Ciencias Históricas-8
ESCUDOS DE
MUNICIPIOS
SORIA

Desde Madrid - Spain -

Este LISTADO pertenece al Grupo de Ciencias Históricas

Motores de
BuSQUEDA



Búsqueda Avanzada


www.fundaciondoctordepando.com
Busqueda en la RED: www
www.diccionariosdigitales.com
www.google.com
www.diccionariosdigitales.net
www.digitaldictionaries.eu
TRADUCTOR - http://world.altavista.com/tr

Las armas de La Provincia de Soria: está ubicada en el sector oriental de la sub- meseta Norte, en la comunidad autónoma de Castilla y León. Limita al norte con La Rioja, al este con Zaragoza, al sur con Guadalajara y al oeste con Segovia y Burgos.
Su superficie es de 10.287 km2; y su población es de aproximadamente 94.396 habitantes.

Los Municipios de Soria son:

Abejar, Adradas, Agreda, Alconaba, Alcubilla de Avellaneda, Alcubilla de las Peñas, Aldealafuente, Aldealices, Aldealpozo, Aldealseñor, Aldehuela de Periáñez, Las Aldehuelas, Alentisque, Aliud, Almajano, Almaluez, Almarza, Almazán, Almazul, Almenar de Soria, Alpanseque, Arancón, Arcos de Jalón, Arenillas, Arévalo de la Sierra, Ausejo de la Sierra, Baraona, Barca, Barcones, Bayubas de Abajo, Bayubas de Arriba, Beratón, Berlanga de Duero, Blacos, Bliecos, Borjabad, Borobia, Buberos, Buitrago, Burgo de Osma-Ciudad de Osma, Cabrejas del Campo, Cabrejas del Pinar, Calatañazor, Caltojar, Candilichera, Cañamaque, Carabantes, Caracena, Carrascosa de Abajo, Carrascosa de la Sierra, Casarejos, Castilfrío de la Sierra, Castilruiz, Castillejo de Robledo, Centenera de Andaluz, Cerbón, Cidones, Cigudosa, Cihuela, Ciria, Cirujales del Río, Coscurita, Covaleda, Cubilla, Cubo de la Solana, Cueva de Agreda, Dévanos, Deza, Duruelo de la Sierra, Escobosa de Almazán, Espeja de San Marcelino, Espejón, Estepa de San Juan, Frechilla de Almazán, Fresno de Caracena, Fuentearmegil, Fuentecambrón, Fuentecantos, Fuentelmonge, Fuentelsaz de Soria, Fuentepinilla, Fuentes de Magaña, Fuentestrún, Garray, Golmayo, Gómara, Gormaz, Herrera de Soria, Hinojosa del Campo, Langa de Duero, Liceras, La Losilla, Magaña, Maján, Matalebreras, Matamala de Almazán, Medinaceli, Miño de Medinaceli, Miño de San Esteban, Molinos de Duero, Momblona, Monteagudo de las Vicarías, Montejo de Tiermes, Montenegro de Cameros, Morón de Almazán, Muriel de la Fuente, Muriel Viejo, Nafría de Ucero, Narros, Navaleno, Nepas, Nolay, Noviercas, Olvega, Oncala, Pinilla del Campo, Portillo de Soria, La Póveda de Soria, Pozalmuro, Quintana Redonda, Quintanas de Gormaz, Quiñonería, Los Rábanos, Rebollar, Recuerda, Rello, Renieblas, Retortillo de Soria, Reznos, La Riba de Escalote, Rioseco de Soria, Rollamienta, El Royo, Salduero, San Esteban de Gormaz, San Felices, San Leonardo de Yagüe, San Pedro Manrique, Santa Cruz de Yanguas, Santa María de Huerta, Santa María de las Hoyas, Serón de Nágima, Soliedra, Soria, Sotillo del Rincón, Suellacabras, Tajahuerce, Tajueco, Talveila, Tardelcuende, Taroda, Tejado, Torlengua, Torreblacos, Torrubia de Soria, Trévago, Ucero, Vadillo, Valdeavellano de Tera, Valdegeña, Valdelagua del Cerro, Valdemaluque, Valdenebro, Valdeprado, Valderrodilla, Valtajeros, Velamazán, Velilla de la Sierra, Velilla de los Ajos, Viana de Duero, Villaciervos, Villanueva de Gormaz, Villar del Ala, Villar del Campo, Villar del Río, Los Villares de Soria, Villasayas, Villaseca de Arciel, Vinuesa, Vizmanos, Vozmediano, Yanguas, Yelo.

Soria, la de los doce linajes. La ciudad en la ribera del padre Duero, abierta entre los cerros y el cielo. La de los dos poetas Gustavo Adolfo Bécquer y Antonio Machado. Ambos la cantaron, más el segundo que el primero. Pero hubo también otros escritores que dedicaron bellas páginas a Soria: Unamuno, Azorín y Gerardo Diego. Ahora bien, sobre todos ellos, está la sombra de Antonio Machado, el que paseaba en solitario, el camino que conduce a San Saturio.

Una ciudad de origen un tanto incierto, aunque se sabe que fue árabe, conquistada por los invasores musulmanes y que la primera vez que se hace mención de su nombre es allá por el año 868.

Pero antes, mucho antes de existir Soria como ciudad, ya se levantaba otra población cuyo nombre basta para que de inmediato se sienta admirado todo aquel que respete el valor y el sacrificio llevado hasta sus últimos límites, todo aquel que aliente dentro de sí el grito de libertad de los pueblos, todo aquel que prefiera la muerte a la esclavitud.

Un nombre, uno sólo, lo revela todo: Numancia.

Invisible monumento al valor humano. Sus ruinas se encuentran a ocho kilómetros de Soria capital y en al año 1.882 fueron declaradas monumento nacional.

No es para menos. La dominación romana se extendía por toda la Península Ibérica y todas las tribus autóctonas iban rindiéndose ante la fuerza del invasor. En el año 153 antes de Cristo, todo el peso de Roma cayó sobre la ciudad que se negaba a ser dominada y que sin detenerse ante su increíble inferioridad frente a las águilas romanas prefería la guerra antes que una posible esclavitud. Y ocurrió lo increíble. Que lo que en principio los cónsules romanos consideraron tarea fácil, se convirtió en una guerra que duró veinte años. Durante este tiempo se fueron sucediendo los generales romanos y uno tras otro fueron vencidos por los numantinos. Y así año tras año, firmándose de vez en cuando tratados que Roma jamás cumplía. Hasta que en el año 133 llegó a España el cónsul Escipión, llamado, "el Africano", el Vencedor de Cartago, que levantando campamentos en torno a Numancia se dispuso a rendirla por hambre. Por fin cayó Numancia.

Pero los romanos no entraron como vencedores, porque los numantinos prefieron prender fuego a su ciudad y morir entre sus ruinas antes de rendirse.

De su nombre original, poco puede decirse, ya que los datos son muy confusos. Quizás Soria venga del latín Dauria (Duero) pero nada puede asegurarse. La reconquista de la ciudad es también bastante incierta ya que mientras en algunos textos se da como efectuada por Alfonso "el Batallador", rey de Aragón, en otros se cita al conde Fernán González como el verdadero conquistador de la población, siendo así que el rey Alfonso fue el que algunos años más tarde inició su repoblación. No se puede conceder crédito total a la versión reflejada por algunos cronistas cristianos del siglo XIII al indicar que en los campos de Calatañazor, las huestes cristianas compuestas por castellanos, leoneses y aragoneses derrotaron al caudillo árabe Almanzor, en el año 1.002. Ciertas contradiciones y anacronismos hacen dudar de la autenticidad de esta batalla, que no queda reflejada en ninguna de las crónicas árabes que únicamente dicen que Almanzor regresó enfermo de una de sus campanas y murió en Medinaceli.

Ramiro II, el Monje, cedió Soria a Alfonso VII de Castilla, pero en 1.256 Alfonso X la dotó de un importante Fuero. A la muerte de Pedro I de Castilla, Enrique de Trastamara, al que se habían opuesto los habitantes de Soria, la cedió al francés Beltrán du Guesclín, el innoble caballero que pronunció aquello de : "Ni quito ni pongo rey, pero ayudo a mi señor", cuando viendo al bastardo de Trastamara debajo del rey don Pedro, agarró a este para colocarlo debajo y que así Trastamara pudiera apuñalarlo a placer. Los sorianos no estaban dispuestos a tener como Señor a semejante individuo con lo cual el francés, que la había recibido gratis, hizo el negocio vendiéndosela al mismo monarca que se la había regalado.

Pasó el tiempo y en 1.330 fue sede de Cortes convocadas por Juan I. Por su situación geográfica fronteriza entre Aragón, Castilla y Navarra, y, sobre todo, al albergar una numerosa población judía, Soria se convirtió en un importante núcleo urbano iniciando un importante desarrollo comercial. Pero a partir de los Reyes Católicos, Soria inicia su declive y su decadencia motivada por la expulsión de los judíos ordenada por aquellos monarcas. Pero esto no sucedió exclusivamente en Soria, sucedió en toda Espana que entró en una fase de despoblación a partir de aquel suceso. Para agravar la situación soriana, se inició la emigración de la nobleza a la corte, en el siglo XVIII. Durante la guerra de la Independencia, Soria organizó un regimiento dispuesta a enfrentarse a los invasores franceses. Ocupada por las tropas napoleónicas, la ciudad fue saqueada y virtualmente arrasada, con un incendio
que redujo a cenizas a más de trescientos edificios.

En lo alto, los cuatro escudos de las cabezas de patido y en lo bajo, los nueve escudos de los famosos doce linajes de Soria.

Con la brevedad que el espacio impone, esta es, en breves líneas la historia de Soria. Pero existe otra historia, aquella que se refiere a su pasado de esplendor, y que lo revelan las numerosas muestras del románico, exposición de arte que perdura a través de los siglos. A Soria se la llama "La ruta del Románico" y es verdad. Menudean las iglesias, las colegiatas y como broche de oro, la magnífica catedral de Burgo de Osma. Se vaya por donde se vaya, el románico sale al paso del visitante. Y existe también la Soria de los palacios y basta con citar al de los condes dc Gómara. La ciudad entera es un monumento.

Antonio Machado, sin ser soriano, cantó a Soria y las más hermosas páginas de su obra están dedicadas a la ciudad que tanto amó.

En la desesperanza y la melancolía
de tu recuerdo, Soria, mi corazón sa abreva
¡Tierra del alma toda, hacía la tierra mía
por los floridos Valles mi corazón te lleva!

Transcurre el río Duero pasando por tierras sorianas hasta llegar a la villa de Almazán, de su pasado conserva restos de murallas romanas. Alfonso "el Batallador" quiso rebautizar esta ciudad llamándola Placencia, pero el nombre no prosperó, subsistiendo el de Almazán. Es una villa donde las iglesias romanicas, algunas del siglo XIII, alternan con los palacios. En las primeras, ninguna como la de San Miguel, en la Plaza Mayor, uno de los monumentos románicos más importantes de la provincia. Respecto a los palacios, fuerza es citar al de Altamira cuya parte más antigua data del siglo XV. Siguiendo el curso del Duero se llega a la villa de Berlanga, dominada por su magnífico castillo, siendo su principal atracción su colegiata, edificada en el año 1.526, en estilo gótico. Nueve kilómetros más al Sur se halla la famosa ermita de San Baudilio, de estilo mozárabe, de principios del siglo XI, el más antiguo santuario cristiano de la provincia.

Burgo de Osma es una de las más más antiguas sedes episcopales de España, cuya fundación data de la época visigótica. En el lugar que ocupa su actual catedral existió un templo mucho más modesto, románico, a principios del siglo XII. Sería en vano hablar de las bellezas de esta catedral; hay que verla.

Las excelencias de la Villa de Burgo de Osma se extienden a la portada del Palacio Episcopal, la iglesia de las Carmelitas, el Hospicio y a la entrada de la Villa, la Universidad de Santa Catalina fundada por el obispo Acosta entre 1.551 y 1.554.

Hacia el Oeste se encuentra San Esteban de Gormaz, villa fortificada con iglesias románicas y un castillo árahe. No muy lejos de Burgo de Osma, un maravilloso paisaje. El cañón del río Lobos.

Medinaceli, a cuya entrada se levanta el gran arco romano, obra del siglo II después de Cristo. Desde el lugar que ocupa se observa todo un paisaje con el recuerdo de su época medieval y guerrera. Medinaceli la antigua Ocilis de los romanos, en el ano 153 antes de J.C. con la llegada de las legiones del cónsul Quinto Fulvio; y más tarde, la ciudad mora de Medina Selim, lugar donde murió el caudillo árabe Almanzor. Bella ciudad monumental que conserva muchos recuerdos de su pasado.

Agreda fue una pieza muy importante, que en el año 915 fue conquistada por Sancho Abarca y más tarde, en 1.119 Alfonso "el Batallador" inició su repoblación. Con un pasado moro del que se conserva un buen trozo de muralla y dos puertas. Su pasado hebreo también se hace presente con el barrio de la judería y un templo del que se afirma fue sinanoga. Y están sus iglesias románicas, algunas de las que, lamentablemente, subsisten pocos restos, como la de los Templarios, pero otras sí que están mejor conservadas y en ellas puede admirarse todo el románico en su esplendor.

Pero Soria todavía tiene más alicientes: sus pinares, con el pueblo de Vinuesa un lugar encantador, límpio, construido con amplio derroche de piedra. Lugar desde el que puede visitarse la Laguna Negra, rodeada de pinares, árboles que en nada tienen que envidiar a los de los bosques del Norte de Europa. Casas antiguas y señoriales que hablan de un pasado de nobleza. Morón de Almazán, San Leonardo, Ucero, y el pequeño pueblo de Calatañazor, surgido en la Edad Media.

Cada paso por la provincia de Soria es enfrentarse a un momumento del pasado. Imposible describir todos. Que, como último dato, la referencia al Monasterio de Santa María de Huerta, en el valle del Jalón, fundado allá por el año 1.172. Penetrar en el vetusto monasterio es tanto como hacerlo en un mundo de ensueño, acaso de leyenda.

Pero de leyenda viva ya que se trata de una joya, quizá la más principal, de la arquitectura cisterciense. Su fundación se debe al rey Alfono VII. Su exterior conserva, inmaculada, su primitiva
fisonomía.

Así es Soria. Un pasado que se contempla con respeto y admiración. Pero también, y hay que decirlo, con pena. Porque son muchos sus castillos que se derrumban sin que se haga lo más mínimo para conservarlos. Soria posee una infinita, incalculable riqueza monumental y pensar en cuanto se ha ido perdiendo produce tristeza. Queda mucho, muchísimo. Pero si no se adoptan los remedios y medidas necesarias que su conservación requiere, todo se irá perdiendo y una vez que esto suceda, ya nunca podrá ser recobrado.


ESCUDO DE SORIA (Provincia) -
ESCUDO DE SORIA (Ciudad) - En gules un castillo de piedra aclarado de azur. Bordura de plata anagramada con la siguiente leyenda: "Soria pura cabeza de Extremadura".

ESCUDO DE AGREDA - En campo de plata una cepa de vid terrazada, de sinople, adornada con racimos de púrpura.

ESCUDO DE ALMAZÁN - En campo de azur un árbol de sinople terrazado y ocho panelas rojas.

ESCUDO DE BARNUEVO - Escudo cuartelado: primero y cuarto de gules un castillo de oro aclarado de azur; segundo y tercero, en azur, una cruz trebolada, hueca.

ESCUDO DE CALATAÑAZOR - En campo de gules tres franjas de oro.

ESCUDO DE CHANCILLERES - En campo de plata un águila de azur. Bordura de gules con ocho castillos de oro.

ESCUDO DE DON VELA - Escudo cuartelado: primero y cuarto, jaquelado de oro y gules; segundo y tercero, en campo de plata veros de azur en punta.

ESCUDO DE EL BURGO DE OSMA - En campo de gules castillo de oro aclarado de azur.

ESCUDO DE MEDINACELI - En campo de azur un jinete montado sobre un caballo bardado de gules.

ESCUDO DE MORALES - Escudo cuartelado: primero y cuarto, en campo de oro, un árbol de sinople; segundo y tercero, en campo de plata, tres franjas de azur.

ESCUDO DE SALVADORES - En campo de gules, un creciente de plata ranversado; siete estrellas de ocho puntas en azur colocadas tres en el jefe y sus cantones, una en el abismo y tres en punta.

ESCUDO DE SAN LLORENTE - Escudo cuartelado: primero y cuarto de gules una estrella de ocho puntas, de oro; segundo y tercero, de azur, una flor de lis de plata.

ESCUDO DE SANTA CRUZ - En campo de azur una cruz anillada o trebolada, de plata, hueca.

ESCUDO DE SANTIESTEBAN - Escudo cuartelado: primero y cuarto en azur un creciente de plata ranversado de plata; segundo y tercero, de gules una cruz trebolada, de oro, hueca.



ESCUDO DE ABEJAR
ESCUDO DE ADRADAS
ESCUDO DE AGREDA
ESCUDO DE ALCONABA
ESCUDO DE ALCUBILLA DE AVELLANEDA
ESCUDO DE ALCUBILLA DE LAS PEÑAS
ESCUDO DE ALDEALAFUENTE
ESCUDO DE ALDEALICES
ESCUDO DE ALDEALPOZO
ESCUDO DE ALDEALSEÑOR
ESCUDO DE ALDEHUELA DE PERIAÑEZ
ESCUDO DE ALDEHUELAS, LAS
ESCUDO DE ALENTISQUE
ESCUDO DE ALIUD
ESCUDO DE ALMAJANO
ESCUDO DE ALMALUEZ
ESCUDO DE ALMARZA
ESCUDO DE ALMAZAN
ESCUDO DE ALMAZUL
ESCUDO DE ALMENAR DE SORIA
ESCUDO DE ALPANSEQUE
ESCUDO DE ARANCON
ESCUDO DE ARCOS DE JALON
ESCUDO DE ARENILLAS
ESCUDO DE AREVALO DE LA SIERRA
ESCUDO DE AUSEJO DE LA SIERRA
ESCUDO DE BARAONA
ESCUDO DE BARCA
ESCUDO DE BARCONES
ESCUDO DE BAYUBAS DE ABAJO
ESCUDO DE BAYUBAS DE ARRIBA
ESCUDO DE BERATON
ESCUDO DE BERLANGA DE DUERO
ESCUDO DE BLACOS
ESCUDO DE BLIECOS
ESCUDO DE BORJABAD
ESCUDO DE BOROBIA
ESCUDO DE BUBEROS
ESCUDO DE BUITRAGO
ESCUDO DE BURGO DE OSMA-CIUDAD DE OSMA
ESCUDO DE CABREJAS DEL CAMPO
ESCUDO DE CABREJAS DEL PINAR
ESCUDO DE CALATAÑAZOR
ESCUDO DE CALTOJAR
ESCUDO DE CAÑAMAQUE
ESCUDO DE CANDILICHERA
ESCUDO DE CARABANTES
ESCUDO DE CARACENA
ESCUDO DE CARRASCOSA DE ABAJO
ESCUDO DE CARRASCOSA DE LA SIERRA
ESCUDO DE CASAREJOS
ESCUDO DE CASTILFRIO DE LA SIERRA
ESCUDO DE CASTILLEJO DE ROBLEDO
ESCUDO DE CASTILRUIZ
ESCUDO DE CENTENERA DE ANDALUZ
ESCUDO DE CERBON
ESCUDO DE CIDONES
ESCUDO DE CIGUDOSA
ESCUDO DE CIHUELA
ESCUDO DE CIRIA
ESCUDO DE CIRUJALES DEL RIO
ESCUDO DE COSCURITA
ESCUDO DE COVALEDA
ESCUDO DE CUBILLA
ESCUDO DE CUBO DE LA SOLANA
ESCUDO DE CUEVA DE AGREDA
ESCUDO DE DEVANOS
ESCUDO DE DEZA
ESCUDO DE DURUELO DE LA SIERRA
ESCUDO DE ESCOBOSA DE ALMAZAN
ESCUDO DE ESPEJA DE SAN MARCELINO
ESCUDO DE ESPEJON
ESCUDO DE ESTEPA DE SAN JUAN
ESCUDO DE FRECHILLA DE ALMAZAN
ESCUDO DE FRESNO DE CARACENA
ESCUDO DE FUENTEARMEGIL
ESCUDO DE FUENTECAMBRON
ESCUDO DE FUENTECANTOS
ESCUDO DE FUENTELMONGE
ESCUDO DE FUENTELSAZ DE SORIA
ESCUDO DE FUENTEPINILLA
ESCUDO DE FUENTES DE MAGAÑA
ESCUDO DE FUENTESTRUN
ESCUDO DE GARRAY
ESCUDO DE GOLMAYO
ESCUDO DE GOMARA
ESCUDO DE GORMAZ
ESCUDO DE HERRERA DE SORIA
ESCUDO DE HINOJOSA DEL CAMPO
ESCUDO DE LANGA DE DUERO
ESCUDO DE LICERAS
ESCUDO DE LOSILLA, LA
ESCUDO DE MAGAÑA
ESCUDO DE MAJAN
ESCUDO DE MATALEBRERAS
ESCUDO DE MATAMALA DE ALMAZAN
ESCUDO DE MEDINACELI
ESCUDO DE MIÑO DE MEDINACELI
ESCUDO DE MIÑO DE SAN ESTEBAN
ESCUDO DE MOLINOS DE DUERO
ESCUDO DE MOMBLONA
ESCUDO DE MONTEAGUDO DE LAS VICARIAS
ESCUDO DE MONTEJO DE TIERMES
ESCUDO DE MONTENEGRO DE CAMEROS
ESCUDO DE MORON DE ALMAZAN
ESCUDO DE MURIEL DE LA FUENTE
ESCUDO DE MURIEL VIEJO
ESCUDO DE NAFRIA DE UCERO
ESCUDO DE NARROS
ESCUDO DE NAVALENO
ESCUDO DE NEPAS
ESCUDO DE NOLAY
ESCUDO DE NOVIERCAS
ESCUDO DE OLVEGA
ESCUDO DE ONCALA
ESCUDO DE PINILLA DEL CAMPO
ESCUDO DE PORTILLO DE SORIA
ESCUDO DE POVEDA DE SORIA, LA
ESCUDO DE POZALMURO
ESCUDO DE QUIÑONERIA
ESCUDO DE QUINTANA REDONDA
ESCUDO DE QUINTANAS DE GORMAZ
ESCUDO DE RABANOS, LOS
ESCUDO DE REBOLLAR (SORIA)
ESCUDO DE RECUERDA
ESCUDO DE RELLO
ESCUDO DE RENIEBLAS
ESCUDO DE RETORTILLO DE SORIA
ESCUDO DE REZNOS
ESCUDO DE RIBA DE ESCALOTE, LA
ESCUDO DE RIOSECO DE SORIA
ESCUDO DE ROLLAMIENTA
ESCUDO DE ROYO, EL
ESCUDO DE SALDUERO
ESCUDO DE SAN ESTEBAN DE GORMAZ
ESCUDO DE SAN FELICES
ESCUDO DE SAN LEONARDO DE YAGÜE
ESCUDO DE SAN PEDRO MANRIQUE
ESCUDO DE SANTA CRUZ DE YANGUAS
ESCUDO DE SANTA MARIA DE HUERTA
ESCUDO DE SANTA MARIA DE LAS HOYAS
ESCUDO DE SERON DE NAGIMA
ESCUDO DE SOLIEDRA
ESCUDO DE SORIA
ESCUDO DE SOTILLO DEL RINCON
ESCUDO DE SUELLACABRAS
ESCUDO DE TAJAHUERCE
ESCUDO DE TAJUEKO
ESCUDO DE TALVEILA
ESCUDO DE TARDELCUENDE
ESCUDO DE TARODA
ESCUDO DE TEJADO
ESCUDO DE TORLENGUA
ESCUDO DE TORREBLACOS
ESCUDO DE TORRUBIA DE SORIA
ESCUDO DE TREVAGO
ESCUDO DE UCERO
ESCUDO DE VADILLO
ESCUDO DE VALDEAVELLANO DE TERA
ESCUDO DE VALDEGEÑA
ESCUDO DE VALDELAGUA DEL CERRO
ESCUDO DE VALDEMALUQUE
ESCUDO DE VALDENEBRO
ESCUDO DE VALDEPRADO
ESCUDO DE VALDERRODILLA
ESCUDO DE VALTAJEROS
ESCUDO DE VELAMAZAN
ESCUDO DE VELILLA DE LA SIERRA
ESCUDO DE VELILLA DE LOS AJOS
ESCUDO DE VIANA DE DUERO
ESCUDO DE VILLACIERVOS
ESCUDO DE VILLANUEVA DE GORMAZ
ESCUDO DE VILLAR DEL ALA
ESCUDO DE VILLAR DEL CAMPO
ESCUDO DE VILLAR DEL RIO
ESCUDO DE VILLARES DE SORIA, LOS
ESCUDO DE VILLASAYAS
ESCUDO DE VILLASECA DE ARCIEL
ESCUDO DE VINUESA
ESCUDO DE VIZMANOS
ESCUDO DE VOZMEDIANO
ESCUDO DE YANGUAS
ESCUDO DE YELO

 

 


Gracias por su visita. Hasta la próxima

DICCIONARIOS_DIGITALES@telefonica.net
Apartado de Correos 1129 - 28080 - Madrid (España)
http://www.diccionariosdigitales.com/
http://www.fundaciondoctordepando.com/