel dinámico respecto al elemento raíz, y su formación es posterior).

Dicha matriz será el «generatus», el producto de la generación de la palabra radical con su capacidad generandi, que tras largo proceso llegará hasta la expresión flexionada y flexionable con su relativo valor semántico.

Quiero que quede claro que el valor semántico, aunque derivado de una misma radical, puede tener significados diferentes, con lo que se conforma un mecanismo «cinético/potenciador/transformante.»
La lexicogenética aplicada no ha de limitarse a la identificación de la raíces generadoras ni al examen de las palabras en su fase reciente aunque prehistórica.

Los teóricos de la gramática generativa, según una concepción muy extendida en las Ciencias Humanas, manifiestan que en el trabajo de la Ciencia ya considerada como tal, hay que observar objetivamente el mayor número de datos o enunciados, agruparlos y clasificarlos en tipos, descomponerlos en fonemas, morfemas y lexemas, y clasificarlos en categorías; no se trata sin embargo de coleccionar y clasificar ya que es inevitable en toda Ciencia, antes de abordar la “fase de elaboración de las teorías deductivas”. [Northrop, 1947]
La idea baconiana de que la ?ciencia debe cimentarse en la observación y en la experiencia, en nuestro caso es, engañosa. Desde Kepler la ciencia consiste en la elaboración de proposiciones universales; se invierte la relación teoría-experimentación y para colmo Karl Poper asevera que una teoría jamás puede verificarse: se puede demostrar que es falsa pero no puede asegurarse que sea verdadera.

Los modelos explícitos de las lenguas y el lenguaje requieren para su disección un conocimiento de su fonología, su morfología (flexiva y derivativa) y su sintaxis. Esto no quiere decir que se pueda elaborar una “teoría linguistica general” que determine los elementos propios de todas las lenguas y de todos sus dialectos; hay que recordar que en el plano fonético se ha logrado la universalidad, pese a que el descubrimiento de muchas lenguas, antiguamente ignoradas, nos ha abierto un horizonte ambicioso.

Toda lengua es un sistema de signos y por ser “sistema” todo está relacionado, de otro modo la efectividad sería nula; por ser un “sistema” está constituido por unidades organizadas de las que unas dependen de otras; no son positivas sino negativas, al ser lo que son por su diferencia respecto a las demás y, como cada una, tiene un valor relativo (pues depende de las demás unidades) no pueden ser definidas absolutamente.

Modernamente, el signo del sistema es, ante todo, la asociación de un significante (expresión) con un significado (contenido); juntos evocan algo determinado fuera del signo.
Recordemos que antiguamente un “signo” era una expresión (significante) que aludía a un contenido (significado) situado fuera del mismo signo.

Por ello, al describir una lengua “que es un sistema de signos”, las magnitudes obtenidas serán entidades portadoras de “significación”: tales son las raíces y las desinencias (morfema flexivo añadido a la raíz de adjetivos, nombres, pronombres y verbos, señalando sus concordancias).

La desinencia (junto a las raíces), nos es de enorme importancia para nuestro trabajo etimológico pues es una de las subunidades de la palabra, junto con los prefijos, los radicales, los sufijos y las raíces. Se trata de la característica flexionable, es decir, del elemento variable de final de palabra que distingue a las diferentes formas de un paradigma (en el sentido tradicional) nominal o verbal indicando el caso, el género, el número (desinencia casual nominal) por una parte, y el número, la persona, la voz (desinencia flexionable verbal) por la otra.
La raíz (junto a las desinencias), es

MÉTODOS ETIMOLÓGICOS
etimología experimental

No se si ha quedado claro con lo explicado en el apartado sobre Platón que su “escuela” entró en el espíritu ascético de los primeros tiempos de la mano de San Juan, el más sabio de los evangelistas, pero no hay que olvidar que la “escuela esenia” la que influyó intensamente en la extraña corriente del parsismo o del neo pitagorismo dejaron sus palabras en los manuscritos recientemente encontrados en fesha (qumrán); su más ferviente representante fue San Marcos; la “escuela saducea” divulgada por San Mateo tenía relación con la “escuela romana”; la “escuela helenista” se había acomodado a la “escuela farisea” (que era la persa) representada por San Juan.

Flavio Josefo, Filón y Plinio patentizaron las palabras de todas las mencionadas “sectas” y divulgaron muchas cuestiones rituales y jurídicas que no eran sino tradiciones de los padres; todos nos llevan a una etiología, en el lenguaje técnico de la ciencia; no hablemos de mitos cuyo simbolismo es necesariamente extratemporal y priva de su carácter suprahistórico: las palabras, cuyo significado original se había perdido y que no se comprendían. Los relatos etiológicos no pretenden sino dar una explicación sobre acontecimientos culturales auténticos pero es evidente que la inerrancia (facultad de no poder errar) no está comprometida sino en la medida en que el autor haya querido afirmar realmente lo que relata; es evidente que un autor acentuará mucho más su afirmación cuando se trata de una institución, un rito, un monumento, un fenómeno de la naturaleza inanimada o del mundo de los vivientes que cuando relata simplemente una etimología que no va más allá de un juego de palabras de origen popular, pues se excluye el error, como efecto de la inspiración.

La etimología experimental, ha creado la etimología filosófica, la etimología racional, la etimología humana, la verdadera etimología que no es otra cosa que el vocablo segundo, referido al vocablo primero y hecho evidente por la demostración.
Pero lo evidenciado no corresponde tanto al antiguo estadio de las buenas letras como al orden particular de los modernos procedimientos científicos, que es el carácter nuevo de la etimología, y por ello, es una CIENCIA.

Los estudios relativamente modernos y experimentales sobre la etimología han cobrado tal desarrollo, tal importancia, tal transcendencia que han encarnado en la fuerza vital de una lengua y en el nervio de los pueblos; quien hoy día no tiene un trabajo notable de esta índole no puede figurar al lado de los pueblos cultos: será civilizado pero no culto.
El primer interés de un pueblo es su lengua, la que habla y escribe; el primer interés de una lengua es la noticia de su procedencia, como de una familia es la noticia de sus antepasados.

Si es importante la ciencia genealógica (progenitores y ascendientes de cada persona) y el escrito que la contiene ¿Por qué no va a ser importante la ciencia etimológica? (origen de las palabras, razón de su existencia, de su significación y de su forma) y el escrito que la contiene...
Cuando se desconoce el origen se dificulta la importancia de estos estudios por la trascendencia del principio que es el supremo código del lenguaje.
Creo que el estudio del hablar del ser humano nos dignifica y para sobrellevarlo hay que dotarse de un fondo de doctrina propia.

Creo que las desavenencias entre autores, consiste en que hay casos en que una palabra deriva de una raíz que no es la suya, por ello:
la etimología es falsa.
Creo que otras discusiones entre etimólogos en que la palabra se deriva de una forma congénere, y la forma no explica la forma, el efecto no explica el efecto, por lo cual, el origen de la palabra permanece en la oscuridad de los tiempos y, por ello:
la etimología es incompleta.

Creo que, en otros casos, la palabra se deriva de su verdadero radical, pero la forma de su raíz está alterada y, por ello, está corrompida y, por ello:
la etimología es defectuosa.
Creo que, sentadas estas bases, hay que:
primero verificar lo falso
segundo acabar lo incompleto
tercero enmendar lo defectuoso
cuarto cierto capital de paciencia
Creo que hay que invocar a Jano, del mito romano que no tiene equivalente en la mitología griega; dios de los comienzos, que según los romanos aseguraba buenos finales; en el Foro romano, su estatua tenía dos caras: una miraba al oriente y la otra al occidente; miraba, al mismo tiempo en direcciones opuestas...y encontraba la razón.

Etimología popular
Definen nuestros diccionarios: “interpretación espontánea que se da vulgarmente a una palabra relacionándola con otra de distinto origen; la relación así establecida puede originar cambios semánticos (v. por ej. miniatura) o provocar deformaciones fonéticas (v. por ej. antuzano y altozano)”.

Sentado el principio de que etimología es el dominio de la lingüística diacrónica que se ocupa del origen de las formas de una lengua, la etimología popular es la que acertadamente definen los alemanes con el acertado nombre de Volksetymologie y que para los franceses es una étymologie croisée, etimología cruzada o paretimología.
Introdujo el término Ernesto Guillermo Förstemann (1822-1906), autor de Geschichte des deutschen Sprachstammes (1874-75); nadie se percató de lo apuntado por el germanista alemán, hasta que en 1911, Guillermo Wundt (1832-1920), filósofo alemán y primer psicólogo del sigloXIX, en su obra Zur Psycologie und Ethik (1911) lo definió como analogía-fonetico-semántica.

Más tarde, un filólogo nacido en Marburgo, Leo Spitzer (1887-1960), teórico de la literatura, en colaboración con E. Gambscheg, publicó en 1915 Die Bezeichnung der Klette i. Galloromanischen y el 1921 Beiträge z. roman. Wortbildungslehre; quedó claro que el nombre que había que darle era el de etimología espiritual o etimología metáfísica; se debía a la intuición repentina o sensación que experimenta el estilista respecto del nexo necesario y revelador que existe entre un detalle lingüístico recurrente y la estructura del conjunto de un texto; el examen de todas las desviaciones que de este modo atraen la atención hacia el texto, permite extraer «el étimo espiritual, la raíz psicológica» de todos esos elementos aislados. El étimo espiritual es el denominador común de todas las desviaciones y al mismo tiempo revela el espíritu del autor, que las ha motivado. También recibió el bautizo de etimología evolutiva y el nombre de etimología sincrónica.
En 1919 Jules-Louis Gilliéron (1854-1926), lingüista suizo dijo que consistía en una etimología segunda, cosa que gustó mucho a Gougenheim en 1947.

Albert Dauzat, en 1922 lo describió como una atracción homónica, si bien cinco años más tarde se corrigió para decir que se trataba de una atracción paronímica.

Tendría que venir Joseph Vendryès (1875-1960) para decirnos en 1953 que era una analogía verbal y por tanto debía de tratarse como una etimología estática.

En 1970 Yakob Markiel acabó de definirlo como una interferencia asociativa o falsa etimología.
Para Orr, en 1963, se trataba de una etimología asociativa.
Apuntado que el padre de la criatura fue Förstemann y el más acertado de los términos Volksetymologie, veamos que consiste en enlazar (cruzar) consciente o inconscientemente una forma determinada con otra, sin que entre las dos se justifique una relación etimológica, de modo que, las palabras sometidas a esta abstracción acaban por aproximarse en el plano semántico.
Tal fenómeno tiene fundamentos de psicolingüística (de naturaleza objetiva), que son identificables con la oparadigmática (de tendencia asociativa).

Situados ya en un plano de naturaleza semántica, su regulación nos viene dada por la analogía (semejanza formal entre los elementos lingüísticos que desempeñan igual función o tienen entre sí alguna coincidencia significativa).
He procurado establecer una relación de similitud entre estructuras gramaticales y su creación analógica (la creación de una unidad lingüística a partir de una unidad existente), decantará una nueva relación entre unidades que es la misma que vincula otras dos unidades ya existentes de igual naturaleza.

Ocurre que hay que establecer una separación neta entre la analogía (hecho que pertenece al funcionamiento normal de la lengua) y la etimología popular que, al relegarse al rango de condiciones particulares (ya no es lo normal de una lengua) afecta solo a las palabras raras, técnicas o extranjeras asimiladas imperfectamente.
La etimología popular no es más que un caso supremo de integración lexemática (la referencia a la problemática del préstamo no excluye la referencia al sistema primario) y surge, en definitiva, de la antinomia entre la arbitrariedad del signo y la necesidad de atribuirle una motivación.

Y un ejemplo para aclarar conceptos que en la mayoría son como anécdotas; veamos una que atañe al español.
En 1513 un teniente de tesorero en San Juan de Puerto Rico (toledano de nacimiento y conocedor de la lengua arábiga) levantó una relación de efectos en la que se leía:

... ciertas redes y jamaqas viejas que se vendieron...
[Documentos de la Real Hacienda de Puerto Rico; vol. 1 (1510-1519)]
El listo de Martín Fernández de Enciso, sevillano, tras sus avatares en Santo Domingo, donde se había establecido, escribió una descriptiva obra titulada Suma de geografia que trata de todas las partes del mundo [Sevilla, 1519]; al relatar que los indios dormían en hamacas (en la pronunciación actual de Col., Cuba, C. Rica y Hond., suena jamaqa, lo cual prueba que la (h) era originariamente aspirada faríngea sorda (h) aspirada laríngea sorda, o que efectivamente era una j); consideraron sus seguidores que ese nombre provenía de una palabra taína hamac, para referirse a un árbol de cuya corteza suelen sacarse los filamentos con que se hacen... (?) Ningún autor indica el nombre científico de éste árbol. No se sabe a que árbol se refieren.
Pedro de Alcalá ya había recogido en su obra Vocabulista aravigo en letra castellana [1505] la voz hamaq, humaqa’ (raíz h-m-q) para referirse al “casca tregua” como al descanso temporal en cualquier trabajo o padecimiento y donde se hacía; pues sobre la hamaq; recordemos que los pescadores también descansan sobre sus redes (en árabe sabak; raíz s-b-k), el teniente de tesorero en San Juan de Puerto Rico (toledano de nacimiento), era conocedor de la lengua arábiga, distingue perfectamente samak de hamaq (sobre donde se descansa temporalmente: sobre red colgada).

Los étimos que se lían al principio se lían por donde pasan: los franceses amache [Pigafetta, 1519], hamat [Bouton, 1640]; los ingleses hammock; los italianos amaca.

Donde la etimología popular adquiere todo su esplendor es cuando pasa la palabra a los holandeses y le añaden “para descansar temporalmente y que está colgada”: hängen, colgar; los alemanes pronto escriben hängematte (hengmatten) [1627] pero como los etimologistas no lo ven claro pues dudan [1671] entre (h)amakke, hangmakke, hangmatte.
No es voz taína, ni de Santo Domingo, es árabe: hamaq.

etimología icónica
El punto de partida se refiere a la naturaleza del signo y por ello ha reconocerse la importancia del componente icónico, que se aplica a las señales cuya forma física se corresponde con características de la entidades que denotan: composición, derivación, fonosimbolismo, onomatopeya.

Es evidente que en la realidad de cambio fonético se expresa la manifestación de una tendencia a la estructura simbólica (no motivada).

Los dos polos de la dialéctica inmanente del conflicto entre motivación-no-motivación, se centra en la:
estructura universal etimológica (criterios de jerarquía)
estructura universal semántica (criterios metafóricos)
Para ser más claros: la etimología elemental está presente en numerosas lenguas por la notable difusión de la /m/ nasal bilabial, pero cuando se marcan elementos ajenos hay que recurrir a préstamos que representa una etimología marginal y su integración es entonces proporcional a la dificultad de las relaciones pues hay estructuras que no admiten grupos consonánticos en posición inicial y fuerza a una combinación fonológica más próxima a su propia realidad fonética.
Ocurrió en el latín preclásico cuando se adaptó a la lengua el alfabeto griego de tipo dórico a través del etrusco; esta “universalización” léxica tiene efectos sistemáticos por lo cual introduce elementos extraños que no son acordes las la realidad.

La forma icónica puede aportar elementos lingüísticamente prohibidos por lo que el étimo resulta incierto. En este caso se ha de recurrir a la “derivación”, formación de unas palabras partiendo de otras, medio estructuralmente idóneo para establecer sistemas formales y semánticos, diferenciando referentes próximos por semejanza o contigüidad (relación entre cosas contiguas).

El proceso de derivación será forzado en la acentuada reducción fonética del término primario, pero esto nos lleva a indeseadas homofonías y a desintegraciones.

También es importante para este sistema la irradiación sinonímica para étimos en la formación de vocabularios; hay verdaderas series de derivados sinonímicos patentes en el lenguaje expresivo.

No olvidemos que los términos «significación y «sentido» suelen ser usados indistintamente de manera que los problemas planteados por ambos son similares. No existe un consenso acerca de si cabe identificarlos o bien oponerlos entre sí. Una de las definiciones limitativas más interesantes es la propuesta por John Lyon quien vincula al sentido con el valor saussuriano; en ese caso, el sentido se opone a la referencia y consiste en el conjunto de las relaciones semánticas que existen entre un signo y otros signos de la lengua, ya sean éstas paradigmáticas o sintagmáticas: de modo que la sinonimia (relación paradigmática) y las posibilidades combinatorias (colocaciones, relaciones sintagmáticas) forman parte, junto con otras, del estudio del sentido. Otra distinción rigurosa es la introducida por Prieto: la significación se obtiene a través del conjunto de los significados abstractos, mientras que el sentido se refiere a un enunciado particular concreto, explicitado por el contexto y por las circunstancias.

La evolución sistemática apuntada nos puede llevar a la certeza definitiva al haber introducido paralelismos tanto en el desarrollo formal como en el semántico, pero también a una triste conclusión: no todas las palabras pueden tener una etimología reconocible.

etimología genética
En 1971, J. P. Maher, en su trabajo Etymology and Generative Phonology, nos abre los ojos, pero lo que apunta ya estaba escrito dos siglos antes, y además –no olvidemos– la fonología nació en 1928, con ocasión del Primer Congreso Internacional de Lingüistas celebrado en La Haya.

Un análisis fonológico no estaría completo simplemente por dar la transcripción fonológica de cada una:
etnólogo ? etnología;
hay que demostrar que, a pesar del cambio de posición del acento, la pronunciación de ambas está sistemáticamente relacionada, lo que se consigue con reglas fonológicas que identifiquen las propiedades teóricas esenciales de los sistemas de sonidos.
En la voz in fa me:
[n] ? [m] < [f]
n = nasal alveolar sonora
? = se transforma en
m = bilabial nasal sonora
< = en el contexto de
f = labiodental fricativa sorda
En las palabras: imposible, indeciso, inconsciente empiezan por un prefijo que significa “no”, pero la pronunciación es distinta; la primera porque m sigue a una bilabial, la segunda porque la n está ante consonante alveolar y la tercera porque n está ante consonante velar. Para ciertos planteamientos son precisas representaciones subyacentes sin realidad fonética. Para planteamientos genéticos son precisos “todos” los grafos que han de tener una relación clara con los procesos físicamente reales de la articulación.

En el terreno de la morfología, se vive una consolidación de la teoría morfológica como un enfoque autónomo respecto a la fonología y la sintaxis. Predominan dos nuevas tendencias: la morfología natural y la morfología léxica. La primera busca universales naturales sobre una amplia gama de lenguas con relación a la morfotáctica (la forma en que se unen los morfemas) y a las tendencias morfosintácticas. La morfología léxica contempla el léxico como el componente central de la gramática, que contiene reglas de formación léxica, así como las propiedades idiosincráticas de las palabras y los morfemas, Las reglas de formación léxica de la morfología están emparejadas con reglas fonológicas en varios niveles y el resultado de cada conjunto de estas reglas se remite a las reglas fonológicas del mismo nivel para producir una palabra. Por tanto, el léxico es el resultado combinado de las reglas morfológicas y fonológicas de los distintos niveles [Fulleyblank, 1986, y Katamba, 1989].

La gramática generacional nos una primera y sencilla regla fonológica que es del tipo:
A? Z / X - Y
A, Z, X e Y, son matrices fonológicas, y
A y Z, son también segmentos (es decir, matrices de una sola columna). Esta regla puede aplicarse a cualquier cadena WX'A'Y'V, donde X', A' e Y' son matrices que tienen el mismo número de columnas que X, A e Y respectivamente, y donde X', A' e Y' no se distinguen de XAY. Esta regla convierte la cadena WX'A'Y'V en una cadena WX'Z'Y'V, donde Z' es un segmento que posee los rasgos de Z así como todos los rasgos de A' respecto de los cuales Z no está especificado. [Chomsky, 1957]
Como derivación, podremos trabajar con una regla dependiente del contexto, que es una regla de reescritura del tipo: A ? Z/X - Y; [símbolo categorial ? cadena no nula de símbolos/cadenas de símbolos].

O bien, una regla independiente del contexto, regla de reescritura del tipo: A ? Z/X - Y; [símbolo categorial ? cadena no nula de símbolos/cadenas nulas]. Esta regla se aplica independientemente del contexto. [Chomsky, 1957]
En 1786, William Jones (1746-1794) orientalista británico, planteó la hipótesis genética: la historia lingüística se considera como un continuo contacto de lenguas, lo que induce a un planteamiento poligenético más que monogenético.
Una contradicción de los términos, la admisión de no-realidad de las reconstrucciones, las interfórmulas de relación.
Las relaciones entre lenguas pueden expresarse en fórmulas teniendo siempre en cuenta más al hecho comparativo que al reconstructivo.

Queda dicho anteriormente que Franz Boop (1791-1867) fundamenta la lingüística comparada de una manera sólida y estable; partiendo del sánscrito, establece la comunidad de origen; se orienta el estudio de las lenguas hacia su aspecto evolutivo: comprende la comprobación de estados anteriores comunes a varias lenguas, cuyo parentesco antes era ignorado, fascina e induce a orientar todo estudio lingüístico desde un punto de vista histórico-generativo.

Hay que estudiar la lengua con la lengua misma; hay que probar la simetría entre el sánscrito y las lenguas europeas.
La etimología ha de formular las relaciones entre los fonemas de los lexemas y de los morfemas de varias lenguas pero no hay que olvidar la enorme diferenciación que entraña la Ciencia Geográfica por las analogías con la Ciencia Histórica y la enorme incidencia del comparatismo metacrónico.

La etimología apareció como momento conclusivo y fundamentación teórica de la triada:
lingüística general, carácter científico, fundamentación teórica.
filología, contacto con los textos escritos y la tradición literaria.
etimología, que vincula a la lingüística más que otra disciplina y se basa en la hipótesis pero sin distanciarse de la gramática histórica.

Para el suizo Ferdinand de Saussure (1857-1913) no es una disciplina autónoma e integrable, sino tan sólo una aplicación especial de principios generales de la lingüística evolutiva vinculada a las disciplinas glotológicas; solo se interesó por la lingüística moderna sin adentrarse en el aspecto particular de la etimología como identificación de la fonética histórica y en la lexicología diacrónica controlada por los datos empíricos.

La etimología no tiene problemas lingüísticos; sus problemas están en el estudio de los coeficientes de ocurrencia, en el cruce (por contaminación), y en la desviación del desarrollo unilineal. Creo que estas son suficientes razones para que Saussure no se adentrara en el océano de los étimos.

Acabamos de ver que Yakob Markiel, en el dominio románico y en las interdicciones en el ámbito indoeuropeo es muy importante la complejidad de los tipos adjetivales respecto a los verbos abstractos; hay que recordar la etimología científica lo primero de lo que hace suyo es el nivel fonológico: el grado de opacidad de un étimo depende de las condiciones fonéticas internas que produce una serie de variaciones formales e interferencias asociativas que nos llevan irremisiblemente a la haplología (haplolalia o hapaxepia), a la ditología (ditografía), metátesis (que afecta a fonemas no contiguos), interversión (metátesis de fonemas contiguos), interversión de la cantidad de las vocales sin alteración del timbre (metátesis de cantidad), disimilación a distancia (influencia que unos segmentos fónicos ejercen sobre otros para diferenciarse de ellos), epéntesis insólitas (aparición en el interior de una palabra de un fonema no etimológico) y a interferencias no asociativas que desde un punto de vista formal nos lleva irremisiblemente a oscilaciones semánticas.

Aquí está la magnificiencia de la etimología; no es lo mismo la aritmética o la gramática que la trigonometría esférica; el tratamiento de la ciencia etimológica es semejante al de la ciencia matemática: todo problema tiene su desarrollo. Perfectamente puede definirse la etimología en términos algebraicos. Rudnyc'kyj (1961) lo tiene claro:

Su “fórmula universal” es la siguiente:
C + H [a + o +a (a + o)] d + s ]
A = ———————————————— < S
A1x1 + A2x2 + A3x3 + A4x4 ... Anxn
A = sistema de la lengua a estudiar
C = material actual del que se dispone
H = material histórico
a = apelativos completos
o = formaciones nominales
d = derivaciones (de las formas nominales)
s = esfera semántica (sinónimos y equivalentes)
S = fuente documental
< = parentesco genético
En 1966 V. Kiparsky, reacciona y en su «Etymologie gestern und heute» matiza lo que ya había expuesto en 1959 en su trabajo «Über etymologische Wijrterbucher» (que seguramente sirvió de pauta a Rudnyc'kyj); define la fórmula como “lista de control” para saber si para la investigación se ha tenido en cuenta todo el material importante y significativo, pero es obvio que un buen etimólogo, como buen cirujano de la palabra, antes de operar realiza una exhaustiva revisión crítica del material “que necesita”.

Es importante también conocer los efectos de una derivación, procedimiento por el cual se forman vocablos ampliando o alterando la estructura o significación de otros que se llaman primitivos.

Dada una gramática (de una lengua) [S, F]
S = conjunto finito de cadenas iniciales
F = conjunto finito de reglas de reescritura
Por ello, una derivación vendrá definida como una secuencia finita de cadenas de símbolos, secuencia que comienza con una cadena inicial de S y en la cual cada una de ellas es derivada de la precedente mediante la aplicación de una regla F (una sola regla cada vez, aplicada a un solo elemento de la gramática).
Una secuencia de cadenas:

s1, s2,, s3 ... sn es una f-derivación, si
f = s1 y si para cada i, si + 1, deriva de s1.
La derivación está terminada si la última línea (la cadena terminal) no contiene ninguna subcadena X tal que
X ? ? sea una regla [Chomsky]
en otras palabras: ya no puede aplicarse ninguna regla a ningún elemento de esa cadena. Mediante tales derivaciones una gramática genera las oraciones de una lengua; una derivación puede ser representada por un marcador de frase o árbol sintagmático.
En consecuencia, un símbolo unido a un nódulo cualquiera de un marcador de frase domina todos los elementos cuyas ramas se unen en ese nódulo.
A la inversa: los elementos dominados por un nódulo etiquetado son constituyentes de la categoría gramatical representada por la etiqueta de ese nódulo. [Chomsky]
Formalmente, X domina a Y si existe una derivación:
s1, s2, s3 ... sn es una f-derivación tal que
s1 = X y s2 = Y
Es decir, si Y es una etapa en la derivación de X.

Etimología transformacional
En 1968, J. van Bakel, en su ensayo titulado Transformational Etymology, hace uso de la gramática transformacional, donde la subordinación es una transformación de incrustación. Una transformación se define por el análisis estructural (denominado dominio de la transformación ) de las cadenas terminales o transformadas a las que se aplica, y por el cambio estructural que opera en tales cadenas; puede ser facultativa u obligatoria, elemental, singular o generalizada, local o estrictamente local, etc.

Como consecuencia de esta aplicación la derivación transformacional, nos permite construir un marcador de frase generalizado mediante la aplicación de una secuencia lineal de transformaciones singulares de abajo hacia arriba, hasta que la secuencia de transformación se aplique a la estructura superior más elevada dominada por el símbolo inicial.
Esto obliga a formular las relaciones entre fonemas de morfemas correlativos en el significado de diversas lenguas lo que nos obliga a hacer uso de la semántica para que el étimo estudiado sea justificado y admisible, por lo que hay que establecer su relación semántica con su correspondencia fonética.

Por ejemplo, este sistema permite transformar un término gótico en otro neerlandés, pasar al alemán y luego al inglés hasta cerrar el ciclo, pero hay que tener presente (en este ejemplo) que el consonantismo germánico transformó las oclusivas en africadas.

Las correspondencias formales exactas son difíciles pese a lo expuesto, por los cruces y por las derivaciones en lenguas marcadas por vicisitudes históricas, lo que influye abiertamente en la gramática histórica, en la fonología generativa y finalmente en la etimología.

Para nuestro estudio creo es importante el estudio de la atracción en una estructura fonológica dada, donde existen fonemas integrados, estables, y fonemas no-integrados que varían mucho más libremente.

Supongamos una correlación de series, en la cual una serie incompleta deja vacío un casillero.
Supongamos, por otra parte, un fonema no integrado:
X, sin término de correlación
A B C D
Al Bl Cl Dl
A2 B2 -- D2
An Bn Cn [Dn] -- (vacío)

Puede ocurrir que, al azar de su vagabundeo fonético, X termine por integrarse en el sistema ocupando la posición Dn.
La presión que ejerce el sistema sobre X, para que el fonema no integrado llene el casillero vacío y la tendencia de X a adoptar los rasgos articulatorios que corresponden a esa correlación en lugar de otros cualesquiera es lo que se denomina atracción.

La correlación fonológica, es una serie de oposiciones binarias entre elementos lingüísticos que se caracteriza por la existencia de una misma propiedad (marca de correlación) que puede ser pensada y considerada con independencia de las parejas en que aparece.

En castellano, el rasgo que opone /p/ a /b/ es el mismo que opone /t/a /d/ y /k/ a /g/.
Por consiguiente, puede formularse la siguiente co-relación:
/p/ /t/ /k/
———— = ——— = ————
/b/ /d/ /g/
La correlación semántica, sería la que se establece entre parejas de vocablos cuyos contenidos se oponen por el mismo rasgo sémico; bueno/malo; nuevo/viejo; forman una correlación cuya marca sería positivo/negativa, respecto de diversas realidades: rana/croar; perro/ladrar; cigüeña/crotorar; son correlaciones del tipo animal/sonido producido. Tales correlaciones determinan el establecimiento de agrupaciones léxicas de gran importancia en la estructura del vocabulario de una lengua y explican numerosos fenómenos de traslación metafórica.

En 1890, J. Schmidt, en su obra: Die Urheimat der Indogermanen und das europäische Zahlsystem, y en 1895, en la titulada, Kritik der Sonantentheorie, eine sprachwissenschaftliche Untersuchung, que puede haber una compatibilidad formal pese a una aparente aporía (lógica insuperable de un problema especulativo) semántica.

En semántica no es difícil encontrar desarrollos contradictorios por estar vinculados a contextos específicos que determinan restricciones seleccionales.

Como continuación de las fórmulas indicadas anteriormente y relacionadas con el marcador de frase, nos encontramos que es el que resulta de la aplicación de una o varias transformaciones. Cuando han sido aplicadas todas las transformaciones necesarias para la derivación de una cadena, se obtiene un marcador de frase derivado final, que representa la descripción de la estructura superficial de tal cadena.

Se dice “derivar de”, cuando:
s2 deriva de s1 , si
s = ... f ... , y
s1 = ... ? ...
(es decir, si s2 resulta de la substitución de ? en lugar de cierta ocurrencia de f en s), de donde se obtiene una regla gramatical:
f ? ?
etimología culta
La asociación etimológica es un fenómeno culto bastante amplio. Desde el Renacimiento hay una tendencia amplia a restablecer la grafía de las palabras, según criterios etimológicos. La semejanza externa es el impulso que sirve para establecer correlaciones a veces verdaderas y a veces y a veces injustificadas.

Al ser deducible, ante todo, por criterios externos se desarrolla una especie de pseudoetimología que tiene una importancia igual a la auténtica en el desarrollo de la lengua y que se petentiza por los testimonios de numerosos repertorios etimológicos y lexicográficos.

Marcó la pauta Jean Nicot, en 1806, en 1650 lo hizo Ménage, y en 1690 Furetière, pero pese al tiempo transcurrido los criterios para descubrir las interferencias cultas son variadas manifestándose en los hechos gráficos, cuyas modificaciones no están en consonancia con las nuevas conexiones postuladas.

La única solución está en recurrir a criterios fonéticos pero no hay exactitud en el nexo: es complicado mantener, aunque sea por aproximación, la realidad gráfica (fija) con la realidad fonética (variable).

Es conocido el recelo de la identificación etimológica exacta (por cruce) que en su dia manifestó Voltaire.

El no desarrollo culto sobre la etimología de una lengua transciende no solo en el tiempo sino también en el espacio y se manifiesta, sobre todo abiertamente, en los términos botánicos y zoológicos.

Carlo Salvioni (1858- 1921) propuso varios repertorios que no eran sino reetimologizaciones que seguían un criterio interpretativo dentro de un marco retórico y humanístico.

El ucraniano Yakov Malkiel (1914-) estudió familias léxicas enteras, que son reconstruídas en su unidad a través de un método abierto al dato empírico con aplicación de los datos dialectales y aplicación tipológica de acuerdo con sus características formales: la estructura de las familias léxicas constituye el fin más alto de la reconstrucción.

Etimología doble
En 1967, V. Pisani, en su densa obra y no de lectura fácil: L'etimologia. Storia, questioni, metodo, [Brescia, Paideia], preponderantemente centrado en el dato indoeuropeo, de acuerdo con la experiencia personal del autor, no carente, sin embargo, de notables incursiones en la romanística y en otros dominios, nos adentra en el interés gramatical: primacía del elemento fónico sobre el elemento significante, lo que desarrolla la fonética descriptiva y la morfología.

Recordemos que Panini describió y aisló los sonidos y las palabras del sánscrito [vyakarana, análisis; descripción de la formación gramatical perfecta; samskara, acabado perfecto]; queda dicho anteriormente que se debe de aislar el concepto de raíz, de los de afijo, flexión y desinencia.

En occidente no se hace uso de la “perfección” y se aplican las divagaciones etimológicas y reconstruye la relación formal de la relación semántica:

E = P + D
E = étimo
P = forma precedente
D = forma derivada
Este aspecto empírico-intuitivo es el que relega al étimo del campo científico por falta de fundamento.
Está la dualidad en el cambio lingüístico, por una parte, y la naturaleza del signo lingüístico por otra; se desplaza la diacrónica de la sincrónica; la forma fónica (significante) afecta a la forma semántica (significado); la forma es de “semejanza” pero no es científica.
E = P > D
El criterio fonético es esencial para distinguir lo primigenio y lo añadido.
Trabajando la palabra de forma divergente (no unívoco) no se caerá en el proceso de connotación semántica a través de formas de semejanza.

Las correspondencias fonéticas de las lenguas “indo” con las lenguas “euro” nos llevan a grados apofónicos [variaciones en el vocalismo de un elemento (radical o afijo) que sirve para la formación de una palabra]; hay que saber distinguir entre apofonía cualitativa (cuando cambia el timbre de la vocal), y apofonía cuantitativa (cuando cambia su duración y su longitud).
Para que sea idéntico (semánticamente) un desarrollo lingüístico en áreas distantes indo ? euro, se aplicará:
E = L + P + FF + FL= D
E = étimo
L = lengua
C = cronología
P = forma precedente
FF = forma fónica
FL = forma léxica
D = forma derivada
“Los campos morfosemánticos son conjuntos de lexemas o de semejanzas de forma que corresponden a semejanzas en la denotación” Pierre Guiraud.

Sobre lo apuntado sobre la dualidad en el cambio lingüístico, recordaré que hacia 1970 se establecieron unos postulados metodológicos en la Universidad de Leipzig; ya antes, los indoeuropeístas Karl Brugmann (1849-1919), Hermann Osthoff (1847-1909) y Bertold Delbrück (1842-1922), el eslavista August Leskien (1840-1916) y el germanista Hermann Paul (1816-1921), habían atacado la idea del cambio lingüístico concebido como un proceso biológico, estableciendo la imagen de que las lenguas evolucionan a causa del uso que los hablantes hacen de ellas a través del tiempo y que esta evolución se produce siempre de una manera regular.

Etimología múltiple
En 1960, A. Graur en su trabajo titulado Studii de lingvistica generalá. Varianta nouá (Bucuresti), a esta etimología la denomina también con el nombre de “etimología indirecta”.

Surge el criterio cuando se niega que haya un vínculo directo entre las palabras y las cosas: existe un concepto asociado a cada palabra.

Los británicos Ivor Armstrong Richards (1893-1979), semántico y el psicólogo Charles Kay Ogden, publicaron El significado del significado (1923), un estudio de semántica moderna desde un punto de vista histórico y crítico; una de sus famosas formulaciones fue el triángulo semiótico:

pensamiento ? símbolo ? referente
Para Leonard Bloomfield (1887-1949), lingüista norteamericano que se dedicó a redefinir la distinción entre morfología y sintaxis, en su intento de hacer de la lingüística una “ciencia autónoma y por su insistencia en seguir los procedimientos del método científico para establecer las unidades lingüísticas”, en 1933 publicó su obra más importante Language, en la que sintetiza la teoría del análisis lingüístico; su enfoque y pensamiento imperaron en los estudios lingüísticos que, más tarde se llamó estructuralista, porque se emplean diversas técnicas para identificar y clasificar los elementos que integran la estructura de una oración; para el estudio de una lengua, aconsejó trabajar a través de los distintos niveles siguiendo un orden determinado, empezando con una descripción fonética, siguiendo con la fonología, la morfología y la sintaxis, y terminando con la semántica; así, el análisis realizado en cada nivel (exceptuado el primero) depende de lo que venga antes; es un comienzo desde abajo con la fonética, y una subida hasta el campo de la semántica.
estímulo ? palabra ? respuesta.

No existe una conexión intrínseca entre el sonido y el sentido y a mayor abundamiento, todas las lenguas tienen un grupo de lexemas que solo pueden ser interpretados en relación con la posición del hablante en el tiempo y en el espacio: son las formas deícticas.


Etimología histórica
Los teóricos hebreos y una buena parte de los filósofos griegos partían de que el lenguaje es un don divino, por lo que averiguar el origen de las palabras era de una importancia capital: to etimon, lo verdadero y encontrar cada prístina forma y estado significaba acercarse a la verdad.
Veremos más adelante que Platón, pasa por ser el fundador pero a Platón le faltó rigor científico y lo sobrellevaba con explicaciones atractivas y caprichosas. Esta “gratuita”, por imaginativa, significación primera ha sido un lastre que todavía pesa y que es difícil de sacudir. En el castellano, semejante perjuicio es debido a un querido maestro, Vicente García de Diego: falla reiteradamente al obstinarse en asignar orígenes latinos a palabras cuya procedencia no está en la lengua de Roma, y casos onomatopéyicos que hubiera soslayado ahondando en los arabismos; pero su gran trabajo lo realizó de acuerdo con los métodos y principios del Romanisches Etymologisches Wörterbuch (REW), de Wilhelm Meyer-Lübke; se fió de los alemanes que nunca tuvieron en sus manos el Vocabulario arábigo en letra castellana, de Pedro de Alcalá, y no pensaron en la enorme influencia lingüística que produce una pervivencia de más de 700 años de dominio, en nuestro caso, árabe.
P. A. Faré se había dado cuenta del fallo (primero del alemán y luego del español) y lo expresó en su Postille italiane al REW di Meyer-Lübke, cosa que también había hecho Carlo Salvioni en su Postille italiana e ladine al REW di Meyer-Lübke. Siendo “ladina la postilla” lo vertido en ambos trabajos demuestran el lastre de los etimólogos cuyo daño está costando mucho limpiar y pulir para que resplandezca la verdad de cientos (por no decir miles) de étimos españoles que son falsos o equivocados.

Algo semejante puede decirse de Hugo Schuchardt (1842-1927) filólogo alemán, que Menéndez Pelayo le consideraba como el primer filólogo de la época y que en 1898-99 publicó: Romanische Etymologien; los mismos escollos y pocas aclaraciones.
Me cuesta decir ante el monumento (trabajo monumental) de João Corominas, de fino verbo crítico, a veces muy duro y no tan fino, que cuando se mete todo en el mismo saco, hay cosas que sobran (no vienen a cuento) y tantos olvidos que, sumados a los que desconoció, recogió, interpretó e hizo caso omiso. Le perdió su proclividad catalana y abundamiento al asignar orígenes prerromanos a casi todas las voces cuyo origen es dudoso, desconocido o discutible.
El español Félix Díez Mateo publicó un Diccionario español -escolar Etimólogico; para ser “escolar” no estaba mal pero lo que la Ciencia Etimológica no había puesto en claro, en las páginas de su trabajo, lo que no estaba claro, lo omitía.
Otro español Octavio Iglesias, en 1996, nos obsequió con su trabajo De donde vienen las palabras. Diccionario de Etimologías. Parece que es obra de encargo pues de esas voces enquistadas en la propia RAE, (dudas de atribución; de etimología discutida y origen incierto) no aclara muchas.

En la Ciencia Etimológica, todo hay que probarlo, con pruebas documentales, no con creencias, suposiciones, inventos, ni ... mitos.

Por esto a esta Ciencia le cuesta ser Ciencia.
Marco Terencio Varrón erudito romano y autor prolífico explicaba el origen de las palabras por amalgama de dos o más (en lengua hablada es inconcebible). Llamó vulpes a la zorra porque quod volat pedibus (vuela con los pies); llamó bellum a la guerra porque quod res bella non sit (porque no es bella); son etimologías obtenidas por reducción al absurdo pero han quedado, ahí están.

Francisco de Quevedo pudo escribir refiriéndose a los etimologistas:
— ... y dicen que averiguan como inventan...
Tanto abuso estúpido (no encuentro justificación de tanto error) sentó las bases para una etimología científica.
En 1979 G. Rohlfs en su obra Lengua y Cultura, tiene luminosas críticas sobre la situación real.
La orientación estructural que ha tomado la lingüística alcanza de lleno en la etimología, pues se parte del convencimiento de que la lengua es un “sistema de signos solidarios”; ya no es posible buscar el origen aislado a cada palabra; el etimólogo debe estudiar grupos de palabras, relacionadas entre sí, no ya fónica o semánticamente, sino en ambos aspectos a la vez.
Es la forma moderna de trabajar el étimo de un vocablo: estableciendo campos etimológicos (campos morfo-semánticos).
Ya no es suficiente enlazar el punto de partida y el punto de llegada de la palabra, como hemos estudiado anteriormente: hay que seguir detalladamente el camino por el que la palabra ha pasado.
La Ciencia Etimológica no se limita a dar la partida de nacimiento, sino que traza minuciosamente la biografía completa de la palabra y de la familia a la que pertenece: padre y madre. En este recorrido la Ciencia Etimológica se relaciona con la Ciencia Histórica, tomando y aportando datos del medio social en que las palabras han vivido, se han desarrollado e, incluso, han muerto. ¿Cuántas palabras ya no existen? Pero nacen otras...

Etimología pleremática
“La plerémica se ocupa de los pleremas”.
“La pleremática estudia la forma del contenido”
Antiguamente se definía “raíz”, como el radical mínimo e irreductible que comparten las palabras de una misma familia.
Modernamente es un plerema que reúne unidades lingüísticas que, con expresión pleremática idéntica, puede tener contenidos muy diferentes y heterogéneos.

Es pues, el elemento irreductible al que lleva el análisis de un lexema, después de eliminar todos los elementos de formación y signos gramaticales que pueden ser identificados, y que es portador del concepto esencial expresado por esta palabra.
Si se expresa en el plano histórico hay que encontrar el tema en las lenguas orientales al ser el elemento irreductible que posteriormente pasará a consolidar las lenguas indoeuropeas, para en éstas presentar una nueva descomposición dentro del estado de la lengua más antigua.

Si se expresa en el plano descriptivo ha de tenerse en cuenta la estructura de la lengua de que se trate pues conduce al reconocimiento del elemento-base.

En todas las lenguas semíticas es perfectamente visible dado que identifica un grupo.
Al pasar a las lenguas indoeuropeas se ha de procurar eliminar todos los elementos de formación como los sufijos temáticos, los prefijos y los sufijos derivativos, y finalmente, las desinencias. Tal elemento-base simbolizará las correspondencias entre las formas reconocidas, pero es preciso discernir entre raíz, constituida por una sucesión de fonemas cuyo numero, naturaleza y orden son constantes para el conjunto de las formas en las que aparece pues determina la base léxica de la palabra. Sin embargo, el radical (que también recibe el nombre de tema), es el elemento común, extraído por comparación, de una serie de lexemas emparentados: singularmente es analizable en raíz y sufijo de tema.

En las lenguas en las que no existe esta diferenciación entre raíz y radical, se denomina radical al elemento común de una familia de palabras. Dicho de otra manera en relación con las lenguas indoeuropeas: el término tema es el conjunto de la raíz y del sufijo temático, pero a veces el término es reemplazado por el de radical; las formas sin sufijo temático se denominan atemáticas.

Pues bien, recordemos que la Gramática Estructural da enorme importancia a la glosemática, disciplina sincrónica que trata de explicar el funcionamiento y la estructura de los sistemas lingüísticos (estudio de todas las magnitudes y funciones de la lengua, como sistema).

Es el “álgebra” del lenguaje, que opera con elementos sin nombre, es decir, denominados arbitrariamente, sin designación natural y comprende dos partes:
la cenemática, que estudia las unidades de expresión o cenemas, y
la pleremática, que es el plano del contenido o de la significación.
Ambas partes constan a su vez de dos miembros: constituyentes y exponentes.
Recordemos lo dicho al principio de que las unidades lingüísticas se determinan por sus funciones o relaciones de dependencia, sin que se conceda ninguna relevancia a la sustancia fónica o conceptual, pero Hjelmslev (1953) y Togeby (1951), hacen una distinción:

No es teoría sino ciencia...
Distinguen entre estructura profunda y estructura superficial, entre la forma del contenido y la forma de la expresión, oponiéndose especialmente a los distributivistas norteamericanos, ante la imposibilidad de describir fenómenos morfológicos y sintácticos simplemente en términos de distribución y de clasificación de los signos (unidades formantes).
La glosemática es cultivada en la actualidad por los lingüistas de Copenhague, y adopta como dirección de trabajo el método inmanente, al considerar la lengua como un texto infinito, cuya estructura hay que definir.

Según Hjelmslev (1943), la glosemática debe establecer la Ciencia de la Expresión, sin recurrir a los datos fonéticos y fenomenológicos; la del contenido, sin datos ontológicos o fenomenológicos. Deberá despreocuparse, en principio, de la sustancia lingüística, entendida como el «conjunto de los elementos materiales de una lengua, o sea, los sonidos y la significación de dichos elementos.

Recordemos que Saussure consideraba la lengua como una forma y no como una sustancia; ello hace que la sustancia sea abstraída por el método glosemático, que se centra en el estudio, relaciones o funciones que existen en el seno de una lengua; no olvidemos que en glosemática, el glosema es la menor unidad de expresión.
Volviendo a las raíces (centrales) y a los derivativos (marginales), ambas nos llevan a los constituyentes, que son los pleremas (plerémica); y de aquí a los plerematemas (pleremática), que conforma un

PLANO PLEREMÁTICO ? PLEREMATEMAS
RAÍCES ? centrales ? pleremas
DERIVATIVOS ? marginales ? pleremas
VERBALES ? extensos ? morfemas
NOMINALES ? intensos ? morfemas

PLANO CENEMÁTICO ? CENEMATEMAS
VOCALES ? centrales ? cenemas
CONSONANTES ? marginales ? cenemas
SINTONEMAS ? extensos ? prosodemas
ACENTOS ? intensos ? prosodemas

raíces
La lingüística histórica tradicional define a. la raíz como “el elemento irreductible de la palabra, obtenido por la eliminación de todos los elementos de formación, como los sufijos temáticos, los prefijos y los sufijos derivativos y las desinencias.
Una misma raíz figura en cierta cantidad de palabras, que constituyen una familia, a tal forma se suele denominar «radical» y se reserva el término «raíz» para la forma hipotética reconstruida que simboliza las correspondencias entre las formas conocidas.

En semítica, la mayor parte del vocabulario se define por el cruce de dos entidades formales discontinuas: una raíz y un esquema (unidad funcional mínima de enunciación).

La raíz, que está constituida por una sucesión de fonemas cuyo número, naturaleza y orden son constantes para el conjunto de las formas en las que aparece determina la base léxica de la palabra; pero sólo tiene existencia lingüística al insertarse en una especie de molde de forma constante: el esquema, que la actualiza. Es el segmento básico y constante en el significante de cualquier palabra: es el significante común e irreductible.
Una raíz semítica se denomina bilítera, trilítera o cuadrilítera según esté constituida por dos, tres o cuatro fonemas consonánticos.

radicales
La lingüística indoeuropea define el radical como el “elemento común, extraído por comparación, de una serie de palabras emparentadas”. El radical (también denominado tema), es a su vez analizable en raíz y sufijo de tema.

El tema en el significante de una palabra flexiva es aquel segmento que permanece estable en todas las formas flexivas o, es “la unidad que resulta de restar los afijos flexivos”: es la forma que sirve de base para la flexión de la palabra.

El tema puede estar constituido SÓLO por la raíz, en cuyo caso tema y raíz coinciden (tema simple), o puede estar constituido por raíz y afijo (tema derivado); el tema compuesto se forma por la combinación de dos o más temas.
En la descripción de las lenguas en las que no existe esta diferenciación entre raíz y radical, se denomina radical al “elemento común de una familia de palabras”.

Como adjetivo, se denomina radical lo relativo a la raíz o al radical.
En fonética, es término poco usado mediante el cual se designa a veces a las consonantes cuya articulación se produce en la parte posterior de la cavidad bucal.

afijos
Elemento que se adhiere a la raíz de una palabra para modificar su sentido o función. Si precede a la raíz, se denomina prefijo, si la sigue, sufijo, y si está en su interior, infijo.

Es el significante que, directa o indirectamente, se adjunta a la raíz y constituye con ella el tema de las distintas clases de palabras, y otros que se adjuntan al tema ya constituido y lo adaptan para la expresión de las categorías gramaticales que cada clase de palabras flexivas soporta.

Según que los afijos formen parte del tema o se adjunten a él, reciben el nombre de afijo derivativo o afijo flexivo (desinencia).

En español, la distinción entre ambos tipos de afijos es una distinción distribucional y funcional.
Los afijos derivativos forman parte del tema y sirven para crear temas de palabras relacionadas formal y semánticamente.
Los afijos flexivos se adjuntan externamente al tema y crean diferentes formas de la mima palabra, que sirven para expresar las distintas propiedades o categorías gramaticales exigidas en las construcciones sintácticas; la serie de palabras formadas con afijos flexivos sobre un mismo tema (palabras flexivas) se integra en un conjunto cerrado denominado paradigma flexivo.
La distinción entre tema y palabra, así como la noción de paradigma flexivo, resulta pertinente en el análisis de la palabra flexiva, NO en el de la palabra no flexiva o invariable.

Las palabras invariables, al ser al mismo tiempo temas y palabras, NO dan lugar a paradigmas flexivos.
En este trabajo, aparte de las raíces y radicales que afectan, principalmente a la lengua española, incluyo una relación de afijos, imprescindibles para el trabajo del etimólogo o etimologista.

 


AUTORIDADES EN ESTA CIENCIA
(no están todos los que son, ni son sólo los que están)
Platón
Gottfried Wilhelm von Leibniz
Johann Gottfried Von Herder
Alexander von Humboldt
Friedrich Von Schlegel
August Wilhelm Von Schlegel
August Schleicher
William Jones
Franz Boop
Leo Spitzer
Pierre Guiraud
Roman Osipovich Jakobson
John Langshaw Baldinger Austín
Franz Boas
Edward Sapir
Morris Swadesh
Benjamín Lee Whorf
Kenneth L. Pike
Burrhus Frederich Skinner
J(ohn) R(upert) Firth
Pablo Julio Antoine Meillet
Avram Noah Chomsky
Edward Burnett Tylor
platón

Poco tiempo después de la fundación de la Academia, posiblemente hacia el 385 aC., este filósofo griego escribió un diálogo denominado Crátilo, cuyo contenido puede ser encuadrado en la rama filosófica de la lógica, y se centra en la “exactitud de los nombres”, es decir, en el origen y características del lenguaje. Su título proviene de uno de los tres interlocutores que aparecen en el escrito, Crátilo, filósofo discípulo de Heráclito. Los otros dos son Sócrates y uno de sus discípulos, Hermógenes.
Platón hace intervenir a Sócrates en un debate que opone a Crátilo y Hermógenes. Éste le resume las tesis sobre las que se discute: mientras que Crátilo sostiene que los nombres son imitaciones o representaciones exactas de la naturaleza de las cosas, él prefiere pensar que son signos convencionales. Aunque parece que este duelo discursivo se interrumpe en el momento en que Sócrates aparece, ante la pregunta de Hermógenes, saber si los nombres de Crátilo y de Sócrates corresponden a las personas designadas, Crátilo responde afirmativamente; en cambio, y para su gran desconcierto, puntualiza: “tu nombre no es Hermógenes, incluso aunque todo el mundo te llame así”. Este equívoco, cuyo sentido es un juego de palabras, explica la estructura singular del diálogo. Los dos tercios de la obra están esencialmente dedicados a especulaciones etimológicas más o menos arbitrarias, de las cuales sólo un reputado helenista podría captar su intrínseca ironía. Hermógenes, de hecho, significa literalmente ‘descendiente del linaje de Hermes’, dios de los viajeros, de los comerciantes y de los oradores. Pero éste no es el caso de Hermógenes: pobre (a pesar de tener un padre y un hermano muy ricos) y desprovisto de la agilidad física y mental que exigía el arte de la oratoria y que suponía la fortuna material de los sofistas.

Por ello, Platón suscita la cuestión de los nombres en términos discursivos, pero la plantea, igualmente, de forma dramatúrgica. Es mediante un subterfugio como Sócrates es identificado veladamente con Hermes, en oposición a Hermógenes que, efectivamente, debe su nombre sólo a las convenciones. De hecho, Sócrates parece estar a favor de Crátilo. Aceptando romper su silencio en la ultima cuarta parte del texto, se propone incluso tomarlo ocasionalmente como discípulo. Gracias a la larga disgresión etimológica precedente, Sócrates le demostrará con su virtuosismo y su erudición en materia onomástica, fonética y gramática, que la cuestión de los nombres merecía ser planteada.

Sócrates retoma pues la discusión recapitulando acerca de las conclusiones a las que había llegado con Hermógenes. Como el nombre de éste es una usurpación, Sócrates demuestra la preponderancia de la imitación basada en la naturaleza más que en la cultura (o las costumbres). Pero imitar o pintar no es suficiente en sí, sino que hay que hacerlo bien, pues “las cosas bellas son difíciles”. Rechazando, de paso, el relativismo de Protágoras y de Eutidemo, distingue entre los nombres bien imitados de los que no lo están, de la misma forma que se podría distinguir entre los hombres buenos y los malos por sus actos.

Se plantea entonces cuál es, en el orden del lenguaje, el medio apropiado para efectuar dicha discriminación, llegando a la conclusión de que sólo puede ser la palabra. Ésta es una herramienta útil, comparable a una tejedora en el oficio de tejer. Permite separar los hilos de la trama y “tejer” un discurso, nombrando las cosas por su nombre y mostrándolas. Pero, del mismo modo que hay que concordar la palabra con los actos, también hay que distinguir las buenas enseñanzas de los sofismas. Por tanto, Sócrates se pregunta a qué artesano recurrir para proceder a la “reparación” de las palabras, en tanto que su estado actual es comparable al de una tejedora rota. Responde entonces Sócrates que es necesario recurrir a un legislador, al igual que el tejedor llamaría a un carpintero para arreglar su herramienta. Porque al igual que éste, el legislador tiene los ojos puestos en el modelo inmutable, en la forma o naturaleza de cada palabra según la realidad a la que refiere. Es pues el único capaz de reproducir las palabras justas pero igualmente bellas. En efecto, afirma que los antiguos creadores de los nombres fijaron éstos “según la idea de que todo está en movimiento y flujo continuo”; pero podría no ser así, y “que fuesen ellos mismos los que, caídos en una especie de torbellino, fuesen confundidos y nos arrastren”. Dicho de otro modo, Platón sobrentiende a través de las palabras socráticas que fueron malos artesanos, puesto que no hay que confundir las cosas con su esencia, a Hermes con Hermógenes, ni a Sócrates con Crátilo.

Finalmente, Platón dibuja el modelo ideal del legislador, que afronta una doble competencia muy específica en tanto que debe “saber” al mismo tiempo que “hacer”.

Es por lo que sustituye la alternativa inicial de cultura o naturaleza, por la oposición entre la buena reproducción (idea) y la mala representación (imagen) de la esencia, en tanto que ésta ha de ser el objeto de un “saber hacer” ejemplar: la dialéctica.
De este modo, Platón apela a una verdadera reforma del lenguaje, con motivo de la cual el buen reproductor (de ideas) tendrá que competir con los malos o falsos representantes (de opiniones). El límite del nombre correcto no es pues el “ruido sin significado” evocado por Crátilo que arroja a la tinieblas exteriores los vocablos erróneos porque, para el dialéctico, el parecido intrínseco del nombre (Hermes) no es la similitud extrínseca del nombre (Hermógenes). La alternativa nunca se sitúa entre el nombre y el innominable, ni por otra parte entre la esencia y la apariencia, lo inteligible y lo sensible o el saber y el hacer, sino que reside, por así decirlo, en el enfrentamiento o la agonía del nombre (según la idea) y de los nombres (según la naturaleza).

Pregunta finalmente Sócrates: “¿Hay que partir de la imagen (...) y conocer la verdad de la que es imagen, o de la verdad para conocerla en sí misma, y ver al mismo tiempo si su imagen esta bien lograda?”
Afirma ante ello Crátilo: “Es, a mi modo de ver, de la verdad, de la que hay que partir”.
Dicho de otro modo, el límite de un nombre no es una cosa (o una persona) considerada desde el punto de vista extrínseco sino su no pertinencia intrínseca respecto a ésta; al contrario, el límite de una cosa no es un nombre considerado desde el punto de vista intrínseco a su esencia, sino su atribución (o su ejecución) extrínseca con respecto a ésta.
Es por lo que, “no es nada sensato encomendar las palabras a su propio cuidado y al de su alma”, concluye Sócrates, al término de este diálogo en el que Platón deja entrever por primera vez, “como en sueños”, su teoría de las ideas.

leibnitz
Gottfried Wilhelm von Leibniz (Leibnitz, 1616-Hannover, 1716); filósofo y matemático alemán: «Este universo debe de ser efectivamente el mejor de los universos posibles.»
Enseñó que en la palabra hay un elemento fundamentalísimo que la relaciona con la metafísica de las ideas; de donde resulta que para conocer la naturaleza y las leyes de la historia, hay que conocer la naturaleza y las leyes de la palabra; esta teoría luminosa es el barrunto de la filosofía del lenguaje.

herder
Johann Gottfried Von Herder (Mohrungen, hoy Morag, actual Polonia, 1744-Weimar, actual Alemania, 1803); filósofo y escritor alemán; constituye uno de los pilares del movimiento romántico, que le debe algunos de sus conceptos fundamentales, como el de Volksgeist (carácter nacional), motor y sentido profundo de la historia y de las expresiones artísticas y culturales de los pueblos. En su concepto de la filosofía de la historia y el sentimiento casi místico con que interpretó su evolución, le llevaron a superar, guiado por Hamann, el yerto racionalismo de la Aufklärung:

— ¿Acaso tiene una nación algo más precioso que la lengua de sus padres?
Así abrió camino al romanticismo, a la valoración de todas las culturas y a la intuición de la psicología de los pueblos manifestada en la poesía popular; alabó la lengua alemana y descalificó otras lenguas hasta el punto de afirmar:
— El hablante alemán siempre puede ser superior al extranjero y entenderle perfectamente, incluso mejor de lo que el extranjero se comprende a sí mismo.
Explaya la anterior teoría de Leibnitz, enseñando que las lenguas no son las herramientas materiales del alma, la mecánica del espíritu, sino el libro del tiempo, la escritura de donde se aprende a conocer a los demás hombres; la filosofía del lenguaje, se amplia en forma de moral y estética.

humboldt
Alexander von Humboldt (Berlín, 1769-Berlín, 1859) Naturalista y explorador alemán. Son muy significativas para esta síntesis sus palabras: «Sprache nicht ist nur sprechen» (el lenguaje no es un resultado mecánico, sino una producción constante del espíritu). Es imposible comprender los enigmas del espíritu humano sin haber comprendido antes los enigmas de la palabra humana, fundando de este modo la metafísica filológica.

f. schlegel
Friedrich Von Schlegel (Hannover, 1772-Dresde, actual Alemania, 1829) Filósofo y crítico literario alemán. Junto a su hermano August, desempeñó un papel fundamental en la articulación del primer Romanticismo, sobre todo desde la revista Athenaeum (1798-1800), fundada por ellos y en la cual participaron los principales representantes del movimiento, como Novalis y Schleiermacher.

Profesor en las universidades de Jena y Bonn y tradujo al alemán las obras más importantes de Shakespeare. Friedrich, por su parte, contribuyó al establecimiento de la filología moderna con un estudio de lingüística comparativa; ya desde sus primeros estudios se muestra más como crítico de las relaciones entre el mundo antiguo y moderno que como simple filólogo. Así aparece en sus obras: Griegos y romanos (1797), Sobre el estudio de la poesía griega (1797) e Historia de la poesía de los griegos y de los romanos (1798). En ellas delinea una contraposición entre poesía objetiva del mundo clásico y poesía interesante de la modernidad, algo así como la distinción schilleriana entre lo ingenuo y los sentimental. La intención de estos trabajos es contraponer la fragmentación y artificialidad del mundo moderno con la armoniosa e instintiva naturalidad de la antigüedad. La urgencia de superar la negatividad de la condición moderna lo induce a dedicarse de lleno a la reflexión filosófica. El último período del pensamiento de Schlegel, el austríaco, está marcado por un signo místico y religioso coincidente con su conversión al catolicismo. Considera que el idealismo ha hecho ya su recorrido cíclico a través de los cuatro sistemas: Fichte y Schelling por una parte (que representan la pura especulación teórica) y Kant y Jacobi por la otra (representantes de la instancia práctica de la fe). La tarea que queda por realizar, según él, es la de un nuevo espiritualismo fundado en la experiencia cristiana, fijando la atención, no en el principio de la razón ni en el sentimiento en la fe, sino en el principio de la personalidad humana y en la realidad de la vida, donde la filosofía encuentra su culminación. A este período pertenecen las obras: Filosofía de la vida (1827), Filosofía de la historia (1817) y Filosofía del lenguaje y de la palabra (1829). En 1808 publicó Uber die Sprache und Weiskeit (Del idioma y la sabiduría de los indios); como maduro fruto de sus estudios orientales, y produjo fructuosas excitaciones a la ciencia comparada del lenguaje; de su lingüística comparativa (Filosofía del lenguaje y de la palabra (1829) dedujo:

— Todas las leguas indoeuropeas derivan del sánscrito...

a. schlegel
August Wilhelm Von Schlegel (1767-1845), crítico y escritor alemán, cuyo nombre está vinculado sobre todo a su actividad como literato, como su hermano Friedrich; estudió en Gotinga filología clásica y fue profesor en Bonn desde 1819 hasta su muerte. Como literato sobresale en su actividad de traductor (de Shakespeare y Calderón al alemán) y como incansable animador cultural (sobre todo, en el impulso que dio al descubrimiento de la literatura oriental). Pero no es menos valiosa su obra en cuanto a la crítica filosófico-estética. De particular relieve son su teoría sobre la poesía (elaborada a partir de una reflexión sobre los orígenes del lenguaje) y su formulación sobre la forma orgánica, la más coherente que el programa estético romántico haya dado de la misma. La obra de arte, en efecto, se inserta con derecho propio dentro de los organismos de la naturaleza, y al igual que la espontaneidad que vemos en la naturaleza, tampoco necesita imitar; puede definirse como una "forma interna" capaz de revelar inmediatamente el contenido que subyace en ella. De entre sus obras se destacan: Lecciones sobre las bellas formas y el arte (1801-04), y Lecciones sobre el arte dramático y sobre la literatura (1808).
Sugirió en el campo de la morfología, cuatro tipos lingüísticos con arreglo al modo de construcción de las palabras de una lengua:

lenguas aislantes, analíticas o de raíces, porque todas las palabras son invariables: no hay terminaciones; las relaciones gramaticales se manifiestan en el orden de las palabras; v. gr.: chino, vietnamita, samoano.
lenguas flexivas, sintéticas o fusionales, porque las relaciones gramaticales se expresan cambiando la estructura interna de las palabras, mediante el uso de elementos compositivos flexivos que reflejan simultáneamente varios significados gramaticales; v. gr.: latín, griego, árabe.
lenguas aglutinantes, o aglutinativas, porque las palabras están formadas por una larga secuencia de unidades, cada una de las cuales expresa un significado gramatical particular en una relación clara de uno a uno; v. gr.: finés, turco, japonés, swahili.

lenguas incorporantes, o polisintéticas porque las palabras que las componen son largas y complejas y contienen una mezcla de rasgos aglutinantes y flexivos; v. gr.: esquimal, mohaqués, australiano.

schleicher
August Schleicher (1821-1868), filólogo y lingüista alemán; profesor en las universidades de Praga y Jena, escribió ensayos sobre la lengua lituana (1856-57), la lengua alemana (1860), y la lengua polabo-eslava (1871); introdujo la Teoría del árbol genealógico (Stammbaumtheorie); el lenguaje es un organismo que puede crecer y debilitarse y cuyos cambios era posible analizar empleando los métodos de las ciencias naturales; primer enfoque para el estudio del lenguaje infantil con un diario escrito de observaciones sobre el habla de sus propios hijos, enfoque que perdió favor con la llegada de las técnicas de grabación audio y vídeo que permitían un análisis más sistemático, objetivo y amplio; abusó de las metáforas al aplicar las teorías darvinianas, pero es cierto que, renovó la lingüística indoeuropea, asimilándola a una ciencia natural; su más importante trabajo sobre filología comparativa, publicado en alemán (1861-62), fue traducido como A Compendium of the Comparative Grammar of the Indo-European, Sanskrit, Greek, and Latin Languages (2 vol., 1874-77).

jones
William Jones (Londres, 1746-Calcuta, 1794), orientalista británico, estudió leyes en Oxford, dedicándose al estudio del árabe, persa, turco y sánscrito: llegó a poseer 13 lenguas a la perfección y 28 bastante bien; fue el primero que dio a la estampa una obra escrita en sánscrito: Ritusamhara (Calcuta, 1792); fue el primero que formuló claramente la existencia del indoeuropeo, y marcó la similitud entre el sanscrito, el griego, y el latín; en 1786, en su discurso presidencial a la “Sociedad Asiática de Bengala”, puntualizó:

— La lengua sánscrita, cualquiera que sea su antigüedad, tiene una estructura maravillosa; es más perfecta que el griego, más copiosa que el latín y de un refinamiento más exquisito que ninguna de las dos y, sin embargo, guarda con ellas una afinidad mayor de la que podía haberse producido por accidente, tanto en las raíces de los verbos como en las formas de la gramática, tan fuerte, de hecho, que ningún filólogo podría examinarlas sin creer que han surgido de una fuente común que quizá ya no exista.

Era la primera formulación clara de la existencia del indoeuropeo; había observado la afinidad y parentesco de la lengua y la mitología de la India con las de los pueblos civilizados de Europa.
Todavía no tuvo muy claro que el “aumento silábico, el dual y la a privativa”, eran comunes al sánscrito y al griego.

boop
Franz Boop (Majenza, 1791-1867) filólogo alemán que se formó en la “Escuela Simbólica” que estudiaba las antigüedades orientales (Persia e India); el 16 de mayo de 1816, publicó: Ensayos sobre el sistema de conjugación del sánscrito en comparación con el del griego, el latín, el persa y el gótico; en 1827, una Gramática sánscrita en alemán, rehecha luego en latín (1832) y finalmente, la gran Gramática comparada del sánscrito, zendo, armenio, griego, latín, lituano, antiguo eslavo, gótico y alemán, en tres tomos, publicados de 1833 a 1852. Fundamenta la lingüística comparada de una manera sólida y estable. Su punto de partida es el sánscrito y, examinando sobre todo las formas de las distintas lenguas que estudia, establece su comunidad de origen; se orienta el estudio de las lenguas hacia su aspecto evolutivo: el concepto de la gramática general y de la clasificación de las lenguas, que tanto preocupaba en el siglo XVIII, cede el paso al concepto de lo que será, al cabo de muy poco tiempo, la gramática histórica. Se comprende: la comprobación de estados anteriores comunes a varias lenguas, cuyo parentesco antes era ignorado, fascina e induce a orientar todo estudio lingüístico desde un punto de vista histórico.

Boop estudió la lengua comparada con la lengua misma; los que hasta entonces se dedicaban la estudio de las lenguas las consideraban aisladamente, bajo los varios puntos de vista de la etimología, de la crítica, de la mitología, de las antigüedades, del arte, de la moral o de la historia, haciendo un cuerpo de doctrina y, tras probar la simetría entre el sánscrito y las lenguas europeas, puso de manifiesto en virtud de que leyes supo cada lengua crear sus particularidades, de tal modo que, confundiéndose con las demás lenguas por la comunidad de origen, sabe cada una de ellas guardar y distinguir su fisonomía de raza, por su filosofía propia, por su carácter de nación, hasta llegar a decir: ¡es mi lengua!

Pero si todos los pueblos vienen de un tronco común “sus lenguas” han de tener un tronco común: no hay nación que se confunda con otra nación bajo la relación de forma, ni nación que se diferencie de otra nación bajo la relación de naturaleza; como género humano todos son uno.
El sistema de pueblos deriva de un género humano; el sistema de lenguas deriva de una lengua común: lo que cambia es el horizonte, la topografía, el clima.

spitzer
El teórico de la literatura, el alemán Leo Spitzer (1887-1960) ofreció una de las primeras explicaciones del vínculo que existe entre los rasgos estilísticos y la respuesta estética; su enfoque del estudio estilístico implicaba el uso de lo que llamaba círculo filológico: la intuición identifica los rasgos estilísticos, luego se describen y analizan los rasgos, se descubren las pautas y, finalmente, se confirma el significado de las pautas, confirmando la validez de la intuición inicial; pese a pertenecer a la estilística el término intuición repentina, lo designa Leo Spitzer así (ingl. click) y es bueno integrarlo para el trabajo del etimólogo:

—“... sensación que experimenta el estilista respecto del nexo necesario y revelador que existe entre un detalle lingüístico recurrente y la estructura del conjunto de un texto. El examen de todas las desviaciones que de este modo atraen la atención hacia el texto, permite extraer «el étimo espiritual, la raíz psicológica» de todos esos elementos aislados. El étimo espiritual es el denominador común de todas las desviaciones y al mismo tiempo revela el espíritu del autor, que las ha motivado.
Son de consulta sus obras: 1925: Aus der Werkstatt des Etymologen, en “Jahrbuch für Philologie”, 1; pp. 129-159; y Hugo Schuchardt Brevier. Ein Vademekum der allgemeinen Sprachwissenschaft, Halle (1922)

guiraud
El etimólogo francés Pierre Guiraud, que ya he mencionado anteriormente, acepta la idea de una intención inconsciente, lo cual permite incluir dentro del dominio de la semiología los mitos y las demás manifestaciones del inconsciente. Al referirse a los campos morfosemánticos, ya indicó que son conjuntos de lexemas o de semejanzas de forma que corresponden a semejanzas en la denotación; por ello describe la palabra tema, como palabras más frecuentes de un texto, y asíllega a la palabra clave, que por oposición a la palabra tema, es la palabra cuya frecuencia en un texto o en un autor es elevada respecto de fantasía obtenida mediante la proyección de la del uso corriente; un index de frecuencia (Thorndike-Lorge o de Vander Beke) recoge tal tipo de palabras.
Hay que consultar sus obras: 1955: La sémantique;1967: L’étymologie, y Structures étymologiques du lexique français.

jakobson
Roman Osipovich Jakobson (1896-1982) lingüista ruso-estadounidense. Considerado como uno de los renovadores de la lingüística moderna y creador de la fonología, perteneció a la escuela formalista rusa. Para Jakobson, el estudio del lenguaje debía ser abordado como una estructura que se organiza a partir de su función como sistema de comunicación; su obra ha sido fundamental en los estudios de crítica literaria dentro de un enfoque estrictamente lingüístico, que como consecuencia ha pasado a llamarse después estilística lingüística. Su trabajo, que se conoce muy bien, enlaza, dentro de la fonología estructural, con la teoría de los rasgos distintivos, y de ella se dice con frecuencia que es su descubrimiento más importante. Esta teoría afirma que “los rasgos distintivos, esto es, las unidades mínimas de las que consta cualquier segmento fónico, son los factores decisivos a tener en cuenta cuando se realiza el análisis fonológico, y muestran más datos sobre la forma en que están organizados los fonemas de una lengua cualquiera”.

austín
John Langshaw Baldinger Austín (1911-1960) lógico británico, primero que hizo notar la variedad de funciones realizadas por los enunciados como parte de la comunicación interepersonal; hizo la aproximación de una lengua desde el campo de la filosofía positivista: llevar el respeto absoluto por la ley fonética; exige a toda ciencia que parta de hechos tomados en el sentido de objetos perceptibles y que se limite a comprobarlos y enlazarlos con leyes que habrán recorrido tres fases: teológica, metafísica y positiva (ley de los tres estados). En particular, señaló que muchos enunciados no comunican información, sino que equivalen a acciones: cualquiera de estos enunciados-tipo, comporta inmediatamente una nueva realidad social o psicológica: decir algo es realizar algo, por lo que Austin lo denominó realizativos a estos enunciados (no son verdaderos ni falsos), que se diferencian notablemente de la otra clase en que los enunciados transmiten información y denominados constatativos. La coherencia en todos los escritos de Austin es precaria, pero es claro en la caracterización de los actos del habla en los que introduce tres nociones fundamentales: actos locutivos o actos de decir, referidos a la mera enunciación de las palabras: el acto comunicativo tiene lugar; actos ilocutivos, que se realizan a través de los actos de decir algo, y se caracterizan como descripciones: el acto comunicativo se realiza como resultado del enunciado del emisor y es el núcleo de cualquier teoría de los actos de habla (representativos, directivos, compromisivos, expresivos, declarativos); actos perlocutivos, que constituyen el objetivo que se pretende alcanzar con los actos anteriores, que han tenido que ejercer un efecto particular que el enunciado del emisor ha tenido sobre el oyente.
Hay que advertir que la fuerza ilocutiva de un enunciado y su efecto perlocutivo pueden no coincidir

boas
Franz Boas (1858-1942), etnólogo y antropólogo alemán; trató el estudio de las lenguas como subsistema cultural, rompiendo con el evolucionismo social: raza-lengua-cultura; propugnó la aplicación de rigurosos criterios científicos a los métodos de investigación. Enfocaba que la lengua es instrumento de análisis semántico para referenciar y validar los datos observados en las comunidades indígenas.

sapir
Edward Sapir (1884-1936), lingüista norteamericano de origen alemán, se extendió en que la lingüística constituye una de las disciplinas básicas cultivadas por el antropólogo; sugiere una influencia recíproca entre las categorías gramaticales, sobre las categorías culturales (la percepción del orden de las cosas), lo que nos lleva al análisis comparado de las mutaciones lingüísticas y de los cambios culturales; la significación social de los cambios idiolécticos (los lingüísticos individuales) y de los cambios dialectales. Sin olvidar la incidencia de los préstamos lingüísticos sobre los esquemas intelectuales y la transformación en la percepción del universo. Su obra destacada: 1921: Language. An introduction to the study of speech.

swadesh
En 1972, el lingüista norteamericano Morris Swadesh (1909 - 1967) en su obra The origin and diversification of language, desarrolló la sistematización de las lenguas indígenas a partir de criterios fonológicos, lo que se conoce con el nombre de glotocronología, para datar la antigüedad de las lenguas y poder establecer las relaciones genéticas, dentro de las familias lingüísticas, las relaciones genéticas entre los grupos de lenguas, los subgrupos, y así sucesivamente.

whorf
Benjamín Lee Whorf (1897-1941), lingüista norteamericano, formuló la tesis de la relatividad lingüística (Hipótesis Sapir-Whorf), según la cual, la lengua materna determinaría de forma absoluta la percepción que el individuo posee del mundo de las relaciones sociales, chocando con la idea chauvinista del Volksgeist (la lengua nacional), pero tal insistencia desembocó en novedosos trabajos sobre campos conceptuales. El relativismo lingüístico detalla que la estructura de una lengua está influida por la percepción diferente del tiempo; toda lengua es una representación sistemática o un análisis de la realidad tal como es vista por los hablantes y que, el sistema lingüístico y tal modo de conseguir la realidad están en recíproca relación causal sobre el plano lexicológico y sintáctico. Nos demuestra que, si bien es cierto que no hay una conexión necesaria entre lengua-raza, hay a menudo una profunda relación entre lengua-cultura. Para poder estudiar esta última relación, lo primero que hay que plantearse es «saber como son las lenguas y cómo puede ser cualquier lengua inimaginable». Para ello habrá que construir un sistema de tipología lingüística en el que hay que estudiar y caracterizar las distintas lenguas, analizándolas a tres niveles distintos:

a) Según su capacidad de síntesis (posible complejidad de las palabras compuestas o derivadas).

b) Según las técnicas morfológicas utilizadas por cada lengua, que pueden ser: aislantes, aglutinantes, fusionales, y simbólicas.

c) Según su manera de utilizar los conceptos básicos concretos, y los conceptos relacionales puros.
Entre su muchos libros destacan: Fonéticas (1943) y Teoría Unificada de la Estructura de Conducta Humana (1954--60).

pike
El también lingüista norteamericano Kenneth L. Pike (1912- ), fue el creador del análisis tagmémico o tagmémica, por el cual el comportamiento verbal y no verbal constituyen los dos polos de una sola actividad, unitaria y continua, y están en un proceso dialéctico constante, que hay que estudiar como un todo. Se le debe la distinción entre el análisis ético (relativista y comparativo) y el análisis émico (utilización del paradigma cognitivo).

perspectiva etic <Del ingl. phonETIC, fonética.> Estudio de la conducta desde el «exterior» de un sistema concreto.
?? «Reemplaza al confuso concepto de objetividad y se trata del estudio del investigador hecho desde fuera, sin tener en cuenta lo que pasa por la cabeza del investigado».

perspectiva emic. <Del ingl. phonEMIC, fonología.> Estudio de la conducta desde el «interior» del sistema considerado.
?? «Reemplaza al confuso concepto de subjetividad y se trata de que el investigador piense como pensaría el investigado, de que el antropólogo piense y actúe como un nativo».

Pese a que el término constituyentes inmediatos, fuese un procedimiento de descripción estructural introducido por Leonard Bloomfield (1933), lo cierto es que fue después desarrollado por Kenneth L. Pike (le seguirían Bloch, Wells y Harris); consiste en descomponer una oración en sus constituyentes más grandes, en descomponer luego éstos en sus propios constituyentes, y así sucesivamente hasta que el análisis llegue al nivel de los segmentos más pequeños (los morfemas), que son los constituyentes últimos de la oración.

Otro tema desarrollado por Pike es el que se basa en que el velo del paladar es también una zona articulatoria, por lo cual propuso distinguir entre «velic» y «velum», según la pared del velo, que interviene en la articulación.
«velic», designa la parte superior del paladar blando, que se encuentra frente a la nasofaringe.
«velum» designa la pared inferior que se encuentra frente a la lengua.
La obturación del paso faringonasal es una cerrazón vélica. En cambio, se hablará de oclusión velar cuando el dorso de la lengua entra en contacto con el paladar blando.

skinner
Burrhus Frederich Skinner (1904-1990), psicólogo norteamericano, nos definió que la lengua se aprende por un mecanismo de repetición, llamado de estímulo-respuesta.
En la investigación psicológica representa el método inductivo tal como fue introducido y desarrollado por Francis Bacon, John Stuart Mill y otros. Se ocupa solamente de la conducta observable y rechaza cualquier método de investigación que no se base en la investigación sensorial. Los datos observados deben ser identificados y establecidos claramente, sin ninguna ambigüedad. Más tarde estableció que se deben situar los hechos conocidos en clases o categorías, y establecer leyes que representen sus interrelaciones. La última etapa de la investigación sería, el desarrollo de conceptos generales de orden superior. Este sistema se limita más a exponer hechos que a explicarlos. Sus convicciones filosóficas le empujaron a rechazar cualquier postulado o variable que estuviera más allá de los datos observables del ambiente y de la conducta de los organismos. Esta actitud acercó a Skinner al operacionismo (especie de empirismo radical que rechaza cualquier perspectiva especulativa de la investigación científica; señala la necesidad de mantenerse atentos a las operaciones realizadas por el científico). Para Skinner la tarea del psicólogo consiste en relacionar los datos observables de la conducta con el ambiente en que tiene lugar, no ve la razón por la cual puede referir sus datos a los datos procedentes de otros niveles de observación propios de otras ciencias, por este motivo, su posición podría ser definida como un antirreduccionismo metodológico. La psicología es la Ciencia de la Conducta, y Skinner definía la conducta como el movimiento de un organismo o de sus partes, como un sistema de coordenadas suministrado por el organismo en cuestión, o por distintos objetos externos o campos de fuerza. Es conveniente hablar de ello como de la acción del organismo en el mundo exterior y, frecuentemente, es de desear el estudio de un efecto más que del movimiento mismo, como ocurre en el caso de la producción de sonidos. La mayoría de las conductas se seleccionan por sus consecuencias, tendemos a hacer cosas que han constituido un éxito en el pasado. La unidad simple de la conducta es el reflejo (íntimamente ligado al bienestar del organismo) y éste se obtiene en la práctica. De esta manera, la investigación científica debe descubrir las leyes naturales que gobiernan los reflejos, y Skinner clasifica las leyes en estáticas, dinámicas y de interacción. Distingue entre conducta respondiente (cuando una conducta corresponde a estímulos provocadores específicos) y conducta operante (cuando no se presentan estos estímulos), así como, reflejo respondente (correlación de un estímulo y una respuesta) y reflejo operante (parte funcional de la conducta; es espontáneo). En cuanto a la naturaleza del refuerzo, se sintió incapaz de explicarla, pero sus estudios experimentales constituyeron una importante aportación a la comprensión del problema. No pudo conocer por qué refuerza el refuerzo, pero proporcionó una descripción detallada del mismo. Según su teoría del refuerzo, las repuestas emocionales son reforzadas por sus consecuencias o mecanismo retroactivo. La motivación (presiones, este término lo niega Skinner, dice que es simplemente un modo adecuado de referirse a los efectos de la privación, de la saciedad y de otras operaciones que alteran la probabilidad de la conducta más o menos de la misma forma) y las emociones, se superponen. Una privación extrema es usualmente una operación emotiva. Las emociones no deben ser consideradas como causas de conducta. Las causas son los estímulos. La conducta observada durante una emoción no debe ser confundida con la emoción como estado hipotético, como beber no debe ser confundido con la sed. Trató la conducta en términos de reforzantes positivos (recompensa) contra reforzantes negativos (castigo). Los positivos añaden algo a la situación existente, los negativos apartan algo de una situación determinada. En los experimentos con los dos tipos de reforzantes las respuestas se incrementaban. La conducta es cuestión del ambiente, las respuestas tomadas por un individuo están en función de los estímulos ambientales; rechaza la idea del "yo" interior (fuerza de voluntad).

Las experiencias de Shannon, sobre las probabilidades de las secuencias en el lenguaje, hizo creer a muchos que un lenguaje no era más que una Cadena de Markov. Pienso que este fue el fundamento de que Chomsky emprendiese un nuevo y necesario camino investigador en el estudio de la teoría del lenguaje, como invento lógico-matemático convalidado por la experiencia, siendo el primer paso la exploración por las inmensas posibilidades de la lógica formal y cuales de ellas adaptarse a las leyes naturales.

Esta problemática le interesó en 1957 a Skinner, y lo enfocó de otro modo: la gramática de un lenguaje ha de ser un sistema lógico compuesto de un vocabulario finito de reglas de transformación que permita obtener todas las infinitas sentencias posibles de un lenguaje y nada más que las que constituyen dicho lenguaje. Después enhebró el tema con la nueva teoría de la semántica lingüística llegando a la conclusión de que cada palabra forma parte de un contexto espacio-temporal que guardará, al menos, una cierta analogía con todos los demás contextos de que formará parte normalmente la palabra en cuestión, y será esa analogía lo que constituirá justamente el significado de dicha palabra.
Lo dicho implica que para averiguar el significado de una unidad lingüística dada habrá que establecer un inventario representativo de los contextos en que puede aparecer y habrá que describir, por otro lado, las características de cada contexto.

firth
J(ohn) R(upert) Firth (1890-1960), lingüista británico, introdujo la expresión lenguaje restringido, para referirse a los sistemas lingüísticos altamente reducidos que se usan para una actividad especial; está tan fuertemente limitado por el contexto que sólo se permite un grado reducido de variación lingüística. Estos lenguajes son tanto hablados como escritos y se los puede encontrar tanto en contextos corrientes como especializados; consisten en frases hechas de uso rutinario, con una prosodia o una composición tipográfica convencionalizados y un vocabulario limitado; para el estudio de una lengua, estableció una comparación con un ascensor que se mueve libremente de uno a otro nivel, en ambas direcciones, sin dar prioridad a ninguno de ellos, con lo que contradijo la teoría bloomfieldiana que aconsejaba trabajar a través de los distintos niveles siguiendo un orden determinado. En el símil, la analogía de las dos dimensiones puede llevar a engaño pues para captar la idea de los niveles es necesaria la geometría multidimensional, parámetro que representa la influencia que ejerce, sobre el resultado de un experimento o la evolución de un proceso lingüístico, la forma y la distribución de los elementos que intervienen (fonética, fonología, morfología, sintaxis, semántica) pero en varias direcciones en su parte direccional. En 1957, al referirse a la tendencia sintagmática de los lexemas a funcionar con otros en ciertas combinaciones, dijo lo siguiente:
— “... a las palabras las conoceréis por las amistades que frecuenten...”

Para J. R. Firth, el parámetro que representa la influencia que ejerce sobre el resultado de un experimento o la evolución de un proceso lingüístico, la forma y la distribución de los elementos que intervienen (fonética, fonología, morfología, sintaxis, semántica) en varias direcciones en su parte direccional, lo denominó geometría multidimensional del lenguaje.

Y denominó lenguaje restringido, al sistema lingüístico altamente reducido que se usa para una actividad especial; tan fuertemente limitado por el contexto que sólo se permite un grado reducido de variación lingüística.

Hay un término que utilizan especialmente los lingüistas ingleses; se trata de colocación, y denota la asociación habitual de una unidad léxica con otras unidades: un árbol muerto, un árbol enano, un árbol exótico, etc. Se utiliza para definir un procedimiento de descubrimiento -al menos parcial- de la significación (meaning by collocation, J. R. Firth); esto quiere decir que se aplica a la semántica una técnica distribucional. Tal procedimiento puede ser considerado como una manifestación moderada de la hipótesis (que se remonta a Meillet, y que luego formuló Wittgenstein) según la cual una palabra no posee significación sino sólo usos.

No siempre resulta fácil trazar el límite entre colocación, lexía, estereotipo y palabra-tándem.
Finalmente, con respecto a la prosodia, como estudio de diversos fenómenos ajenos a la doble articulación pero inseparables del discurso, como la melodía, la intensidad, la duración, con respecto al acento, y el tono son unidades prosódicas que desempeñan funciones diferentes y que utilizan esos factores de acuerdo con modalidades que varían según las lenguas. Para Firth, unidad extraída mediante el análisis prosódico: rechaza el fonema y segmenta la cadena hablada en sonidos y en prosodias; estas últimas incluyen todos los hechos fonéticos considerados como característicos, en una lengua dada, de las unidades más extensas que el sonido mínimo (sílaba, oración, etc.).

meillet
Pablo Julio Antoine Meillet (1866-1936), filólogo francés, tuvo interés de destacar el carácter histórico-social de los fenómenos lingüísticos, iniciando así una tendencia sociológica en los estudios lingüísticos; estableció que la lengua es una identidad a la vez lingüística (por su estructura y organización interna) y social (por su función de comunicación entre los hablantes).
En la clasificación de las lenguas por familias, denomina lengua madre a la lengua de la cual han surgido muchas otras lenguas en el curso de la historia. Influidos por especulaciones teológicas los dramáticos del siglo XVI consideraron al hebreo como la lengua madre de todas las lenguas europeas; los dramáticos árabes asignan ese papel al árabe. Los lingüistas del siglo XIX reemplazan tales consideraciones metafísicas por criterios basados sobre la comparación de las lenguas y sobre su historia, y consideran, por ejemplo, al latín como la lengua madre del castellano, del italiano, etc. Pero esta expresión implica una filiación análoga a la de los seres vivos; resulta engañosa porque «una lengua hija es una transformación de una lengua madre, no un retoño de la misma».

Son de interés para el trabajo etimológico dos de sus obras: 1925: La méthode comparativa en línguistíque hístorique; y 1937: Introduction á l'étude comparativa des langues indo-européennes.

chomsky
Avram Noah Chomsky (1928-), lingüista y filósofo estadounidense; fundador de la gramática generativa transformacional, un sistema de análisis del lenguaje que ha revolucionado la lingüística moderna, con clasificaciones léxico-etnográficas que pretenden derivar reglas de pensamiento y presupone que una nación segmenta, interpreta y expresa la realidad a través del lenguaje. Fue introducido en la lingüística por su padre, especializado en lingüística histórica del hebreo. En la Universidad de Pensilvania, se doctoró en 1955 con una tesis sobre el análisis transformacional, elaborada a partir de las teorías de Z. Harris, de quien fue discípulo. Entró entonces a formar parte como docente del Massachusetts Institute of Technology, del que es profesor desde 1961. Es autor de una aportación fundamental a la lingüística moderna, con la formulación teórica y el desarrollo del concepto de gramática transformacional, o generativa, cuya principal novedad radica en la distinción de dos niveles diferentes en el análisis de las oraciones: por un lado, la «estructura profunda», conjunto de reglas de gran generalidad a partir de las cuales se «genera», mediante una serie de reglas de transformación, la «estructura superficial» de la frase. Este método permite dar razón de la identidad estructural profunda entre oraciones superficialmente distintas, como sucede entre el modo activo y el pasivo de una oración. En el nivel profundo, la persona posee un conocimiento tácito de las estructuras fundamentales de la gramática, que Chomsky consideró en gran medida innato; basándose en la dificultad de explicar la competencia adquirida por los hablantes nativos de una lengua a partir de la experiencia deficitaria recibida de sus padres, consideró que la única forma de entender el aprendizaje de una lengua era postular una serie de estructuras gramaticales innatas las cuales serían comunes, por tanto, a toda la humanidad. En este sentido, podría hablarse de una gramática universal, a cuya demostración y desarrollo se han dedicado los numerosos estudios que han partido de las ideas de Chomsky.

tylor
Edward Burnett Tylor (1832-1917), antropólogo británico, desarrolló dos enfoques ante el estudio de la lengua como sistema cultural, de sus funciones sociales o de sus características estructurales: la etnosemántica (antropología cognitiva) y la etnografía del habla.


BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA
Adrados, F. R.
1975 - Lingüística indoeuropea, 2 vols. Madrid.
1989-91 - Diccionario Griego-Español, 3 vols. Madrid.
1992 - The New Image of Indoeuropean: The History of a Revolution. “Indogermanische Forschungen 94 (1992) 1-28.
Alarcos Llorach, E.
1968 - Fonología Española. Madrid.
Alessio, G.
1960 - L’etimologia. Storia, problemi e metodo dell’indagine etimologica, Napoli.
Aliprandi, G.
1950 - Il Vico e l’Etimologia. “AEVUM”, 24, fasc. 5: pp. 423-433.
Bailey, Nathaniel
1721 - An Universal Etymological English Dictionary.
Baldinger, J(ohn) L(angshaw) (Baldinger) Austín
1959 - L’étymologie hieret aujourd’hui. “Cahiers de l’Association inter. Des études françaises”. 11 mayo; pp. 233-264
1970 - Teoría Semántica. Madrid
Barnhart, Robert K., ed.
1988 - The Barnhart Dictionary of Etymology (The H. W. Wilson Company).
Battistini, A.
1974 - Vico e l'etimologia mitopoietica. “Lingua e Stile”, IX, 1: pp. 31-66.
Bauer, H. & Leander, P.
1927 - Grammatik des Biblischen-Aramäischen. Halle.
Benveniste, E.
1962 - Hittite et indo-européen. Études comparatives. París.
1969 - Le vocabulaire des institutions indo-européennes, 2 vols. París.
Berenguer, J. A.
1985 - Uso premorfológico de las alternancias vocálicas en índoeuropeo, Memoria de Licenciatura inédita. Universidad Complutense, Madrid.
Bernabé, A.
1983 - El descubrimiento del Sánscrito: Tradición y Novedad en la Lingüística Europea. “Revista Española de Lingüística” 13. 1(1983), pp. 41-62.
Bertoidi, V.
1952 - L’arte dell'etimologia, Napoli, Liguori.
Bertolotti, R.
1958 - L’etimologia popolare in latino e nene lingue romanze, Brescia, Paideia.
Bickerton, Derek
1990 - Language and Species. Chicago University Press.
Bloomfleld, Leonard
1914 - An Introduction to the Study of Language (Londres, 1914).
Boch-Gimpera, P., Les Indo-Européens: Problemes Archéologiques (París, 1961).
Boisacq, Émile, Dictionnaire étymologique de la langue grecque (Heidelberg, 1950').
Bomhard, Allan R. &John C. Kerns, The Nostratic Macrofamily (Berlín, 1994).
Buck, Carl Darling, A.
Dictionary of Selected Synonyms in the Principal Indo-European Languages (Chicago-Londres, 1949).
Burrow, T.
1955 - The Sanskrit Language . London.
Caillois, Roger
1973 - La Pieuvre: Essai sur la Logique de I'Imaginaire. París.
Cardona, G., Hoenigswald, H. M. & Senn, A.
1970 - Indo-European and Indo-Europeans. Filadelfia: University of Pennsylvania Press.
Carnoy, A.
1955 - Dictionnaire étymologique du proto-indo-européen. Lovaina.
Ceci, L.
1966 - Le etimologie dei giureconsulti romani, Roma, L'Erma di Bretschneider (1ª ed., 1892).
Chantraine, P.
1968-80 - Dictionnaire étymologique de la langue grecque. Histoire des mots, 4 vols. París.
Chejne, A. G.
1969 - The Arabic Language. Its Role in History, Minneapolis, University of Minnesota Press.
Chomsky, Avram Noah Chomsky
1957: Syntactic Structures;
1965: Aspects of the Theory of Syntax;
1966: Cartesian Linguistics;
1968: Language and mind.
Corominas, J. & Pascual, J. A.
1980-91 - Diccionario Crítico Etimológico Castellano e Hispánico, 6 vols. Gredos. Madrid.
Coseriu, Eugenio
1958 - Sincronía, diacronía e historia.
1962 - Teoría del lenguaje y lingüística general. Cinco estudios, Madrid.
1964 - Pour une sémantique diachronique structurale. “Travaux de linguistique et de Littérature”. Pp. 139-186; Estrasburgo.
1969-1972 - Die Geschichte der Sprachphilosophie von der Antike bis Leibniz zur Gegenwart. Eine Übersicht, Teil I. von der Antike bis Leibniz, Tübingen, y Teil II. von Leibniz bis Rousseau.
1977 - Tradición y novedad en la ciencia del lenguaje. Madrid.
1977 - Principios de semántica estructural.
1977 - Estudios de lingüística románica.
1977 - Lecciones de lingüística general.
1977 - El hombre y su lenguaje.
1978 - Gramática, semántica, universales.
1979 - Sprache, Strukturen und Funktionen (El habla, estructuras y funciones)
1980 - Introducción a la lingüística
1992 - Competencia lingüística.
Couzens Hoy, David
1978 - The Critical Circle: Literature, History, and Philosophical Hermeneutics. Berkeley: University of California Press.
Culler, Jonathan
1981 - The Pursuit of Signs. London.
Dauzat, Albert
1938 - Dictionnaire Étymologique de la Langue Française. París.
Décsy, Gyula
1991 - The Indo-European Proto-Language: A Computational Reconstruction. Bloomington: Indiana, Indiana University Press.
Devic, M.
1876 - Dictionnaire étymologique des mots franqais dérivés de l'arabe. París.
1884 - Dictionnaire étymologique des mots franqais dérivés de l'arabe. En el suplemento al Dictionnaire de la langue francaise, de E. Littré. París.
Devoto, G.
1937 - L'etimologia indeuropea e i suoi problemi», “Scritti in onore di A. Trombetti, Milano”, pp. 375-383
1951 - I fondamenti della storia linguistica, Firenze, Sansoni.
Díaz G. Mauriño, Carlos
1991 - Diccionario de términos Mineralógicos y Cristalográficos. Madrid,
Eco, Umberto
1979 - The Role of the Reader: Explorations in the Semiotic of Texts. Bloornington: Indiana University Press.
Ernout, A. y Meillet, A.
1959 - Dictionnaire étymologique de la langue latine: histoire des mots. París.
Ferrante, D.
1965 - Immagini etimologiche nei poeti greci dell'etá ionico attica. “Rendiconti dell'Istituto Lombardo-Aceademia di Scienze e Lettere”, IC, Milano, pp. 453-489.
Förstemann, E. W.
1874-75 - Geschichte des deutschen Sprachstammes.
Fränkel, Siegmund
1886 - Die aramáischen Fremdwörter im Arabischen. Leyden.
Frisk, Hjalmar
1954-72 - Griechisches elymologisches Wdrterbuch. 3 vols. Heidelberg.
García de Diego, Vicente
1985 - Diccionario Etimológico Español e Hispánico, 2 ed. revisada por Carmen García de Diego. Madrid.
Gougenheim, G.
1947-48 - La fausse étymologie savante. “Romance Philology”; 1: pp. 277-286.
Grand-Saignes D'Hauterive, R.
1949 - Dictionnaire des racines des langues européennes, Paris, Larousse.
Greenberg, Joseph H., ed.
1978 - Universals of Human Language, 4 vols. Stanford, CA.
Greimas, A. J.
1972 - Sémantique Structural.
Guiraud, Pierre
1955 - La sémantique, Paris, PUF.
1967 - L’étymologie, Paris, PUF.
1967 - Structures étymologiques du lexique français, Paris, Larousse.
1960 - La semántica, México, Fondo de Cultura Económica.
Hristeá, Th.
1967 - Tipuri de etimologie populará. “Limba romina”, XVI, 3: pp. 237-251.
Jespersen, Otto
1922 - Language, Its Nature, Development, and Origin. London.
Kaiser, M. & Shevoroshkin, V.
1988 - Nostratic. “Annual Review and Anthropology” nº 17, pp. 309-328.
Kany, Ch. E.
1962 - Semántica hispanoamericana. Madrid.
Kiparsky, V.
1959 - Über etymologische Wijrterbucher. “Neuphilologische Mitteitungen”, Heisinki, LX, 3: pp. 209-230.
1966 - Etymologie gestern und heute. “Kratylos”, XI: pp. 68-78.
Klein, Emest, A.
1971 - Comprehensive Elymological Dictionary of the English Language . Amsterdam, Oxford, New York.
Koehler, L. & Baumgartner, W.
1953 - Lexicon in V. T. Libros. Leiden.
Lehmann, Winfred P.
1993 - Theoretical Bases of Indo-European Linguistics. London-New York.
Leroy, M.
1968 - Étymologie et linguistique chez Platon. “Bull. Class. de Lettr. de L’Accadémie Royale de Belgique, serie IV, tomo 54: pp. 121-152.
Levi, E.
1914 - Vocabolario etimologico della lingua italiana, Livorno.
Lewis, Nigel
1994 - The Book of Babel. Words and the way We see things. London.
Lewy, H.
1895 - Die semitischen Fredmdwörter im Griechischen. Berlín.
Lieberman, Philip,
1991 - Uniquely Human: The Evolution of Speech, Thought and Seffless Behavior. Harvard University Press. Massachusetts.
Lloyd, Paul M.
1987 - From Latin to Spanish: Historical Phonology and Morphology of the Spanish Language, vol 1 “The American Philosophical Society”. Philadelfia.
Lockwood, W. B.
1969 - Indo-European Philology. London.
1972 - A Panorama of Indo-European Languages. London.
Lokotsch, K.
1927 - Etymologisches Wörterbuch der europäischen (gennanischen, romanischen und slavischen) Wörter orientalischen Ursprungs. Heidelberg.
Lurati, O.
1972 - L'etimologia nella prospettiva interdisciplinare. “Parole e metodi”, 4 de octubre de 1972, pp. 222-242.
MacLennan, Malcolm
1927 - A pronouncing and etymological dictionary of the Gaelic language, Edimburgh.
Malkiel, Y.
1970 - Linguistica generale, filologia romanza, etimología. Firenze, Sansoni.
Mallory, J. P.
1989 - In Search of the Indo-Europeans: Language, Archaeology and Myth. London.
Maniet, Albert
1975 - La Phonétique Historique du latin dans le cadre des langues indo-européennes. París.
Masson, E.
1967 - Recherches sur les plus ancients emprunts sémitiques en grec. París.
Mauro, T. de
1966 - Introduzione alla semántica, Bari, Laterza.
Mayrhofer, M.
1956-64 - Kurzgefasztes etymologisches Wörterbuch des Altindischen, 3 vols. Heidelberg.
Meillet, A.
1922 - Introduction a I'Étude Comparative des Langues Indo-Européennes. París.
Menéndez Pidal, Ramón
1964 - Orígenes del Español: Estudio Lingüístico de la Península Ibérica hasta el siglo XI. Madrid.
Meyer-Lübke, W.
1924 - Romanisches etymologisches Wörterbuch, 2 ed. Heidelberg.
Michelena, L.
1972 - Etimología y transformación. “Homenaje a Antonio Tovar”, Madrid, Gredos, pp. 305-318.
Migliorini, B. & Duro, A.
1970 - Prontuario etimologico della lingua italiana, Torino, Paravia.
Moliner, María
1983 - Diccionario de Uso del Español, 2 vols. Madrid.
Olivieri, D.
1961 - Dizionario etimologico italiano, concordato coi dialetti, le lingue straniere e la topo-onomastica, Milano, Ceschina.
Palacios, L.
1953 - Grammatica Aramaica Bíblica. 2ª ed. Roma.
Pedersen, H.
1931 - The Discovery of Language. Bloomington, Indiana University Press.
Pei, Mario
1952 - The Story of Language. London.
Penny, Ralph, A.
1991 - History of the Spanish Language. Cambridge: Cambridge University Press.
Pianigiani, O.
1907 - Vocabolario etimologico della lingua italiana, vols. I-II. Roma-Milano.
Picoche, J.
1970 - Probléme des dictionnaires étymologiques, “Cahiers de Lexicologie”, 16, 1: pp. 53-62.
1971 - Nouveau dictionnaire étymologique du français, Paris, Hachette-Tchou.
Pisani, V.
1947 - Augusto e il latino, Linguistica generale e indeuropea. Saggi e discorsi, 1, Torino, Rosemberg & Sellier; pp. 103-121
1967 - L'etimologia. Storia-questioni-metodo, Brescia, Paideia.
Pokomy, Julius
1959 - Indogermanisches etymologisches Wdrterbuch. Bern.
Pott, August Friedrich
1830-36 - Etymologischen Forschungen anf dem Gebiet der indo-germanischen Sprachen. Lemgo.
Pottier, Bernard
1958 - La valeur de la datation des mots dans la recherche étymologique, en “Etymologica von Wartburg”. pp. 581-586.
1971 - Gramática del español. Madrid.
1974 - Linguistique Générale. Théorie et Descriptión. Ed. Klincksieck. Paris.
1976 - Lingüística General. Teoría y Descripción. Ed. Gredos. Madrid.
Prati, A.
1951 - Vocabolario etimologico italiano (VEI), Milano, Garzanti.
Real Academia Española
2002 - Diccionario de la Lengua Española. Madrid; 22ª ed.
Reitzenstein, R.
1907 - Etymologika, “Paulys Real-Encyclopádie der classischen Altertumswissenschaft”, Stuttgart, VI, 1: cols. 807-817.
Renfrew, Colin
1988 - Archaeology and Language: The Puzzle of Indo-European Origins Cambridge: Cambridge University Press.
1989 - The Origins of Indo-European Languages, “Scientific American” (octubre), pp. 106-114.
Restrepo, F.
s. f. - Diseño de semántica general. El alma de las palabras. Cali. Colombia.
Rosenthal, Fr.
1961 - Grammar of Biblical Aramaic. Wiesbaden.
Ross, A. S. C.
1958 - Etymology, with Especial Reference to English, London, Methuen.
Schaff, A.
1966 - Introducción a la semántica. Mexico.
1967 - Lenguaje y conocimiento. México.
Sheriff, John K.
1989 - The Fate of Meaning. Charles Peirce, Structuralism, and Literature. Princeton: Princeton University Press.
Shevoroshkin, Vitaly,
1990 - The Mother Tongue: How Linguists have reconstructed the Ancestor of all living Languages?» “The Sciences” (mayo), pp. 20-27.
Shipley, Joseph T.
1984 - The Origins of English Words. A Discursive Dictionary of Indo-European Roots. London.
Schuchardt, Hugo
1898-99 - Romanische Etymologien.
Skeat, Walter William
1882 - An Etymological Dictionary of the English Language.
Skinner, Henry Alan
1961 - The Origin of medical Terms. Baltimore.
Skóld, H.
1926 - The Nirukta: its Place in Indian Literature, its Etymologies, London-Lund.
Szemerényi, O.
1972 - I. Principles of Etymological Research in the Indo-European Languages, II. Fachtagung für indogermanische und allgemeine Sprachwissenschaft, Innsbruck, pp. 178ss.
1985 - Recent Development in Indo-European Linguistics, “Transactions of the Philological Society”, pp. 1-71.
Trubacev, O. N. y otros,
1974 - Etimologiceskij slovar’slavjankich jazykov, Moscú.
Ullmann S.
1962 - Semantics. An Introduction to the Science of Meaning, Oxford, Blackwell & Mott.
1964 - Language and Style, Oxford, Blackwell
1968 - Semantica ed etimología. “Stile e linguaggio”, Firenze, Vallecchi, pp. 55-56
1970 - Semántica. Introducción a la ciencia del significado, Madrid, Aguilar.
Van Windekens, A. J.
1986 - Dictionnaire Étymologique complémentaire de la langue grecque. Leuven.
Walde, A. & Hofmann, J. B.
1938-1954 - Lateinsiches Etymologisches Wörterbuch, 3 vols. Heidelberg.
Watkins, Calvert
1985 - The American Heritage Dictionary of Indo-European Roots (Boston, 1985)
Willinsky, John
1994 - Empire of Words. The Reign of the OED. Princeton University Press. Princeton.
Windisch, E.
1917 - Geschichte der Sanskrit-Philologie und indischen Altertumskunde, I, Strasburg, Trübner.
Wittgenstein, Ludwig,
1969 - On Certainty, ed. G. E. M. Anscombe y G. H. von Wright, trad. inglesa de Denis Paul y G. E. M. Anscombe. New York.
Wright, Robert
1991 - Quest for the Mother Tongue: Is the search for an ancestor of all modem languages sober science or simple romanticism? “The Atlantic Monthly”, vol. 267 (abril, 1991), pp. 39-68.
Zambaldi, F.
1889 - Vocabolario etimologico italiano. Cittá di Castello.
Zamboni, Alberto
1973 - Etimologie friulane e venete. “Studi Linguistici Friulani”, Udine, Scietá Filologica Friulana, III: pp. 11-61.
1976 - L’Etimologia. Nicola Zanichelli. Bologna.
1988 - La Etimología. Gredos. Madrid.
Zolli. P.
1974 - Per un nuovo dizionario storicoetimologico della lingua italiana. “La ricerca dialettale”, Pisa, Pacini, I, pp. 1-23.
Zorell, F.
1946 - Lexicon Hebraicum et Aramaicum Veteris Testamenti. Roma.
Zumthor, P.
1958 - Fr. étymologie (essai d'histoire sémantique). “Etymologica von Wartburg”, pp. 873-893.

FIN BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA


lengua 7
etimología 10
CIENCIA DE LOS ÉTIMOS 12


CLASIFICACIÓN DE LENGUAS SEMITO-ARAMEAS 58
RADICALES SEMITO-ARAMEOS 65
CLASIFICACIÓN DE LENGUAS ARÁBIGAS 73
RADICALES ÁRABES 82
CLASIFICACIÓN DE LENGUAS INDOEUROPEAS 229
RADICALES SÁNSCRITOS 359
RADICALES INDOEUROPEOS 365
CLASIFICACIÓN DE LENGUAS HELÉNICAS 442
ELEMENTOS COMPOSITIVOS GRIEGOS 448
RAÍCES CULTAS 471
AFIJOS PROPIAMENTE DICHOS 487


ALGUNAS DEFINICIONES DE CIENCIAS DEL LENGUAJE


-RÍA cualidad, empleo, lugar tontería, galantería, freiduría
-RÍA abundancia, conjunto gritería, sillería, chiquillería
-RIO despectivos vejestorio, papelorio
-RR- despectivos murria, pequeñarro, purrela
-RR- combinado con «-ACO» pajarraco, tiparraco
-RR- combinado con «-ÓN» viejarrón
-RSE inf. pronominal de verbos marcharse, tenderse, salirse
-SCAFO barca batiscafo
-SCO despectivos hojarasca, pedrusco, dueñesco
-SCO de, propio de, semejanza pedrisco, marisco, chulesco
SIM- simultaneidad, unión simpatía
SIN- simultaneidad, unión sincretismo, sintonizar
-SIÓN acción y efecto pasión, comprensión, visión
SO- debajo sofaldar, sojuzgar
SOBRE- sobre sobreponer, sobrellevar
SOR- debajo soro, soroche
SOS- debajo sostener
SOTA- debajo sotabanco, sotabarba
SOTO- debajo sotoministro, sotobosque
-STR- despectivo camastro, madrastra, pollastre
SU- por debajo sufrir, sumisión, suponer
SUB- debajo subconsciente, subíndice
SUPE- encima, exceso, más allá superior, supervivencia
SUPR- encima, exceso, más allá suprarrenal, suprasensible
SUS- debajo sustentar
-TA (átono) nombres demócrata, políglota
-TAD facultad, situación deslealtad, voluntad, enemistad
-TARIO receptor de la acción arrendatario, feudatario
-TICIO capaz de, susceptible de alimenticio, acomodaticio
-TICO (átono) adjetivos cualidad, estado herético, reumático
-TIVO apto para, destinado a paliativo, delictivo, punitivo
-TO despectivo mojigato, cañuto
-TOR agente coadjutor, factor, lector
-TORIO nombres acción velatorio
-TORIO conjunto repertorio
-TORIO lugar ambulatorio, locutorio
-TORIO capaz de rotatorio, meritorio, aleatorio
TRA- al otro lado, a través de trabucar, trabilla, traba
TRANS- al otro lado, a través de transalpino, transpirenaico
TRAS- al otro lado, a través de traslúcido, trascendental
-TRIZ agente, profesión, fem. generatriz, actriz, fregatriz
-TUD actitud, cualidad, estado gratitud, juventud, senectud
-TURA nombres colegiatura, escritura
-TURO nombres alcoholaturo, pasaturo
-UAR lugar del primitivo evacuar, adecuar
-UAR condición o pertenencia graduar
-UCA diminutivo, despectivo casuca, mujeruca
-UCAR verbos redituar, acurrucar, besucar
-UCHA despectivo malucha, larguirucha
-UCHO despectivo garrucho, serrucho, aguaducho
-UCIO nombres despectivos estrapalucio, faleucio
-UCO diminutivo, despectivo almendruco, frailuco
-UD cualidad beatitud, juventud, senectud
-UDO abundante en barrigudo, bigotudo, personudo
-UELA diminutivos bestezuela, aldehuela
-UELO diminutivos picaruelo, jovenzuelo
-UGIO nombres artilugio, refugio, efugio
-UJAR envolver, cubrir rebujar, arrebujar
-UJO adj., nombres, verb. desp. engandujo, bandujo, codujo
-ULENTO para adjetivos fraudulento, turbulento
-ULLAR verbos barbullar, mascullar
ULTRA- más allá, muy ultramarino, ultrafamoso
-UMBRE acumulación, conjunto herrumbre, techumbre
-UNCHO despectivo curcuncho, curcucho, chuncho
-UNO aspecto, propio de cerduno, lacayuno, boyuno
-UOSO aspecto, estado untuoso, aguoso, sinuoso
-URA efecto, cualidad, estado coladura, añadidura, blandura
-URÍA cualidad, empleo, lugar freiduría
-URÍA abundancia, conjunto jauría, fechuría
-URR- cualidad despectiva furris, furrusca, currusco
-URRIA cualidad despectiva murria, vidurria, mamandurria
-URRIO cualidad despectiva blandurrio
-URRO matiz despectivo beaturro
-USCAR verbo despectivo apañuscar
-USCO cualidad semejanza pardusco
-UTO despectivo cañuto, langaruto
-UZCO semejanza blancuzco
-UZNO resultado acción rebuzno, espeluzno
-UZO despectivo gentuza
VERS- hacia introversión, retroversión
VICE- suplente vicesecretario
YUXTA- junto a yuxtalineal, yuxtaponer
-ZÓN tiempo en que se realiza rodrigazón
-ZÓN conjunto de un todo esquifazón; clavazón
-ZÓN acción y efecto hinchazón, picazón, granazón

FIN AFIJOS PROPIAMENTE DICHOS Algunas Definiciones del Texto del Dr. de Pando
«DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE
CIENCIAS DEL LENGUAJE»

aceptabilidad. [Chomsky, 1957]
(1.)? Gram. Cualidad de la oración que no sólo está bien construida gramaticalmente, sino que es perfectamente interpretable y resulta, además adecuada a la situación en que se emplea.
(2.)? Gram. gener. Característica propia de las oraciones naturales y fáciles de comprender, admitiéndose el carácter intuitivo de esta noción.
S? gramaticalidad.
??¦ aceptabilidad de una oración. [Chomsky, 1957]
(1.)? Gener. La que es proporcional a su probabilidad de ocurrencia en una situación apropiada y que tendría una objetividad solo aparente.
?? «Dado que el conjunto de las oraciones de una lengua es infinito, casi todas las oraciones o tipos de oraciones aceptables tendrán un grado de probabilidad cercano a cero. La noción de aceptabilidad pertenece al estudio de la actuación, y se opone a la noción de gramaticalidad que pertenece al estudio de la competencia.»
actuación. [Chomsky, 1957]
(3.)? f. Gram. gener. Utilización efectiva de la competencia lingüística de los actos de habla sometidos a la acción de factores exteriores (memoria, atención, emotividad) que los condicionan produciendo distorsiones de diverso orden (vacilaciones, interrupciones, cambios de estructura).
S? desempeño, ejecución.
(4.)? f. Ling. Lengua usada realmente por la gente al hablar o escribir.
S? competencia.
?? «No refleja directamente la competencia de los sujetos hablantes, a pesar de que la construcción de un modelo de la competencia se basa necesariamente sobre la actuación, dado que es ésta la que proporciona los datos de observación inmediata». [Lacroix, 1979]
??¦ actuación lingüística. [Chomsky, 1957]
(1.)? Ling. Es el nivel emic del lenguaje.
S? habla, lengua, lenguaje; competencia lingüística.
??¦ actuación comunicativa. [Chomsky, 1957]
(1.)? Ling. Consciencia de una persona respecto de las reglas que regulan el uso apropiado de la lengua en las situaciones sociales.
S? competencia comunicativa, actuación comunicativa.
adstrato.
<Del lat. adstratus, part. pas. de adsternére.>
1. m. Ling. Lengua cuyo territorio es contiguo al de otra, sobre la cual influye. Por ext., se llama así a la lengua que, compartiendo con otra una determinada área geográfica, influye sobre ella. Y también a la que, en un momento dado, ejerce su influencia sobre otra, aunque no exista entre ambas contigüidad territorial.
2. m. Ling. Acción ejercida por una lengua sobre otra territorialmente contigua, sobre la que comparte el mismo territorio, o sobre otra a la que, sin ser vecina, comunica algunos rasgos en un momento determinado.
3. m. Ling. Cada uno de los rasgos que una lengua comunica a la que se habla en un territorio vecino, a la que comparte con ella el mismo territorio o a la que, sin ser vecina, recibe su influjo en un momento dado.
afijo, ja.
<Del lat. affixus.>
1. p. p. irreg. ant. de afijar2.
2. adj. Gram. Se aplica a las partículas que se unen a las palabras, bien antepuestas o bien pospuestas, para formar otras palabras de significación afín.
3. adj. Gram. Se aplica también a los pronombres que se unen, pospuestos, a los verbos de que son complemento. Ú. m. c. s. m.
analogía.
<Del lat. analogía, y este del gr. analogía, proporción, semejanza.>
1. f. Relación de semejanza entre cosas distintas.
5. f. Gram. Semejanza formal entre los elementos lingüísticos que desempeñan igual función o tienen entre sí alguna coincidencia significativa.
6. f. Gram. Creación de nuevas formas lingüísticas, o modificación de las existentes, a semejanza de otras; p. ej.: los pretéritos tuve, estuve, anduve se formaron por analogía con hube.
7. f. Gram. Parte de la gramática, que trata de los accidentes y propiedades de las palabras consideradas aisladamente. Corresponde en general a lo que hoy es más frecuente llamar morfología.
capacidad. [RAE Dic, 1992]
<Del lat. capacitas, -atis.>
1. f. Propiedad de una cosa de contener otras dentro de ciertos límites. CAPACIDAD de una vasija, de un local.
??¦ capacidad generativa. [Chomsky, 1957]
(1.)? Gram. gener. Establece las diferencias entre las gramáticas de estados finitos y las gramáticas sintagmáticas.
??¦ capacidad generativa débil. [Chomsky, 1957]
(1.)? Gram. gener. Designa el conjunto de los lenguajes que una gramática puede generar.
??¦ capacidad generativa fuerte. [Chomsky, 1957]
(1.)? Gram. gener. Designa el conjunto de los sistemas de descripciones estructurales que una gramática puede generar.
competencia. [RAE Dic, 1992]
<Del lat. competentia.>
4. f. Aptitud, idoneidad.
(10.)? f. Ling. Conocimiento y saber práctico de las estructuras y de los mecanismos de una lengua natural, que permiten tanto emitir mensajes en esta lengua como recibirlos comprendiéndolos. [Pottier, 1974]
S? performance.
(11.)? f. Gram. Conocimiento que de su propio sistema lingüístico posee el hablante. [Alonso, 1986]
S? actuación, creatividad.
(12.)? Ling. Conocimiento inconsciente de las reglas gramaticales de una lengua.
??¦ competencia comunicativa. [Chomsky, 1957]
(1.)? Ling. Consciencia de una persona respecto de las reglas que regulan el uso apropiado de la lengua en las situaciones sociales.
S? competencia comunicativa, actuación comunicativa.
??¦ competencia lingüística. [Chomsky, 1957]
(1.)? Gram. gener. Combinación de crónicas del habla y de las pautas que conjuntamente forman un sistema lingüístico; es el nivel etic del lenguaje.
S? habla, lengua, lenguaje; actuación lingüística.
??¦ competencia métrica. [Domínguez, 1985]
(1.)? Métr. Capacidad adquirida de entender las convenciones que rigen un mensaje en verso.
creatividad. [RAE Dic, 1992]
1. f. Facultad de crear.
2. f. Capacidad de creación.
(3.)? f. Ling. Una de las características fundamentales de la competencia lingüística, que permite a cualquier individuo conocedor de su lengua expresar una cantidad ilimitada de «pensamientos nuevos, adaptados a situaciones nuevas.» [Chomsky, 1971]
?? «El aspecto creador del lenguaje consiste, pues, en la facultad de producir y de comprender una cantidad indefinida de oraciones nuevas; en una gramática generativa tal capacidad se expresa mediante un sistema de procesos recursivos. Este tipo de creatividad gobernada por reglas (rule-governed creativity) se distingue de la creatividad que modifica las reglas (rule-changing-creativity); ésta correspondería a la actuación, en la cual numerosas desviaciones individuales condicional, a la larga la evolución de las reglas del sistema. Sin embargo, cabe observar que. de hecho, esta creatividad «que modifica las reglas» utiliza las reglas del sistema en zonas en las cuales éstas no se aplicaban: visionar, que «viola la regla» de uso de ver, es la aplicación de la regla que normalmente genera funcionar sobre la base de función, etc.»
derivación.
<Del lat. derivatio, -onis.>
1. f. Descendencia, deducción.
4. f. Gram. Procedimiento por el cual se forman vocablos ampliando o alterando la estructura o significación de otros que se llaman primitivos; v. gr.: cuchillada, de cuchillo; marina, de mar.
5. f. Ret. Figura que se comete empleando en una cláusula dos o más voces de un mismo radical.
?? «La derivación se hace mediante sufijos que se añaden convenientemente a la raíz o al radical y le agregan una idea determinada»
??¦ derivación regresiva.
1. Gram. La inversa, con acortamiento de la palabra, para formar un supuesto primitivo; como legislar de legislador.
derivado, da. [RAE Dic, 1992]
<Del lat. derivatus.>
1. p. p. de derivar.
2. adj. Gram. Aplícase al vocablo formado por derivación. Ú. t. c. s. m.
3. adj. Quím. Se dice del producto que se obtiene de otro. Ú. t. c. s. m.
??¦ marcador de frase derivado.
(1.)?
??¦ derivado primario o inmediato.
(1.)? Cuando el sufijo se añade a un a palabra primitiva; p.e.: rosal (de rosa)
??¦ derivado secundario.
(1.)? Cuando el sufijo se añade a una palabra derivada; p.e.: rosaleda (de rosal)
derivar. [RAE Dic, 1992]
<Del lat. derivare.>
4. [tr.] Gram. Traer una palabra de cierta raíz.
derivativo, va. [RAE Dic, 1992]
<Del lat. derivativus.>
1. adj. Gram. Que implica o denota derivación. Aplícase a la palabra que se origina de otra.
(2.)? adj. Gram. Se dice de los pleremas marginales que rigen morfemas y son recogidos por las raíces. [Alarcos, 1986]
??¦ afijo derivativo. [Alonso, 1986]
(1.)? Gram. morfema derivativo.
??¦ derivativo heterogéneo. [Alarcos, 1986]
(1.)? Ling. Aquél cuya unión con un plerema no derivado y que modifica otras categorías de morfemas que el plerema no derivado.
?? ¦ derivativo homogéneo. [Alarcos, 1986]
(1.)? Ling. Aquél cuya unión a un plerema no derivado no modifica las categorías de morfemas a que éste rige.
desinencia.
<Del lat. desínens, -entis, part. pres. de desinÕre, terminar.>
1. f. Gram. Morfema flexivo añadido a la raíz de adjetivos, nombres, pronombres y verbos.
2. f. Gram. En sentido amplio, terminación, o sea, letra o conjunto de letras que se añaden a una raíz o tema para formar las distintas palabras que tienen en común el significado de esa raíz.
3. f. Gram. En sentido restringido, terminación que, a diferencia del sufijo, no tiene función significante sino función gramatical: mientras que -ción, es un sufijo con el que se forman nombres de acción, -aste, es una desinencia de segunda persona de pretérito indefinido.
elemento. [RAE Dic, 2002]
<Del lat. elementum.>
¦ elemento compositivo.
1. Gram. Morfema no flexivo que interviene en la formación de palabras compuestas, anteponiéndose o posponiéndose a otro. En los encabezamientos de los artículos correspondientes, el presente Diccionario los registra seguidos de guión si inician el compuesto, y precedidos de guión si se posponen a otro u otros morfemas: auto-, fono-, -fono, grafo-, -grafo.
étimo. [RAE Dic, 2002]
?<Del lat. etýmon, del gr. étymon, sentido verdadero.>
1. m. Ling. Con relación a una palabra, otra o una raíz de la cual procede.
etimología. [RAE Dic, 2002]
<Del lat. etymologia, y este del gr. etymología; de étymos, verdadero, y lógos, palabra.>
1. f. Gram. Origen de las palabras, razón de su existencia, de su significación y de su forma.
2. f. Ling. Ciencia que investiga el origen de las palabras, razón de su existencia, de su significación, de su forma y de sus derivados, hasta el término actual.
?? Gram. Tener presente que en etimología se confunden en general dos significados: ciencia en general, y étimo en particular; es decir: origen y derivación de una palabra determinada.
?? Ling. etimología, dentro de la gramática tradicional, designa una de las partes de la misma, con campo muy similar al de la actual morfología. Antiguamente existía una figura retórica de este nombre que servía para designar el artificio estilístico de explicar un término buscando su palabra o palabras originales, aunque sin ninguna base científica. También antiguamente se examinaban las variantes de flexión del nombre o del verbo y se remontaba al nominativo o al infinitivo: este sentido llevaba consigo la búsqueda del significado propio de la palabra. Pero como es lógico, la historia científica de la etimología queda modificada y afectada por las diferentes corrientes lingüísticas dominantes en cada época: el positivismo llevó al respeto absoluto por la ley fonética , mientras que el estructuralismo dio un aire nuevo a toda la ciencia etimológica.
— La historia de las palabras no sigue ciegamente las leyes fonéticas sino que muchas veces los términos lingüísticos siguen historias diversas que tienen que ser explicadas por la lingüística externa, la aparición de nuevos objetos y las asociaciones fonéticas y semánticas. [Menéndez Pidal, 1926]
¦ etimología popular. [RAE Dic, 1992]
1. Gram. Interpretación espontánea que se da vulgarmente a una palabra relacionándola con otra de distinto origen; la relación así establecida puede originar cambios semánticos (v. por ej. miniatura) o provocar deformaciones fonéticas (v. por ej. antuzano y altozano.)
S? etnolingüística.
?? Término para designar un cruce de palabras procedentes de un error de interpretación respecto a una de ellas; el hablante cree equivocadamente que entre ellas existe una conexión etimológica; v. gr.: vagabundo ? vagamundo. [Menéndez Pidal, 1926]
etimológicamente.
1. adv. Desde el punto de vista de la etimología.
etimológico, ca.
<Del lat. etymologicus, y este del gr. etymologikós.>
1. adj. Perteneciente o relativo a la etimología.
?? Ling. En lingüística diacrónica o lingüística histórica, se aplica a los elementos que se han conservado o transformado desde su origen, por oposición a los elementos no etimológicos que han aparecido sin pertenecer a la historia de la palabra.
??¦ figura etimológica. [Vital Gadbois, 1979]
(1.)? Pleonasmo producido por la sintaxis en los casos en que ésta permite que en una misma construcción se encuentren términos emparentados etimológicamente o al menos semánticamente: morir la muerte; rezar un rezo. Esta figura es particularmente chocante cuando se produce con verbos intransitivos a los que se les agrega un complemento directo: dormid vuestro sueño, ricos de la tierra. Cuando las palabras aproximadas no tienen ninguna relación etimológica ni semántica, sino que son sólo parónimos, se dice que se trata de una figura seudoetimológica (parequesis); los proverbios, eslóganes y consignas suelen ejemplificar esta clase de figura. No confundir con la paranomasia.
etimologista.
1. n. Lingüista especializado en etimología.
etimologizante .
1. adj. Aplicable al que etimologiza.
etimologizar.
1. tr. Buscar la etimología de las palabras.
etimólogo, ga.
1. n. Lingüista especializado en etimologías.
S? etimologista.
etnofonía. []
(1)? adj. Ling. Aplícase para designar el conjunto de características fonéticas comunes a un pueblo.
S? etimología, etnolingüística.
etnolingüística.
1. f. Disciplina que estudia las relaciones entre la lengua y la cultura de uno o varios pueblos.
?? Ling. Rama de la lingüística que estudia científicamente las lenguas, en especial las primitivas, en relación con su marco cultural.
S? etimología, etnofonía.
flexión.
<Del lat. flexio, -onis.>
4. f. Gram. Alteración que experimentan las voces conjugables y las declinables con el cambio de desinencias, de la vocal de la raíz o de otros elementos.
glosógrafo.
?<Del gr. glôssa, palabra oscura + gráphö, escribir.>
(1.)? m. Aparato inventado por Amadeo Gentili en 1883, especie de taquígrafo mecánico para escribir automáticamente las palabras que una persona pronuncia.
glosología.
?<Del gr. glôtta, lengua + logos, tratado.>
1. f. Suma de conocimientos relativos a la lengua.
(2.)? f. Tratado sobre nomenclatura.
(3.)? f. Glosología, lingüística.
glotología.
<Del gr. glôtta, lengua, + -logía.>
1. m. Lingüística.
gramática. [RAE Dic, 1992]
<Del gr. grammatiké, a través del lat. grammatica.>
?<Del ant. alto al. harfan, kerban, garfa, hacer una incisión; forma radical: gerbh-, rascar, arañar; grado cero grbh-, a través del gr. gramma, letra, línea; grammatiké, yo escribo.>
1. f. Arte de hablar y escribir correctamente una lengua, y libro en que se enseña.
2. f. Ciencia que estudia los elementos de una lengua y sus combinaciones.
3. f. Antiguamente, estudio de la lengua latina.
?? En el concepto tradicional hace referencna a la «disposición significatnva de las formas de un lenguaje» pero una concepción más dinámica, asociada con la escuela de lingüística transformativa, entiende que debe ser considerada en cuanto a sus elementos y a los procesos conforme a los cuales adquieren disposiciones significativas.
(4.)? Gram. Una de las maneras principales de especificar un lenguaje formal infinito por medios finitos. [Oxford, 1987]
S? fonética, fonología, ortología, ortografía, morfología, sintaxis, semántica. ??¦ gramática académica.
(1.)? Gram. La de carácter normativo y que pretende distinguir entre los usos correctos e incorrectos de una lengua determinada.
S? gramática normativa.
??¦ gramática ambigua. [Oxford, 1987]
(1.)? Gram. La de contexto libre que deriva una misma palabra de árboles diferentes de derivación, o, de forma equivalente, de secuencias distintas de derivación del extremo derecho o del izquierdo.
??¦ gramática asociativa. [Lázaro Carreter, 1977]
(1.)? Gram. Estudio basado en la observación y estudio de la función de los elementos en el sistema o en la lengua; por oposición a los estudios de la lingüística sintagmática.
S? componente categorial, gramática de estructura de frase, gramática sintagmática, sintagma.
¦ gramática comparada. [RAE Dic, 1992]
(1.)? La que estudia las relaciones que pueden establecerse entre dos o más lenguas.
S? comparación de las formas gramaticales, comparación lingüística, comparatismo.
??¦ gramática de atributos.
(1.)? Gram. gramática de contexto libre que ha sido ampliada con condiciones o reglas de evaluación de atributos que permiten especificar los aspectos de contexto no libre de un lenguaje.
?? «Recordemos que un conjunto finito de atributos o condiciones se encuentra asociado a cada símbolo de la gramática. Las reglas de evaluación de atributos se asocian con las producciones de la gramática. Empleando estas reglas, pueden evaluarse los atributos de cada nado en un árbol sintáctico. Estos pueden ser heredados, significando esto que sus valores están en función del atributo de su nado padre en el árbol sintáctico, o sintetizados, significando esto que sus valores se hallan en función de los atributos de sus hijos en el árbol sintáctico. El concepto de gramática de atributos fue introducido por D. E. Knuth, que propuso que la semántica de un programa se pudiera especificar por los atributos del modo radical en su árbol sintáctico. [Oxford, 1987]
??¦ gramática de estructura de frase. [Mounin, 1979]
(1.)? Gram. Designa una de las dos partes que constituyen la base del componente sintáctico de una gramática generativa; equivale a una gramática de constituyentes inmediatos e incluye únicamente reglas de ramificación.
S? componente categorial, gramática asociativa, gramática sintagmática, sintagma.
??¦ gramática de faltas.
(1.)? Faltas gramaticales
??¦ gramática del lenguaje.
(1.)? Gram. Lógica del lenguaje.
??¦ gramática de referencia. []
(1.)? Gram. Descripción gramatical usada como libro de consulta para verificar hechos gramaticales; no es un léxico de consulta.
¦ gramática descriptiva. [RAE Dic, 1992]
1. Estudio sincrónico de una lengua, sin considerar los problemas diacrónicos.
?? «El término se opone a gramática diacrónica; describe las construcciones gramaticales utilizadas en una lengua sin hacer juicios de valor sobre su consideración social».
??¦ gramática diacrónica, evolutiva o histórica.
(1.)? Gram. Estudios gramaticales de carácter histórico.
??¦ gramática empírica.
(1.)? Gram. Estudios gramaticales que están presididos por un fin didáctico.
¦ gramática especulativa. [RAE Dic, 1992]
1. Modalidad de la gramática que desarrolló la filosofía escolástica, la cual trataba de explicar los fenómenos lingüísticos por principios constantes y universales.
¦ gramática estructural. [RAE Dic, 1992]
1. Ling. Estudio de una lengua regido por el principio de que todos sus elementos mantienen entre sí relaciones sistemáticas.
(2.)? Gram. Disciplina sincrónica que trata de explicar el funcionamiento y la estructura de los sistemas lingüísticos. [Alarcos, 1977]
S? estructuralismo, lingüística estructural, lógica del lenguaje.
?? Sirve para designar todos los estudios lingüísticos que parten de una consideración sistemática de la lengua; normalmente son consecuencia de la aplicación de ciertas corrientes del estructuralismo lingüístico.
??¦ gramática evolutiva.
(1.)? Gram. Estudios gramaticales de carácter histórico.
S? gramática diacrónica, gramática histórica.
??¦ gramática expresa. [Alarcos, 1986]
(1.)? Gram. La susceptible de verificación y de contraste.
??¦ gramática formal.
(1.)? Gram. Estudios gramaticales que parten únicamente de las formas lingüísticas para la investigación de una lengua.
¦ gramática funcional. [Saussure, 1965]
1. Gram. Disciplina basada en postulados lingüísticos y que no atiende a toda relación con la lógica y la psicología.
¦ gramática general. [RAE Dic, 1992]
1. Aquella que trata de establecer los principios comunes a todas las lenguas.
(2.)? ant. Gram. Obra gramatical de validez universal.
S? lingüística general, universales lingüísticos.
¦ gramática generativa. [RAE Dic, 1992]
1. La que trata de formular una serie de reglas capaces de generar o producir todas las oraciones posibles y aceptables de un idioma.
(2.)? Gram. Aplicación lingüística que enumera explícitamente por medio de reglas todas las frases gramaticales o bien formadas de una lengua, excluyendo todas las secuencias no gramaticales en dicha lengua. [Chomsky, 1957]
¦ gramática histórica. [RAE Dic, 1992]
1. La que estudia las evoluciones que una lengua ha experimentado a lo largo del tiempo.
S? gramática diacrónica, gramática evolutiva, lingüística histórica.
??¦ gramática internalizada. [Alarcos, 1986]
(1.)? Gram. La no contrastable.
??¦ gramática lógica.
(1.)? Gram. Estudios gramaticales o lingüísticos que parten de un criterio lógico.
¦ gramática normativa. [RAE Dic, 1992]
1. La que define los usos correctos de una lengua mediante preceptos.
S? gramática académica.
¦ gramática parda. [RAE Dic, 1992]
1. fam. Habilidad para conducirse en la vida y para salir a salvo o con ventaja de situaciones comprometidas. Suele tener sentido peyorativo.
??¦ gramática pedagógica. []
(1.)? Gram. Desarrolla un conocimiento consciente de la propia lengua materna; usada ampliamente en la enseñanza de lenguas extranjeras.
??¦ gramática prescriptiva. []
(1.)? Gram. Centrada en las construcciones que presentan variantes y establece las reglas que rigen el uso socialmente correcto del lenguaje.
??¦ gramática psicológica. [Wundt, OJO]
(1.)? Gram. Estudio gramatical de base psicologista.
?? «No debe confundirse con los estudios de psicología lingüística o psicolingüística»
??¦ gramática sincrónica. [Hjelmslev, 1938]
(1.)? Gram. Estudio de un estado de lengua que comporta un sistema de piezas que se relacionan entre sí.
¦ gramática sintagmática. [Lázaro Carreter, 1977]
1. Gram. Estudio de los elementos lingüísticos en el habla y su función, por oposición a los estudios de la lingüística asociativa.
S? componente categorial, gramática asociativa, gramática de estructura de frase, gramática sintagmática, sintagma.
??¦ gramática teórica. []
(1.)? Gram. Determina cual son los conceptos teóricos neecesarios para llevar a cabo cualquier tipo de análisis gramatical y cómo se pueden aplicar de forma consecuente a la investigación del lenguaje humano; es una noción básica sonbre universales lingüísticos.
¦ gramática tradicional. [RAE Dic, 1992]
1. Cuerpo de doctrina gramatical constituido por las ideas que sobre el lenguaje y su estudio aportaron los filósofos griegos, y que se desarrolló, en los siglos posteriores, prácticamente hasta la aparición de la gramática estructural, en la primera mitad del siglo XX.
?? «Anterior a la aparición de la ciencia lingüística con varios dominios de aplicación».
¦ gramática transformacional. [RAE Dic, 1992]
1. La que, siendo generativa, establece que de un esquema oracional se pasa a otro u otros por la aplicación de determinadas reglas.
(2.)? Gram. Estudio de las relaciones sistemáticas existentes entre las frases de una lengua dada; v. gr.: relación entre activas y pasivas, afirmativas y negativas, interrogativas, coordinadas, etc. [Chomsky, 1957]
(3.)? Forma específica de gramática generativa donde se entiende que la gramática está explícitamente destinada a generar estructuras semánticas (significado), así como sintácticas y representaciones fonológicas (sonidos).
S? gramática generativa, gramática generativo-transformacional, lingüística generativa, lingüística transformacional, regla de transformación, transformación.
?? «Consiste en una secuencia finita de reglas de reescritura dependientes del contexto y de un número finito de transformaciones».
¦ gramática transformativa. [RAE Dic, 1992]
1. Gramática transformacional.
historicismo.
1. m. Doctrina según la cual los fenómenos humanos se pueden explicar enteramente desde una perspectiva histórica.
lingüística. [RAE Dic, 1992]
1. f. Ling. Ciencia del lenguaje.
2. f. Ling. Estudio científico del lenguaje en todos sus aspectos. [Salzmann, 1978]
S? glotología.
??¦ actuación lingüística. [Gallach, 1985]
(1.)? Ling. Es el nivel emic del lenguaje.
S? habla, lengua, lenguaje; competencia lingüística.
??¦ lingüistica antropológica. [Bellaterra, 1980]
(1.)? Ling. La que trata de establecer la relación evolucionaria entre el lenguaje humano y los sistemas de comunicación animal, así como el comprender las múltiples funciones sociales del comportamiento lingüístico humano.
¦ lingüística aplicada. [RAE Dic, 1992]
1. Rama de los estudios lingüísticos que se ocupa de los problemas que el lenguaje plantea como medio de relación social, especialmente de los que se refieren a la enseñanza de idiomas.
(1'.)? Ling. Designa, por una parte, la utilización de las técnicas y resultados de la lingüística en dominios como la foniatría, pedagolingüística, psicopatología, psiquiatría, la definición de las lenguas de programación, la normalización de los vocabularios, la planificación lingüística de los cambios por decisión administrativa; y por otra parte, la utilización de la estadística, informática, matemática, etc.
??¦ lingüística autónoma. [Alarcos, 1994]
(1.)? Gram. Dialectología.
¦ lingüística comparada. [RAE Dic, 1992]
1. Gramática comparada.
(2.)? Comparación de los lenguajes relacionados entre sí con objeto de extrapolar pretéritamente y reconstruir los lenguajes prehistóricos.
S? lingüística histórica, gramática comparada.
??¦ lingüística computacional. [De Kock, 1986]
(1.)? Análisis del lenguaje mediante ordenador que proporciona a los sistemas la capacidad para generar e interpretar el lenguaje natural, lo que permite, entre otras cosas, realizar tareas lingüísticas, desarrollar procedimientos de tratamiento de eductos del lenguaje natural mediante el uso de la gramática transformacional de Harris.
??¦ lingüística descriptiva. [Bellaterra, 1980]
(1.)? Ling. Aquella cuyo objeto es formular una teoría y metodología que describa objetivamente las gramáticas respectivas de los diferentes lenguajes humanos.
S? lingüística estructural.
??¦ lingüística diacrónica. [Saussure, 1965]
(1.)? Ling. Estado de fenómenos sucesivos que no requiere la organización sistemática de los fenómenos; transformación de la gramática histórica.
??¦ lingüística estructural.
(1.)? Ling. Lingüística descriptiva.
¦ lingüística evolutiva. [RAE Dic, 1992]
1. lingüística diacrónica.
(2.)? Ling. Es la que obliga a determinar cuales son los factores que determinan la evolución del lenguaje, no la meta.
??¦ lingüística explicativa. [Saussure, 1967]
(1.)? Ling. Estudia las leyes y relaciones internas propias de una lengua o dialecto en un momento dado.
(2.)? Ling. Se dice del estudio de la estructura y funcionamiento de una lengua o dialecto sin atender a su evolución.
S? delimitaciones en el plano sincrónico, plano explicativo.
??¦ lingüística general. [RAE Dic, 1992]
(1.)? [Ling.] Estudio teórico del lenguaje que se ocupa de métodos de investigación y de cuestiones comunes a las diversas lenguas.
??¦ lingüística histórica. [Alarcos, 1986]
(1.)? Ling. Basada en postulados ajenos a la esencia del lenguaje y que no atiende más que a los elementos materiales con que se manifiesta; fisicismo, fisiologismo.
(2.)? Ling. La que tiene por objeto el descubrir los principios universales de cambio activos en todas las lenguas. [Bellaterra, 1980]
S? lingüística comparada.
??¦ lingüística sincrónica. [Saussure, 1965]
(1.)? Ling. Estado de fenómenos simultáneos que origina una organización sistemática de dichos fenómenos; semejante a la gramática tradicional.
??¦ lingüística teórica.
(1.)? Ling. La que utiliza las técnicas y resultados de la lingüística en dominios como la foniatría, pedago-lingüística, psicopatología, psiquiatría, la definición de las lenguas de programación, la normalización de los vocabularios, la planificación lingüística de los cambios por decisión administrativa; y por otra parte, la utilización de la estadística, informática, matemática, etc.
??¦ lingüística tradicional. [Alarcos, 1977]
(1.)? Ling. Medio de comunicación del pensamiento o del total de la psique humana.
S? logicismo, psicologismo.
??¦ lingüística transformacional. [Bellaterra, 1980]
(1.)? Ling. Concebida por Noam Chomsky, trata de dar razón explícita del conocimiento e ituiciones subyacentes a la facultad humana de hablar y comprender lenguajes.
infijo, ja.
adj. y n. m. Gram. Se aplica al afijo que se intercala en el interior de una palabra.
postfijo, ja.
<Del lat. post, después de, y fijo.>
1. adj. p. us. sufijo. Ú. m. c. s. m.
prefijo.
<Del lat. praefixus.>
2. m. Gram. Partícula con cierto valor pero sin significado independiente, que va inseparablemente unida a una palabra, al principio de ella.
raíces. [Alarcos, 1986]
(1.)? f. pl. Ling. Se dice en el plano pleremático las magnitudes constituyentes marginales.
raíz. [RAE Dic, 2002]
<Del lat. radix, -icis.>
6. f. Gram. Conjunto de fonemas mínimo irreductible que comparten las palabras de una misma familia; p. ej. am- en amado, amable, amigo, amor, etc.
?? Observese que esta acepción académica coincide plenamente (en esta añade amor en el ejemplo) con la que más adelante se indica con el número 9. de la voz: radical.
(11.)? Ling. plerema que reúne unidades lingüísticas que, con expresión pleremática idéntica, puede tener contenidos muy diferentes y heterogéneos. [Alarcos, 1986]
S? bilítero, cuadrilítero, pentalítero, radical, raíz, sextalítero, trilítero.
??¦ raíz autóctona. [Bosque & Demonte, 1999]
(1.)? Gram. La de valor léxico que puede presentar características fonotácticas propias.
??¦ raíz consonántica.
(1.)? Gram. Conjunto de consonantes que encierra la idea básica del vocablo, en las lenguas semíticas, y consta, normalmente, de tres letras, a las que se da el nombre de radicales, en algunos casos, pocas en número, menos frecuentes, son de cuatro radicales, de cinco, y hasta de seis; muchas partículas tienen sólo una o dos letras.
??¦ raíz de orden derivativo. [Bosque & Demonte, 1999]
(1.)? Gram. Argumento que justifica una estructura de la forma verbal, por las distintas formas que adopta cada constituyente raíz en la conjugación regular o irregular de los verbos españoles; puede ser por la naturaleza de los constituyentes verbales que interviene en la formación de palabras deverbales o compuestas.
??¦ raíz de orden flexivo. [Bosque & Demonte, 1999]
(1.)? Gram. Argumento que justifica una estructura de la forma verbal, por las distintas formas que adopta cada constituyente raíz en la conjugación regular o irregular de los verbos españoles; puede ser por el número de significados de tiempo, aspecto y modo; por el número de significados de número y persona, y por la vocal temática.
??¦ raíz no verbal. [Bosque & Demonte, 1999]
(1.)? Gram. Categoría verbal derivada, denominal o deadjetivo, que se pone de manifiesto en la vocal temática.
??¦ raíz verbal. [Bosque & Demonte, 1999]
(1.)? Gram. La que junto a la vocal temática constituye el tema verbal presente en las formas de la conjugación y en lasa formas derivadas deverbales.
radical. [RAE Dic, 2002]
<Del lat. radix, -icis, raíz.>
1. adj. Perteneciente o relativo a la raíz.
6. adj. Gram. Perteneciente o relativo a las raíces (de las palabras).
7. adj. Gram. Se dice de cada uno de los fonemas que constituyen el radical de una palabra.
9. m. Gram. Conjunto de fonemas que comparten vocablos de una misma familia; p. ej., am-, en amado, amable, amigo, etc.
?? Observese nuevamente que esta acepción académica coincide plenamente (en esta omite amor en el ejemplo) con la que más arriba se señala con el número 6. de la voz: raíz; lo que lleva más a confundir que a aclarar, la necesaria diferenciación entre raíz y radical. Recordaré lo dicho en un parrafo anterior:
— “...es preciso discernir entre raíz, constituida por una sucesión de fonemas cuyo numero, naturaleza y orden son constantes para el conjunto de las formas en las que aparece pues determina la base léxica de la palabra, y el radical, que también recibe el nombre de tema, pues es el elemento común, extraído por comparación, de una serie de palabras emparentadas y, singularmente, es analizable en raíz y sufijo de tema. En las lenguas en las que no existe esta diferenciación entre raíz y radical, se denomina radical al elemento común de una familia de palabras.”
?? Ling. El radical, consecuentemente, es una parte esencial de una palabra, que expresa su sentido principal, por oposición a las diferentes formas que esta palabra puede tomar por adición de un prefijo, infijo o sufijo, o de diversas flexiones casuales, personales, etc.
??¦ consonante radical.
(1.)? Fonét. La que tiene como órgano activo de su articulación el postdorso de la lengua.
??¦ flexión radical. [J. Molina, 1968]
(1.)? Ling. La que se da cuando en la articulación de un monema flexivo, se incorpora la desinencia a una raíz o a un radical sin ningún elemento de unión; v. gr.: en lat. re-s, cosa, o es-tis, sois.
S? flexión atemática, flexión radical.
sintaxis. [RAE Dic, 1992]
<Del lat. sintaxis, y este del gr. syntaxis, de syntássein, coordinar [de syntássö, disponer juntamente].>
1. f. Gram. Parte de la gramática, que enseña a coordinar y unir las palabras para formar las oraciones y expresar conceptos.
(1'.)? f. Gram. Parte de la estructura gramatical de una lengua que abarca las normas relativas a la combinación de las palabras en unidades más grandes (esencialmente, en oraciones), así como las relaciones contraídas por las palabras dentro de dichas unidades.
?? «Estudio de cómo las palabras y rasgos de entonación integran frases, cláusulas y oraciones, así como la interrelación de las mismas». [Salzmann, 1978]
(2.)? f. Ling. En sentido estricto, relación de los signos entre sí.
S? articulación. [Morris, 1938]
(3.)? f. Ling. Configuración secuencial de morfemas permisible en un lenguaje. [Bellaterra, 1980]
(4.)? f. Ling. Plano del estudio de los elementos de la forma del significado y de su combinatoria. [Pottier, 1974]
S? fonética, fonología, gramática, ortología, ortografía, morfología, morfosintaxis, prosodia, semántica.
?? «La distinción entre sintaxis (identificada con la gramática, considerada en su aspecto abstracto, categorial y funcional) y morfología (disciplina lingüística que estudia las formas, la sintaxis y las funciones) es un problema controvertido».
??¦ sintaxis figurada.
(1.)? Gram. Denominación de ciertas figuras de estilo que constituyen errores sintácticos.
S? elípsis, hiperbatón, pleonasmo, silepsis.
(2.)? Gram. La que se aparta de las leyes sintácticas generales del idioma por motivos expresivos.
S? figuras de construcción.
??¦ sintaxis funcional. [Martinet, 1968]
(1.)? Gram. Describe los medios de que dispone el hablante para comunicar la experiencia que tiene de la realidad. Las funciones son estudiadas a partir del criterio de la autonomía sintáctica y también a partir de la posición de los monemas y de criterios de forma y de sentido. Surgida de la escuela de Praga.
S? monemas funcionales.
??¦ sintaxis lógica del lenguaje.
(1.)? Ling. Teoría elaborada por el lógico-matemático Rudolf Carnap, a fin de demostrar que entre las relaciones lógicas y las relaciones sintácticas hay una coincidencia total.
?? «La lógica es parte de la sintasis». [Carnap, OJO]
??¦ sintaxis regular.
(1.)? Gram. La que obedece a las leyes sintácticas generales del idioma.
(2.)? Ling. La que pide que el enlace entre las palabras se haga del modo más lógico y sencillo.
??¦ sintaxis transformacional. [Chomsky, 1957]
(1.)? Ling. Gramática transformacional, o estudio de las relaciones sistemáticas existentes entre las frases de una lengua dada.
situación. [Alarcos, 1994]
(1.)? Gram. Conjunto de circunstancias especiales extralingüísticas que ayudan a interpretar correctamente un mensaje; según las circunstancias especiales, el significado de las palabras puede variar sustancialmente.
S? contexto de situación, contexto lingüístico, fenómeno extralingüístico.
??¦ situación de comunicación.
(1.)? Ling. Modificación de contenidos informativos diferenciales, sin coincidencia con la información codificada. [Chomsky, 1974]
(2.)? Ling. Comunión del sentido difícil de controlar; posesión simultánea e intencional del contenido trasmitido, en el que lo puesto en común implica a la vez una disparidad de sentido. [Núñez, 1977]
??¦ situación directa. [Chomsky, 1971]
(1.)? Ling. Contacto entre competencias en el código idéntico y preexistente del sujeto emisor y del sujeto receptor.
sociolingüística.
1. f. Parte de la lingüística que estudia las relaciones entre los factores sociales y el lenguaje.
sufijo, ja.
<Del lat. suffixus.>
adj. y n. m. Gram. Se aplica a los afijos pospuestos a la palabra que modifican.
superestrato.
1. m. Ling. Lengua que se extiende sobre el dominio de otra y que, finalmente, es abandonada por los hablantes. Es, por ejemplo, el caso del árabe, lengua de los invasores musulmanes, con respecto al romance.
2. Ling. Influencia que ejerce esa lengua y conjunto de rasgos lingüísticos en que se manifiesta.
tema.
<Del lat. thema, del gr. théma.>
5. Gram. Cada una de las formas de una raíz a la que se añaden los morfemas flexivos; son, por ejemplo, temas las formas tomadas por la raíz para los distintos grupos de tiempos en la conjugación de un verbo irregular.
vocablografía.
(1.)? f. Ling. Arte de componer vocablos o coleccionar todas las voces de una jerga técnica u ocupación determinada y descubrir y fijar su sentido y empleo de cada una de ellas.
vocablología.
(1.)? f. Ling. Tratado, ciencia o estudio especial de lo relativo a la analogía o etimología de los vocablos, que han de entrar en un vocabulario; la vocablología, complementa la lexicología como disciplina o tratado de los monemas, como unidad de primera articulación, que habrán de entrar en el diccionario de una lengua, o como reflexión teórica acerca de los problemas planteados por la elaboración de los diccionarios.

 

Gracias por su visita. Hasta la próxima

DICCIONARIOS_DIGITALES@telefonica.net
Apartado de Correos 1129 - 28080 - Madrid (España)

http://www.diccionariosdigitales.net/
http://www.fundaciondoctordepando.com/